• Conéctate
Un piloto derrama su café sobre el panel de control y el avión se desvía por razones de seguridad...
Publicado el 03/10/2019

TransporteIrlanda

Twitter Facebook 1 compartir

El poder del café no debe ser subestimado. Esta bebida puede despertarnos, pero también puede realizar algunas tareas en caso de ser derramado. Algunas de ellas llegan a ser impresionantes, como por ejemplo, secuestrar un avión. De hecho, este avión de la aerolínea alemana Cóndor fue desviado de su trayectoria por razones de seguridad después de que el piloto derramara su bebida caliente encima del panel de control... Os contamos que sucedió

Un pequeño despiste que podría haber terminado en tragedia

Un pequeño despiste que podría haber terminado en tragedia
© 123 RF

Hay cientos de razones para desviar un avión en el aire. Esto puede ser debido a las condiciones climatológicas, al mal comportamiento de algunos pasajeros turbulentos que o a un problema con la aeronave, pero también es posible que un vuelo pueda ser desviado a otro aeropuerto a causa de un café. Sí, sí, lo has leído bien, un simple café.

Esto es lo que sucedió en un vuelo transatlántico operado por Condor, que originalmente estaba programado para volar a la ciudad mexicana de Cancún desde Frankfurt, Alemania. Desafortunadamente, debido a un incidente con el café, el Airbus A330-243 se vio obligado a hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Shannon, Irlanda. Al piloto, de 49 años y sobre todo, con más de 13.000 horas de vuelo en su haber, le sirvieron una taza de café uno de los tripulantes de cabina. El problema es que la bebida carecía de cubierta hermética. Y en un gesto torpe, el café se derramó y el líquido caliente cayó sobre el panel de control.

Este pequeño accidente, cuyo impacto generalmente suele ser menor, hizo que salieses humo de los dispositivos de control y se sintiera un notable olor a quemado. Los botones se calentaron tanto que uno de ellos empezó a derretirse.

Antes de que la situación se deteriorase todavía más, el piloto decidió desviar la aeronave para repararla y realizar un vuelo seguro.

El informe oficial describía la situación con "importantes dificultades de comunicación con la tripulación de vuelo" y el requisito de llevar máscaras de oxígeno.

Una vez en suelo irlandés, el panel de mando fue limpiado, reparado y probado para ver si cumplía con las normas de seguridad. "Una vez que el avión fue inspeccionado y reparado por nuestro equipo de ingenieros, el vuelo continuó vía Manchester para así respetar las horas de operación legales de la tripulación", dijo un portavoz de Condor en un comunicado de prensa.

Para evitar que un suceso similar se repita, el portavoz añadió: "Recordamos a nuestras tripulaciones que deben manipular el agua o el café con cuidado y utilizar recipientes adecuados. Nos disculpamos por cualquier inconveniente que la desviación pueda haber causado a nuestros pasajeros."

A partir de ahora, las bebidas deberán servirse en recipientes adecuados con una tapa bien cerrada... No vaya a pasar algo todavía peor.