• Conéctate
Cinco grandes playas para mantener la distancia social
Publicado el 11/07/2020

SociedadEspaña

Twitter Facebook 2 compartidos

La playa, ese lugar donde olvidarse de las preocupaciones más allá de que no se caliente la bebida ni se llene la comida de arena, este año tampoco está libre de inquietudes. El verano y las vacaciones ya están aquí, pero el coronavirus no se ha ido. A pesar de las dudas e inseguridades, nadie puede resistirse a la arena caliente ni al sonido del mar. Por eso, hoy hacemos una recopilación de cinco grandes playas en las que, a priori, será más fácil mantener la distancia social dadas sus dimensiones.

  • Twitter
  • Facebook
  • Playa de Castilla, Huelva - 20 kilómetros
    Playa de Castilla, Huelva - 20 kilómetros

    Así se conoce a la zona costera que va desde Doñana hasta Mazagón y que, en realidad, es un conjunto de playas. Además de una extensión de 20 kilómetros, cuenta con un enclave declarado monumento nacional de Andalucía, El Acantilado del Asperillo. Es el acantilado de dunas fósiles más alto de Europa y se extiende a lo largo de 12 hectáreas. Desde abajo, se puede ver el contraste de colores entre las diferentes capas formadas por arena, materia orgánica y otros materiales, algunos de más de 14.000 años de antigüedad. Un paraíso natural digno de contemplar en el que, sin embargo, habrá que renunciar a algunas comodidades: no hay aseos, duchas, ni hamacas o kioskos, pero el paisaje lo merece.

  • Playa de Cofete, Fuerteventura - 12 kilómetros
    Playa de Cofete, Fuerteventura - 12 kilómetros

    El Cofete se encuentra en la parte occidental de la Península de Jandía, Fuerteventura. Esta playa virgen de más de 12 kilómetros de longitud es impresionante, tanto por sus dimensiones como por su entorno. El macizo de Jandía, que cuenta con los picos con más altitud de toda la isla, protege esta playa de arena volcánica por el este, creando un paisaje surrealista que bien podría ser el escenario de una película de ciencia ficción. De hecho, en ella se rodaron algunas escenas de Exodus: reyes y dioses (2014) y en el Parque Natural de Jandía se convirtió en la tierra natal de Han Solo en el gran fracaso de Star Wars: Han Solo: Una historia de Star Wars (2018). El gran problema de esta playa es que el acceso en coche es difícil y, además, no es la más cómoda si lo que se busca es un mar tranquilo y un viento en calma. Sin embargo, también puede ser una gran ventaja: los valientes que se atrevan a ir podrán disfrutar de bastante espacio.

  • Playa Carnota, A Coruña - 7 kilómetros
    Playa Carnota, A Coruña - 7 kilómetros

    Es una de las playas más largas de Galicia, con 7 kilómetros de longitud. Con bajamar supera los 500 metros de anchura en ciertas partes. Es una playa de arena fina y aguas cristalinas con forma de media luna. De un lado, el mar; del otro, dunas y marismas completan la postal y hacen del lugar un espacio natural de interés medioambiental. En esta playa desemboca el río Vadebois formando la Boca do Río, la parte más popular de la playa pero también la más peligrosa. Además, en Carnota hay petroglifos y otros restos prehistóricos y dos castros celtas en Mallou y Lira. En esta playa sí hay duchas y un baño público, además de un aparcamiento a la entrada.

  • Playa de Sant Pere Pescador, Girona - 6,3 kilómetros
    Playa de Sant Pere Pescador, Girona - 6,3 kilómetros

    Esta playa de la Costa Brava mide 6,3 kilómetros de largo y es ideal para los amantes del deporte. Dos de sus zonas están consagradas al kitesurf, aunque tambien hay servicios de alquiler de embarcaciones de vela y patines. En 2019, se celebró en Sant Pere Pescador el Campeonato del Mundo de Windsurf. La playa cuenta con 3 zonas de aparcamiento y bares.

  • Playa de San Juan, Alicante - 6,2 kilómetros
    Playa de San Juan, Alicante - 6,2 kilómetros

    Más de 6 kilómetros componen este arenal con palmeras y aguas cristalinas, formado por las playas de Muchavista y San Juan en Alicante. A San Juan, como se conoce popularmente el conjunto, no le falta de nada: cuenta con paseo marítimo, chiringuitos y áreas destinadas a la práctica de deportes como el windsurf, el voley playa, o el fútbol. Además, hay aparatos de ejercicio y espacios de juego para los más pequeños. También se pueden alquilar embarcaciones de pedales y, por supuesto, hay aparcamientos, duchas y lava pies, y hamacas y sombrillas. Otro gran punto a su favor: en verano cuenta con áreas lúdico-pedagógicas dirigidas a personas con discapacidad intelectual y, además de ser accesible a personas con movilidad reducida, les ofrece servicios de acompañamiento y asistencia al baño. La única pega que se le puede sacar a un sitio así es que, a pesar de su tamaño, la playa suele tener bastante ocupación.

1