• Conéctate
Descubre los platos típicos en España según la comunidad autónoma (II)
Publicado el 10/04/2019

CulturaEspaña

Twitter Facebook

España ya no solo cuenta con una gran variedad paisajística, sino que su variedad gastronómica también resulta espectacular. Cada comunidad autónoma cuenta con una selección de platos típicos que todo visitantes debe probar antes de marcharse. Como a veces puede resultar un tanto difícil decidir qué plato probar, aquí os mostramos una lista de las comidas más populares de cada región. ¿Quieres saber cuáles son?

  • Twitter
  • Facebook
  • Castilla-La Mancha
    Castilla-La Mancha

    En castilla-La Mancha también saben muy bien cómo aprovechar los alimentos básicos y hacer de ellos grandes manjares. Las migas manchegas son uno de los platos claves en esta región, un alimento que se utilizaba en años anteriores para apaliar el hambre generada por guerras y hambrunas debido a su carácter económico. La base principal es el pan duro, acompañado con papada y panceta de cerdo, chorizo, tocino, longaniza, huevos fritos y uvas (una de las frutas más abundantes en este territorio). Aunque se puede comer en cualquier momento del año, los manchegos tienen como tradición comerlas siempre que finaliza la temporada de vendimia. Todo buen manchego también sabe realizar otra de las comidas típicas, las gachas, las cuales no resulta demasiado fácil de cocinar. La clave de este plato no es otra que la cantidad de agua que se utiliza para su elaboración, mientras que los ingredientes son escasos: harina de almortas, aceite de oliva, pimentón, tocino, ajos y sal. Si algún manchego te invita a comer gachas con él, lo más posible es que tendrás que tomarlas directamente de la sartén y cogerlas con pan y no con una cuchara ¡como manda la tradición! En la mancha también podemos deleitarnos con el queso, la pipirrana, el pisto manchego, ajo arriero o caldereta, entre muchos otros platos.

  • Castilla y León
    Castilla y León

    Otra de las tierras con gran riqueza en su gastronomía es Castilla y León, en la cual puedes encontrar diferentes platos dependiendo la provincia en la que te encuentres. ¿Hay alguien que no haya oído hablar de la morcilla de burgos o el cochinillo de Segovia? Al contrario que en otras provincias y comunidades, en Burgos las morcillas van rellenas de arroz y en Segovia los el cochinillo se corta con un plato, el cual se partirá fácilmente si está bien cocinado y tierno ¡algo que todos los comensales que visitan esta ciudad quieren ver! Por otro lado será en Ávila donde te comas el mejor chuletón o en Soria los torreznos más crujientes, que no son más que tiras de tocino y piel fritos o tostados a la parrilla. En Valladolid se puede probar su famosa gallina en pepitoria, un plato típico cuya salsa lleva un sofrito de cebolla, ajo, laurel, harina, vino blanco, azafrán y almendras, mientras que los zomorenses os mostrarán con orgullo su arroz a la zamorana, elaborado con productos de matanza y pimentón dulce. Pero si hay un plato que comparte toda la región, este es la sopa de ajo, elaborada con ajos de la huerta zamorana, el que cuenta incluso con su propia feria durante las Fiestas de San Pedro.

  • Madrid
    Madrid

    La capital de España es uno de los lugares más visitados por turistas de todos los rincones del mundo, por lo que su gastronomía no puede dar lugar a decepciones. Su popular cocido madrileño está compuesto por tres partes: sopa, garbanzos y carnes ¡una verdadera delicia! Por su parte, los callos tienen fama de tratarse de un plato fuerte para aquellos que nunca lo han probado, compuesto por morro y tripas de ternera (limpiados y desinfectados previamente para posteriormente cocinarlos), pudiéndose encontrar en casi cualquier restaurante de la ciudad. Los puestos con bocadillos de calamares invaden con su olor las calles de Madrid, haciendo que cualquiera se vea en la necesidad de probarlos antes de marcharse. Asimismo, los madrileños sacan su lado más dulce con los deliciosos churros, que junto con un chocolate caliente tendrás un perfecto desayuno en una de las ciudades más importantes.

  • Comunidad Valenciana
    Comunidad Valenciana

    Con tan solo escuchar el nombre de esta región, la palabra paella se nos viene a la mente a la velocidad de la luz, y no es para menos. Se trata de una receta a base de arroz elaborada en una paellera junto con ingredientes varios como judías verdes, pollo, conejo o ajos (dependiendo del gusto de quienes lo vayan a comer). Además de la paella, los habitantes de la Comunidad Valenciana también son los mejores en hacer diversos tipos de arroz como pueden ser el arroz negro, a la banda, con costra, al horno o del senyoret. En esta selección, no podía faltar el esgarraet, un plato cuyos ingredientes principales son el bacalao en salazón, el pimiento rojo asado, unos cuentos dientes de ajo y aceite de oliva, un plato que además de ser uno de los favoritos para cocinar por las familias de la comunidad valenciana, también es una tapa típica en los bares de esta región. Otros de las comidas típicas son la olla valenciana, el aspecant, los buñuelos de calabaza o los famosos fartons, uno de los dulces que más se han esparcido en España durante la temporada de verano, acompañados muchas veces de un vaso de horchata valenciana bien fría, como no.

  • Murcia
    Murcia

    Si visitas Murcia no tendrás ningún problema a la hora de comer, ya que incluso estarás deseando probar todos los platos que muestran su menú. El pastel de carne es uno de los platos más antiguos de toda la región: es una masa de hojaldre rellena de algunos ingredientes como huevo duro, chorizo, ternera y especias. El secreto está en la masa, y es que no siempre es fácil que quede perfecta, aunque los murcianos tienen gran experiencia en su elaboración (se cuenta que este plato remonta la edad media). Por otro lado también son unos especialistas en el mundo de las tapas, haciendo que todos los turistas pruében la marinera, una tapa cuyo ingrediente principal son los las anchoas. Si en lugar de este pescado decidimos poner boquerones, esta tapa recibe el nombre de marinero. Este plato se elabora haciendo una base de rosquillas de pan, la cual se cubre con ensaladilla de atún, aceitunas, patatas, vinagre y mayonesa, coronándolo así con los boquerones o las anchoas. Además de estos, es imposible marcharse sin que el aroma de los paparajotes, los michirones, el caldo del Mar Menor o el zarangollo nos envuelva incitándonos a probarlo todo.

1