• Conéctate
¿Por qué viajar a la Martinica una vez en la vida?
Publicado el 01/10/2019

CulturaMartinica

Twitter Facebook 1 compartir

Si no te has enterado del verano y quieres alargarlo un poco más, un viaje al Caribe puede ser tu solución. Te animamos a conocer la Francia más exótica en donde tomarte un cóctel mientras disfrutas de un encuentro con los franceses insulares de carácter jovial. Sin el agobio propio de otros destinos caribeños pero pudiendo disfrutar de los mismos paisajes, te contamos por qué la Martinica se convertirá en tu destino de ensueño.

La historia que esconde

La historia que esconde
© 123rf

La Martinica es una isla de origen volcánico y que pertenece a la región ultra periférica de la Unión Europea. Debe su nombre a Cristóbal Colón quien la conquistó en 1502. Un siglo después fue ocupada por los franceses y actualmente está administrada por el gobierno de Francia. Es por ello que se habla francés al igual que en el resto del país. Aunque a su vez existe otra lengua, el criollo, que es la lengua más extendida de las Antillas y que se habla igualmente en otras islas como Guadalupe, Guayana y Haití.

Su flora y fauna inabarcable

Otro de los motivos que hacen de esta isla un lugar excepcional es la biodiversidad de su flora y fauna. Especialmente en la zona norte de la isla encontrarás naturaleza en estado puro pues no dejamos de estar en el Caribe. La Martinica es un lugar húmedo y tropical y, por tanto, la vegetación crece rápidamente y encontramos cantidad de bosques inundando el paisaje. Se sabe que tiene toda una selva tropical compuesta por helechos y árboles de caoba que puedan llegar a alcanzar los 45 metros de altura y que se utilizan con fines de construcción. En cuanto a la fauna también es de lo más variada. Entre los animales autóctonos, destacan los manikous, las iguanas verdes o las serpientes.

Las playas propias del Caribe

Pero sin pensárnoslo dos veces nos quedamos con sus playas. Si tu intención es de bañarte en una playa paradisíaca, ve al sur de la isla, en Santa Ana. Quedarás embelesado de la playa Salines. Con temperaturas que rondan los 30 grados, puede ser una buena idea practicar deportes náuticos tales como windsurf. Y sino el simple hecho de ir a cualquier de estas playas para perderte y no pensar puede ser una experiencia de lo más gratificante.

Su variada y multicultural gastronomía local

Por último, la gastronomía de la Martinica es muy diversa debido a la variedad de sus gentes. Hay influencias de todo tipo: europeas, africanas, indias y caribes, lo que logra una amplia variedad de productos. Se puede destacar el poulet boucané, un pollo ahumado que se considera de lo mejor de la comida callejera. Pero sin duda lo más característico de esta zona es el ron al igual que en otros puntos del Caribe. Concretamente en Martinica se produce el Ron Agrícula, que tiene su propia denominación de origen.

¿Te animas a conocer el Caribe francés?

¿Te animas a conocer el Caribe francés?
© 123rf