• Conéctate
9 razones por las que visitar la ciudad griega de Tesalónica sin esperar al verano
Publicado el 21/03/2019

CulturaGrecia

Twitter Facebook

Grecia no debería ser únicamente un destino elegido para los meses de verano. Su encanto y su cultura hacen que sea uno de los lugares más visitados del Mediterráneo y por ello merece que durante todo el año los viajeros se propongan visitar cada uno de sus rincones. Una de las ciudades con más encanto de este país es Tesalónica, la segunda ciudad con más habitantes de Grecia, capaz de hipnotizar a cualquiera que se disponga a ver uno de sus atardeceres en el paseo marítimo

  • Twitter
  • Facebook
  • Comodidad en una gran ciudad
    Comodidad en una gran ciudad

    A pesar de ser la segunda ciudad con mayor número de personas en el país, Tesalónica se puede recorrer perfectamente andando y dejándose envolver por cada una de sus calles. Es una ciudad en la que el transporte no es indispensable para moverse, por lo que si lo que se pretende es dejar a un lado las metrópolis y escoger un lugar tranquilo pero que a la vez tenga una amplia lista de planes que realizar cada día de la semana, será sin duda el lugar perfecto. Por otro lado el precio de los taxis no tiene nada que ver con el de otras grandes ciudades en Europa, son muy baratos y por ello se convierten en la alternativa de las personas que prefieren optar por la comodidad.

  • Una localización perfecta
    Una localización perfecta

    Tesalónica se encuentra al norte del país heleno, por lo que si quieres realizar una ruta por todo el territorio de los Balcanes es un excelente lugar por el que empezar. Con el coche o utilizando el transporte público puedes cruzarte hasta Albania, Macedonia o Bulgaria (los países más próximos) y descubrir nuevos destinos, o también existe la posibilidad de optar por quedarse en el propio país y visitar la región griega de Macedonia, la cual cuenta con un gran valor histórico.

  • Multitud de monumentos en sus calles
    Multitud de monumentos en sus calles

    Visitar Grecia es dar un paseo por el pasado, y es que se trata de un país lleno de historia. Por ello no es de extrañar que Tesalónica sea el hogar de numerosos lugares de interés histórico, convirtiéndose en uno de los mejores destinos que visitar en cualquier momento del año sin la necesidad de tener que esperar a los meses de verano. A medida que paseas por la ciudad, tropezarás con diferentes ruinas y edificios que han visto muchas generaciones de personas pasando por allí. El Ágora Romana, la Rotonda y el Arco de Galerio son esos puntos de la ciudad que por nada del mundo te puedes perder si decides visitarla.

  • Su vida noctura: un tesoro
    Su vida noctura: un tesoro

    No es ningún secreto que los habitantes de este país mediterráneo saben como divertirse, y Tesalónica no es ninguna excepción. De hecho, se inluyó en la lista de las 10 ciudades con mejor vida nocturna del mundo en National Geographic. Pero a diferencia de muchas de las islas griegas que conocemos, los planes durante la noche no se detienen cuando el verano toca su fin, sino que durante todo el año los visitantes disponen de bastantes lugares donde disfrutar. Su amplio abanico va desde vibrantes bares dirigidos por distinguidos camareros hasta clubes llenos de famosos DJs, pasando por locales económicos dirigidos a los más jóvenes de la ciudad donde la música griega en vivo es la protagonista de la noche.

  • ¿Has oído hablar de su Parque Nacional?
    ¿Has oído hablar de su Parque Nacional?

    Aunque muchos no tengan conciencia de ello, Tesalónica cuenta con su propio parque nacional, el Parque Nacional Axios-Loudias-Aliakmonas, se encuentra a tan solo 10 kilómetros al suroeste de la ciudad y abarca nada más y nada menos que 38.000 hectáreas. Está situado entre los sistemas de humedales más importantes de Grecia y de toda Europa. Su interior ofrece diversos ríos, lagunas y marismas, y además se puede disfrutar de la llegada de numerosas aves acuáticas y rapaces durante la época del frío, convirtiendo este lugar en el hogar donde van a pasar los meses hasta que el calor invada de nuevo cada rincón de la región. Por lo tanto si te consideras un amante de la fauna o simplemente te encanta la naturaleza puede que esta se convierta en tu parte favorita del viaje en tu visita a Tesalónica.

1