• Conéctate
Marruecos, un destino para food lovers
Publicado el 27/11/2017

CulturaMarruecos

Twitter Facebook

Ya sea por la diversidad de sus platos, sus intensos aromas o la cantidad de especias que utiliza, la gastronomía marroquí está considerada como una de las más ricas del mundo. Entre los lugares más famosos para degustar la cocina de Marruecos, la plaza de Djemaa El Fna, en Marrakech, ocupa el primer puesto. Sin embargo, no tendrás ninguna dificultad en encontrar un restaurante o un mercado ambulante en cualquier rincón del país que te haga deleitarte con alguna de sus especialidades.

  • Twitter
  • Facebook
  • Tajín, imprescindible en Marruecos
    Tajín, imprescindible en Marruecos

    Te presentamos uno de los platos más emblemáticos del país. El tajín, o tayín por su pronunciación, lo podremos encontrar en más de 300 formas diferentes: dulce o salado, con carne o pescado, acompañado de frutas o de verduras? las combinaciones son casi ilimitadas. Además, gracias a las especias, el sabor puede derivar en otras mil formas totalmente diferentes. Este plato es típico del sur de Marruecos, de Agadir o de Marrakech, donde el tajín es más reconocido.

  • Pastela, para las grandes ocasiones
    Pastela, para las grandes ocasiones

    Servido como entrante o como plato principal, la pastela, pastilla o basilla es original de la ciudad de Fez. Este plato es comúnmente preparado para eventos como las bodas o las grandes celebraciones. Se compone de una masa de hojaldre rellena de carne picada, maricos, pescados o pollo con almendras. Además, está cubierto de azúcar glas y canela. Solo apto para valientes.

  • Cuscús, popularidad bereber
    Cuscús, popularidad bereber

    Tradicionalmente, el cuscús se servía los viernes durante la comida. Sin embargo, hoy podemos comerlo sin tener en cuenta el día de la semana. El plato más famoso de Marruecos se compone de carne o mariscos, verduras (zanahorias, calabacín, nabo, coliflor...) y sémola de trigo al vapor. La mayoría de recetas varían según la región donde lo consumas, por lo que te advertimos que las combinaciones son, como siempre, casi ilimitadas. La sémola puede ser igualmente degustada sola, sin acompañamiento, o con leche fermentada.

  • Tanjia, una receta masculina
    Tanjia, una receta masculina

    La tanjia viene de Marrakech y la leyenda cuenta que es un plato de artesanos, hecho por los hombres y para los hombres. El objetivo era demostrar a la mujer que el hombre podía valerse por sí mismo a la hora de hacer la comida: cogió una vasija, la rellenó de todos los ingredientes que encontró en su camino y se dirigió al horno del Hamman, donde se comenzó a cocinar tradicionalmente. Para algunos dírhams, es necesario mantener la tanjia caliente en las cenizas durante al menos seis horas, tiempo de cocción de esta delicia. Una vez servida, se come con pan tradicional.

  • La rfissa, el plato de las madres
    La rfissa, el plato de las madres

    Original de Casablanca, la rfissa es un plato anclado durante siglos en las tradiciones marroquíes. Muy sabroso, la rfissa se prepara, generalmente, al tercer o séptimo día de un nacimiento, para dar fuerza a la nueva madre. Compuesto de finas hojas de meloui (crepes hojaldrados marroquíes) espolvoreado con salsa de pollo y lentejas, la rfissa está también perfumado con especias como la alholva o el jengibre.

1

Marruecos tiene algo para estimular nuestras papilas gustativas con sus deliciosos aromas. Su original cocina está influenciada por una multitud de culturas y pueblos como los abasíes, bereberes, moriscos, subsaharianos, surasiáticos, judíos, árabes y musulmanes en general. Esta increíble mezcla de culturas es la que alza su gastronomía como la mejor de África y una de las mejores del mundo.

La diversidad de su gastronomía es parte de la famosa hospitalidad del país. Té, pasteles, cuscús, tajines, sopas? Marruecos no sería lo que es hoy en día sin cocina rica en sabores y especias. Descubre esta selección de platos típicos marroquíes y corre a reservar un vuelo al país africano. Te aseguramos que después de este recorrido, tus ganas de visitar Marruecos se multiplicarán por mil.