• Conéctate
Núremberg, la gran ciudad desconocida
Publicado el 27/06/2018

CulturaAlemania

Twitter Facebook 3 compartidos

Esta ciudad medieval alemana, además de ser un lugar de memoria histórica es también un emocionante destino turístico en auge. La segunda ciudad más grande de Baviera guarada muchos secretos y lugares de encanto todavía por descubrir.

  • Twitter
  • Facebook
  • 1. El Castillo Imperial
    1. El Castillo Imperial

    El Kaiseburg o Castillo Imperial es una de las fortificaciones más importantes del Sacro Imperio Romano. Subir hasta allí te ofrecerá una de las mejores vistas de la ciudad desde las que contemplar la localidad desde lo alto. Estre 1050 y 1571 fue el lugar de residencia de los emperadores del Sacro Imperio Germano y es el emblema de la ciudad. El ascenso al castillo comienza en la iglesia San Sebaldo y a lo largo del recorrido se pueden encontrar plazas llenas de cafeterías y restaurantes. ¡Disfruta de unas vistas magníficas!

  • 2. Su casco histórico
    2. Su casco histórico

    Recorriendo la ciudad medieval se puede encontrar la plaza del Mercado, el centro de la ciudad. A su alrededor encontrarás hoteles, tiendas y restaurantes. Es conocida por el mercado que se instala en el centro de la plaza, en la que también se encuentra la Fuente Bonita, llena de color y con ¡40 figuras que la decoran! Si pasas por el Ayuntamiento de Núremberg, quizá no te parezca demasiado atractivo, pero allí se encuentran los calabozos medievales de la ciudad, lugar en el que los presuntos delincuentes pasaban la noche mientras se investigaba el caso. Recorriendo el centro podrás perderte en calles preciosas, como Weißgerbergasse y ver casas de cuento como la casa de Alberto Durero, en la que vivió el famoso artista alemán y una de las más bonitas que encontrarás.

  • 3. Su catedral y sus impresionantes iglesias
    3. Su catedral y sus impresionantes iglesias

    La glesia de Nuestra Señora es el edificio más bonito que encontrarás en la plaza. Es la primera iglesia de estilo gótico que se construyó en Franconia y se sitúo en el lugar que ocupaba la antigua sinagoga. Es famosa por el reloj que se puede encontrar en su fachada. Todos los días a las 12 se pone en marcha el carrillón y tiene lugar el desfile de los príncipes electores ante el emperador ¿emociante no? En la ciudad encontrarás varias iglesias increíbles como la iglesia de San Sebaldo, patrón de la ciudad o al iglesia de San Lorenzo en cuya plaza se sitúa la fuente de las virtudes.

  • 4. Sus canales y sus puentes
    4. Sus canales y sus puentes

    Pasear por la ribera del río Pegnitz es como trasladarse a un cuento. El río separa el casco antiguo de Núremberg en dos zonas: norte y sur. Para unir las dos partes encontrarás varios puentes como el de Max Brück, con unas preciosas vistas. Desde allí se puede ver Kettensteg el puente de hierro suspendido que se construyó en 1825. Desde el otro lado del puente se puede disfrutar de una de las panorámicas más increíbles de la ciudad en las que se puede ver la Casa del Verdugo y el Henkersteg o Puente del Verdugo. Este puente lleva desde tierra firme hasta la casa que se encuentra en una isla. ¡Déjate enamorar por estos lugares de ensueño!

  • 5. Visita sus museos
    5. Visita sus museos

    En Núremberg la memoria histórica se cultiva y se cuida a través de diferentes museos y memoriales. Destaca la "Raum 600" (sala 600) lugar en el que se celebraron los famosos juicios contra los Nazis y en los que durante 218 días, el tribunal oyó 240 testigos y evaluó más de 300.000 declaraciones juradas. Once meses después se pronunciaba la sentencia, todo un hito en la historia del derecho. También se puede disfrutar del Centro de Documentación sobre la Historia de los Congresos del Partido Nazi. Desde 1933 hasta 1938 Hitler realizó desfiles y mítines que se realizaban aquí. Otro de los museos a visitar es el Museo Neues de arte contemporáneo que contrasta con el estilo medieval de su entorno. Su interior se caracteriza por una escalera de caracol y una pasarela que conduce a través de los dos niveles del museo. En él se puede encontrar una sala que está dedicada al gran artista Gerhard Richter o algunas de las obras de Miguel Ángel Pistoletto.

1

Núremberg, asociada históricamente al nazismo y a los famosos juicios que se realizaron en ella, es sin embargo, una ciudad que esconde increíbles joyas todavía por descubrir. A medio camino entre Frankfurt y Múnich se encuentra Núremberg con sus murallas llenas de torres, sus callejuelas con las casitas típicas alemanas y sus pequeños puentes llenos de encanto.

Paseando por sus calles es imposible pensar que más del 90% de esta ciudad fue destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. La ciudad actual fue reconstruida de manera casi idéntica y surge de las ruinas, dejando una ciudad llena de contrastes. Además en el año 2000, la UNESCO declaró el Centro de Documentación y el Antiguo Terreno de Congresos del Partido Nacionalsocialista como la contribución oficial alemana al "Año Internacional por una Cultura de Paz". En 2001, Núremberg fue la primera ciudad en el mundo en recibir el premio de Educación Derechos Humanos de la UNESCO.

En esta ciudad podrás adentrarte en la memoria histórica y en su pasado. Si quieres descubrir algunos de los motivos por los que visitar esta ciudad alemana ¡sigue leyendo!