• Conéctate
El Parque del Principito conecta con el niño que hay en ti
Publicado el 29/06/2020

CulturaFrancia

Twitter Facebook 1 compartir

"Todos los adultos han sido primero niños (pero pocos lo recuerdan)". Desde la página cero, Antoine de Saint-Exupéry dejaba muy claro que El Principito sería ese libro que hiciera a los adultos reconciliarse con su yo infantil. Casi 80 años después, su legado continúa, entre otras cosas, porque los adultos seguimos necesitando sentirnos niños de vez en cuando. El Parque del Principito está destinado a todos esos jóvenes inconformistas, independientemente de la edad que marque su carné de identidad.

Un destino para niños de 0 a 100 años

Un destino para niños de 0 a 100 años
© OPERAPRINCE

Dicen que un rayo no cae dos veces en el mismo lugar. Sin embargo, con los asteorides y los meteoritos no debe ocurrir lo mismo, ya que en 1492 cayó en la actual región de Alsacia el meteorito Ensisheim y en el año 2014, más de 500 años después, el asteoride B612 aterrizó en el mismo sitio. Se sabe que es ese y no cualquier otro asteroide porque con él llegó a la Tierra El Principito.

Desde entonces, él y el resto de personajes de la novela han estado muy ocupados en la complicada tarea de hacer visible lo esencial a través de la diversión y el aprendizaje. Tras un descanso más largo de lo habitual a causa de la pandemia, el Parque del Principito de Ungersheim reabre por fin sus puertas este sábado 4 de julio, con 34 atracciones y multitud de actividades para grandes y pequeños, relacionadas con el espacio, la aviación y la naturaleza.

Actividades

Actividades
© OPERAPRINCE

Gracias a las Preguntas Astronómicas (Questions Astronomiques), la primera actividad que proponemos, los visitantes pueden seguir la estela del asteroide B612 por todo el sistema solar. Una especie de concurso para aprender jugando en familia.

Aquellos interesados en la figura de Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) podrán conocerle un poco mejor gracias a la exposición sobre el autor y su legado. Los títeres también tienen su espacio en el Parque del Principito. Grandes y pequeños pueden disfrutar del espectáculo de marionetas El principito y la cigueña y descubrir la historia de El Principito de la mano del aviador en El aviador os cuenta.

Además, los intrépidos a pueden entrar en el avión de Saint-Exupéry o elevarse en globo a más de 150 metros y los más pequeños experimentarán la aventura acompañando al Principito de planeta en planeta en busca de la rosa en el Gran Cine en 3D.

Las mariposas tienen una presencia importante en el parque. Se puede observar la transformación de estos lepidópteros a través de la pantalla en el espacio Metamorfosis o verlos personalmente en el jardín o en los Invernaderos de las Mariposas, que albergan 257 especies. Además, este espacio nos brinda la posibilidad de disfrutar en plena naturaleza y entrar en contacto con palomas, pavos reales, corderos y zorros. De hecho, hay incluso un muro en el que dibujar corderos como le pide el Principito al aviador en la historia, pero esta vez con modelos reales.

Conoce a las mascotas. El Principito, el zorro y los demás personajes siempre están en el parque, así que no será difícil encontrarlos mientras paseas hacia el Jardín de Rosas.

Atracciones

Atracciones
© HADRIEN-PHOTOGRAPHIE/OPERAPRINCE

La Piedra del Trueno nos acerca a la historia del meteorito original, famoso por el ser primero que se conserva, que fue apodado así por el enorme estrépito que causó. En esta atracción, los pasajeros viajarán por el espacio a bordo de los 5 asteroides de la novela. Sin embargo, todo viaje cósmico entraña algún riesgo, y en esta ocasión un agujero negro será el responsable de traer complicaciones.

Viajar en una serpiente o atravesar el agua sobre una aeronave también es posible en este parque temático gracias a La Serpiente y Atlántico Sur, pero si lo que queremos es sumergirnos en las profundidades del océano podemos hacerlo a través de un viaje virtual en moto acuática en el Planeta Submarino en 4D.

En un simulador de vuelo, los futuros pilotos pondrán a prueba su capacidad para mantener el control en circunstancias adversas. Los más pequeños pueden aprender nociones básicas de conducción de aviones y globos en el carrusel, aunque también existe la opción de iniciarse en la tirolina, los balancines o las sillas voladoras.

Además, si recorremos el parque encontraremos una rayuela gigante, hinchables y camas elásticas para saltar, un laberinto en el que jugar a perderse y los chorros de agua de El Rocío del Desierto para refrescarnos. Sacar el lado aventurero no resulta nada difícil en el Parque del Principito.

El Aerobar del Bebedor

El Aerobar del Bebedor
© HADRIEN-PHOTOGRAPHIE/OPERAPRINCE

Después de tanto viaje es necesario reponer fuerzas y el Aerobar nos brinda la posibilidad de hacerlo suspendidos a 35 metros de altura. Desde este bar tan particular, además de tener una panorámica perfecta de las 25 hectáreas que componen el parque, se puede contemplar la balleza de Alsacia y los Vosgos y atisbar la Selva Negra o incluso los Alpes.

Entradas

La entrada se puede comprar a través de la página web del parque. En 2020, el precio por un día es de 21 por adulto y 17 por niño (de 1 metro a 14 años) o de 69 para 2 adultos y 2 niños comprando el billete familia. Si se reserva con al menos una semana de antelación a través de la web se puede obtener un descuento del 20%. También existe la posibilidad de comprar un pase para toda la temporada por importe de 52 el para los adultos, 38 el infantil y 159 para la familia (2adultos + 2 niños).