• Conéctate
Las Palmas de Cera del Valle de Cocora
Publicado el 05/10/2018

CulturaColombia

Twitter Facebook 4 compartidos

Cuando se habla de un paisaje con palmeras, lo primero que viene a la cabeza es el mar, la arena, las playas paradisiacas. Pero no. En esta ocasión os vamos a descubrir un tesoro oculto en Colombia, un valle de palmeras localizado en la cordillera central de los Andes colombianos.

Cocora

Cocora
© javarman/123RF

Forma parte del parque natural de Los Nevados, en el departamento de Quindío. El valle de Cocora es uno de esos parajes naturales que cortan la respiración cuando llegas por primera vez. Naturaleza en estado puro, flora y fauna (mucha de ella en peligro de extinción) y el símbolo de Colombia: la Palma de Cera.

Salpicando los verdes valles de Cocora, entre la niebla típica del clima andino, estas palmeras crecen en su único refugio para poder sobrevivir. Llegan a alcanzar los 60 metros de altura. La cera que producen se usaba para fabricar velas hasta la llegada de la electricidad.
Este árbol tan especial como característico únicamente crece en esta zona del mundo, donde ponen un cuidado especial en su conservación, para que podamos seguir muchos años disfrutando del paisaje tan mágico que crean.

El valle de Cocora ofrece mucho más de lo que podamos imaginar. Además de los maravillosos paseos por sus senderos, al que se les suele dedicar una media de 4-5 horas para poder disfrutarlo al completo, en el valle puedes realizar múltiples actividades para que el recuerdo de tu viaje sea aún más increíble ¿será eso posible?

- Excursiones a caballo por los senderos, recorriendo todo el valle de Cocora de una forma diferente.

- Adoptar y sembrar una Palma de Cera. Una de las actividades de las que mejor recuerdo guardarás. Si disfrutas tanto del paisaje, puedes ayudar a preservarlo adoptando y sembrando una Palma de Cera.Tendrás un ejemplar con tú nombre después de realizar una especie de ritual donde te entregarán la plántula y te guiarán para su siembra. Además, podrás visitarla cuando te apetezca y será la excusa perfecta para volver.

- Pasar una noche en los campings de Cocora. Dormir más cerca que nunca de las estrellas, entre el silencio y el sonido de la propia naturaleza. Antiguamente se podía hacer acampada libre, lo que era toda una aventura, pero por desgracia se prohibió.

- Rutas de trekking por el valle y el parque nacional natural de Los Nevados

- Disfruta la auténtica comida cafetera del eje central de Colombia. El plato estrecha es la trucha, que la podrás encontrar preparada de mil maneras diferentes, acompañada de patacón.

Un paisaje para el recuerdo

Un paisaje para el recuerdo
© javarman/123RF

Un lugar de ensueño para los amantes de la naturaleza y las experiencias al aire libre que no puedes dejar de visitar en tu próximo viaje a Colombia.