• Conéctate
Los molinos de viento de La Mancha
Publicado el 08/11/2019

CulturaEspaña

Twitter Facebook 1 compartir

Los molinos de viento se construyeron por toda la Mancha y, aunque hoy en día no se utilizan para la molienda del grano, siguen siendo muy populares y una gran atracción turística. A continuación reunimos varios pueblos que hay que visitar para revivir escenas de la famosa novela Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes, donde Don Quijote creyó ver "desaforados gigantes".

  • Twitter
  • Facebook
  • Consuegra
    Consuegra

    La localidad toledana de Consuegra es el lugar que más molinos de viento conserva, un total de 12. Datan del siglo XIX y entonces se construyeron 13 pero uno desapreció. Cinco de ellos conservan su maquinaria en funcionamiento: el Bolero (que hoy en día es la Oficina de Turismo), Sancho (protagonista durante la Fiesta de la Rosa del Azafrán), Rucio (que acoge el Museo de la Molinería), Espartero y Mochilas. El resto de molinos son Mambrino, Vista Alegre, Cardeño, Alcancía, Chispas, Clavileño y Caballero del Verde Gabán (convertido en un gastromolino). Todos ellos se encuentran en el Cerro Calderico y el conjunto está dividido en dos por el Castillo de la Muela, uno de los mejor conservados de Toledo.

  • Tembleque
    Tembleque

    Tembleque, conocida como la Puerta de La Mancha, cuenta con 3 molinos de viento, de los cuales dos han sido restaurados recientemente por completo. Una parada imperdible en Tembleque es su preciosa Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural por ser una de las más bonitas de Castilla La Mancha.

  • Alcázar de San Juan
    Alcázar de San Juan

    En el Cerro de San Antón, en la localidad de Alcázar de San Juan encontramos un total de 4 molinos (Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona) de los 19 que hubo en su momento. Rocinante y Barataria son centros de interpretación musealizados , el primero dispone de una recontrucción de la maquinaria original del siglo XVI en la que se realizan moliendas tradicionales en determinadas fechas y el segudo acoge el Centro de Interpretación del paisaje manchego.

  • Campo de Criptana
    Campo de Criptana

    Sobre la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana podemos observar 10 molinos de viento, de los cuales 3 (Burleta, Infante y Sardinero) son del siglo XVI y fueron declarados Bien de Interés Cultural. Entre los siglos XVI y XVII se llegaron a contabilizar 34 molinos y, supuestamente, fueron estos molinos los que inspiraron a Cervantes para escribir el reconocido capítulo de la primera parte de Don Quijote cuando creía que eran gigantes.

  • Mota del Cuervo
    Mota del Cuervo

    En la localidad de Mota del Cuervo, provincia de Cuenca, se encuentran 7 molinos de los 23 de hubo en sobre esta sierra. Los molinos se encuentran en lo alto de una loma, en la Sierra, y desde lo más alto se observan unas vistas maravillosas, por lo que a la zona se le denomina "Balcón de la Mancha". De los siete molinos hay dos muy llamativos: el Gigante por su maquinaria en perfecto estado en el que se hace molienda todos los sábados por la mañana y el Zurdo, el único que se conserva totalmente original y cuyas aspas giran al contrario que las del resto. Los otros molinos son Cervantes, Piqueras, Goethe, Irak y Franz Grillparzer.

1