Publicado el 10/10/2022

#Cultura #Reino Unido

Mount's Bay, la versión inglesa (y menos conocida) del Monte Saint-Michel

Situado en el condado inglés de Cornualles, el fabuloso Mount's Bay podría ser descrito como el primo hermano del conocido Mont Saint-Michel de Francia, si bien su popularidad entre los turistas internacionales es notablemente menor. A pesar de su magnificencia, ambos lugares están unidos por una leyenda que va más allá del mero parecido.

Todo el mundo conoce la pintoresca localidad francesa del Monte Saint-Michel. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, su territorio tiene la particularidad de transformarse de isla a colina según el nivel que alcance el agua que lo rodea debido a la subida y bajada de las mareas. Un espectáculo que, hasta ahora, se creía único en el mundo...Pero lo que mucha gente no sabe es que existe una copia casi exacta de este fascinante lugar en el Reino Unido. Se trata de St Michael's Mount, una pequeña isla localizada en el Mount's Bay, en el oeste de Cornualles. Pero esta casi perfecta homonimia no es lo único que tienen en común estos dos lugares. - © Shutterstock

Y es que ambas islas están dedicadas al Arcángel Miguel, quien, según la leyenda, apareció en cada uno de los dos lugares en diferentes momentos. Se dice que un grupo de benedictinos decidió construir una abadía en el monte de Saint-Michel para rendir homenaje al santo, que posteriormente sería transformada en la actual fortaleza, todavía visible para los visitantes.


La aparición del Arcángel San Miguel en dos lugares tan similares no sería casual. Segúna lgunas creencias, las dos islas simbolizan la relación entre Dios y el hombre; el agua aleja la isla del continente, del mismo modo que el mal y el bien unen y separan periódicamente al hombre de Dios.

Leyendas aparte, este rincón del Reino Unido ofrece a los visitantes unas vistas increíbles. Se puede acceder hasta él desde la cercana localidad de Marazion--cuando la marea está baja--o bien en ferry.
Una vez allí, podrás visitar el castillo que se encuentra en la cima de la montaña y que es habitado por la familia St. Aubyn desde el siglo XVII. El frondoso jardín que guarda celosamente entre sus muros es "acunado" por corriente del Golfo, que atempera el clima absorbiendo el calor durante el día y liberándolo por la noche.
El corazón de la ciudad se encuentra en la parte baja del pueblo. Unos 30 isleños viven y trabajan aquí, principalmente en la zona del puerto. Te invitamos a perderte entre las callejuelas de este lugar (casi) único. - © Shutterstock