Perú, donde la naturaleza es poesía

NaturalezaPerú

Twitter Facebook Google+

Elegido en 2017 como el 'Mejor Destino Verde' de Sudamérica, Perú se presenta al visitante como un destino de ensueño. Sus 158 reservas naturales y su mágica biodiversidad consiguen clavarse en la retina de todo aquel que lo visita. Porque algunos paisajes pueden resultar efímeros con el paso del tiempo, pero los peruanos continuarán en la memoria del visitante para siempre.

El Perú más verde, más natural, más mágico aparece en escena. Hasta un total de 158 reservas naturales se emplazan dentro del país andino y ocupan más del 15% del territorio. Ahí es nada. Porque además de destacar por su ancestral cultura, por su reconocida gastronomía y por la hospitalidad de su pueblo, Perú concentra unas de las mejores reservas naturales del continente sudamericano y, por qué no decirlo, del mundo entero.

Allí la naturaleza tiene un papel fundamental a lo largo de toda su geografía, pues la flora y fauna están en pleno apogeo en cada uno de sus rincones. No nos extraña que los prestigiosos World Travel Awards de Sudamérica eligieran el país andino como el 'Mejor Destino Verde' de 2017. He aquí un recorrido por los cinco escenarios naturales más asombrosos, a la caza de todos sus secretos.

Parque Nacional del Huascarán

Parque Nacional del Huascarán
© estivillml/123RF

Recorrer este gran espacio protegido se convierte en una obligación en tu visita a Perú. Allí se encuentra la cadena de montañas tropicales más altas del mundo, en el departamento de Áncash. El parque está rodeado de inmensos glaciares que forman cristalinas lagunas como la de Llanganuco y ríos como el Santa, Marañón y Pativilca. Su belleza es sublime. Además, es una buena forma de conectar con la historia peruana gracias a sus 33 sitios arqueológicos con arte rupestre, tumbas o fortificaciones. Quizá por ello ha sido incluido en la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO y declarado, además, Reserva de la Biosfera por el mismo organismo.

Por si fuera poco, en su interior podemos encontrar más de 25 rutas para realizar senderismo y 102 circuitos para embarcarse en una escalada sobre el hielo y la roca, además de pistas de esquí y rutas para bicicleta de montaña. ¡Una opción perfecta para los que buscan aventura en estado puro!

Reserva Nacional Pacaya Samiria

En este recorrido por la naturaleza peruana no podía faltar un rincón selvático. La Reserva Nacional Pacaya Samiria es el área de bosque húmedo tropical inundable más extenso de la Amazonía Peruana y el segundo espacio natural protegido más grande del país, con una extensión superior a los dos millones de hectáreas. El objetivo principal de esta reserva es conservar el pez de agua dulce más grande del Amazonas, el paiche. Imprescindible visitar su laguna más famosa, El Dorado, considerada el corazón de la reserva por su gran variedad de fauna.

Sin duda, es uno de los mejores lugares para los apasionados del turismo de naturaleza. Hay tres circuitos principales, la cuenca Yanayacu-Pucate, la cuenca baja y media del río Samiria y la cuenca baja del Pacaya. Podrás realizar trekking, espeleología e, incluso, observación de aves, flora y fauna. ¿Qué más se puede pedir?

Parque Nacional del Manu

Parque Nacional del Manu
© ostill/123RF

Este fascinante Parque Nacional del Manu, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está habitado por comunidades nativas y rodeado de increíbles paisajes y exóticos animales. Y es que, la del Manu es una de las reservas con mayor biodiversidad del mundo que se encuentra situada en la región sur de Perú, entre Madre de Dios y Cuzco. Uno de sus mayores atractivos son las collpas, hábitat de bandadas de guacamayos, y su mirador de Tres Cruces, donde apreciarás la sierra andina y el bosque nublado. Además, en el parque habitan 30 comunidades que aún mantienen la lengua quechua. Conocerles será una experiencia, cuanto menos, inolvidable.

Reserva Nacional del Paracas

La Reserva Nacional de Paracas, situada a 250 kilómetros al sur de Lima, es perfecta para los amantes de la observación de aves. Podrás encontrar aves como el gaviotín peruano, la dormilona colicorta o el alcaravám huerequeque, entre otras. Esta reserva forma parte de una de las dos áreas naturales protegidas que da protección a especies como los lobos marinos, los pingüinos de Humboldt y a delfines o flamencos. Si te gusta la aventura también podrás realizar actividades como el buceo y kayak en las playas de La Mendieta o La Mina y, además, practicas sandboarding en las dunas de Paracas.

Reserva Nacional del Titicaca

Reserva Nacional del Titicaca
© rchphoto/123RF

En el altiplano que comparten Perú y Bolivia se emplaza a 3.812 metros sobre el nivel del mar el conocido lago Titicaca, un extenso manto de azules salpicado de islas y rodeado por la más salvaje vegetación. La Reserva Nacional del Titicaca protege la gran biodiversidad del lago, donde se encuentran más de 100 islas habitadas. Las comunidades de Uros y Uros Titino ofrecen varias actividades de turismo vivencial, una excelente oportunidad de empaparse de primera mano de la cultura local.

La totalidad del lado peruano del lago Titicaca ha sido reconocida como un humedal de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas. En esta reserva podrás realizar multitud de actividades como pasear en bote y vela en los totorales, acampar y, por supuesto, disfrutar de la hermosa naturaleza. Sin duda, un auténtico espectáculo para los cinco sentidos.

1 Me gusta 0 No me gusta
Redacción
Publicado el 13/11/2017
Twitter Facebook Google+
El fascinante contraste entre el verano y el invierno El fascinante contraste entre el verano y el invierno Snowholing: la nueva tendencia en los viajes de aventura Snowholing: la nueva tendencia en los viajes de aventura