Los ocho lagos rosas más impresionantes del mundo
Publicado el 09/11/2017

NaturalezaEspaña

Twitter Facebook

La naturaleza a veces nos regala estampas insólitas. Y surrealistas. Hablamos de los lagos rosas, uno de los fenómenos más sorprendentes de nuestro planeta. Una pequeña bacteria y la alta concentración de sal son los responsables de estos paisajes de ensueño. Te invitamos a descubrir ocho que te dejarán sin palabras.

  • Twitter
  • Facebook
  • Lago Hillier en Australia
    Lago Hillier en Australia

    En la isla de Middle, cerca de la costa de Esperance de Australia, se encuentra este fantástico lago de color rosado. Hillier se alza como uno de los más impresionantes del planeta, no solo por su color, sino también por su tamaño y su entorno: el lago está rodeado de un frondoso bosque verde y un lago turquesa. Además en su cara norte las dunas también hacen acto de presencia. La fusión de todos estos elementos te dejará, como mínimo, sin palabras.

    © roboriginal/123RF
  • Parque Natural Regional de Camarga en Francia
    Parque Natural Regional de Camarga en Francia

    En el interior del Parque Natural Regional de Camarga, al sur de Francia, se ubican las salinas de Aigues-Mortes. La Flor de Sal de Camarga es una de las más apreciadas de todo el país. A lo largo de sus 14.000 hectáreas, podrán recorrerse bellos e impactantes paisajes, a la vez que se disfruta de la diversidad de su fauna. De camino al municipio es posible divisar un genuino lago de aguas rosas, gracias a la proliferación del alga dunaliella salina. En verano, la Oficina de Turismo de Aigues Mortes organiza visitas a las salinas.

    © stevanzz/123RF
  • Laguna Hutt en Australia
    Laguna Hutt en Australia

    Australia vuelve a ser protagonista. Al norte de la desembocadura del río Hutt se ubica una laguna salada del mismo nombre. Tiene forma alargada (14 kilómetros de longitud por solo 2,3 kilómetros de ancho) y está separada del Océano Índico por una barrera de dunas que mide menos de un kilómetro. Allí la concentración de sal es tan elevada que resulta casi imposible encontrar vida en su interior. Sin embargo, la naturaleza nos regala esta bella postal que quedará grabada por siempre en nuestra retina. No hay mal que por bien no venga.

    © konart/123RF
  • Laguna colorada en Bolivia
    Laguna colorada en Bolivia

    La naturaleza ofrece a Bolivia esta increíble laguna situada dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Anaroa, en el altiplano potosino y muy cerca de la frontera con Chile. Este mágico lugar alberga miles de flamencos sus aguas ricas en minerales y regala al visitante una estampa de película.

    © belikova/123RF
  • Lago Masazirgol en Azerbaiyán
    Lago Masazirgol en Azerbaiyán

    También conocido como Lago Masazir, este bello rincón está ubicado cerca de Baku, la capital de Azerbaiyán, y comprende una superficie de 10 kilómetros cuadrados. La alta concentración de sal que se da en sus aguas propicia el color rosado de su laguna y, además, sirve como abastecimiento para dos de las marcas de sal más famosas del país. De hecho, cerca del lago recientemente se construyeron dos plantas de producción para la explotación de la misma. En total, se estima que de su interior se recuperan 1,735 millones de toneladas de sal.

    © kerenby/123RF
1

Si tuviéramos que definir con una palabra estas creaciones de la naturaleza sería surrealista. Los lagos rosas se cuelan en algunos recónditos lugares de nuestro planeta y nos dejan estampas insólitas. De hecho, hay que parpadear varias veces para corroborar que realmente existen.

Un exceso de salinidad es, en principio, el principal responsable. La alta concentración de sal impide a los animales vivir en sus aguas, a excepción de las bacterias dunaliella salina y las halobacterias. Ambas utilizan un pigmento rojizo que tiñe de rosado las aguas en las que habitan. Un color que aumenta a medida que se evapora el agua y se concentra la cantidad de sal, produciéndose el reflejo de las bacterias rojizas en las profundidades.

A pesar de que este fenómeno no es muy abundante, podemos ver ejemplos de estos impresionantes milagros de la naturaleza repartidos por todo el planeta. Desde Australia hasta Azerbaiyán, pasando por Tanzania y, por supuesto, en España, estos son los ocho lagos rosas que te transportarán a una atmósfera más que evocadora.