• Conéctate
Porto Santo, un paraíso caribeño en pleno Atlántico
Publicado el 10/07/2019 50 compartidos

CulturaPortugal

Twitter Facebook 50 compartidos

Rodeada de aguas turquesas cálidas, Porto Santo cuenta con una impresionante playa de 9 kilómetros de arena dorada y fina con propiedades terapéuticas. Además, el clima tropical, con una temperatura media que oscila entre los 26 grados en el verano y los 16 grados en invierno hace que Porto Santo pueda visitarse en cualquier época del año, siendo además un destino lleno de posibilidades para satisfacer los gustos más exigentes.

La naturaleza: la dueña del paisaje

La naturaleza: la dueña del paisaje
©Eugene Sergeev/ 123RF

Fue la primera isla descubierta del archipiélago de Madeira. De hecho, el año pasado se celebró su sexto centenario. Porto Santo es uno de esos destinos para redescubrir, un paraíso idílico en el que la naturaleza sigue gobernando. Su playa de 9 kilómetros cuya arena es tan dorada y fina y sus aguas cálidas y transparentes quizás te recuerden al Caribe, pero recuerda que estás en Atlántico, a escasos 500 kilómetros de la costa africana. Su arena, además, posee propiedades terapéuticas únicas por su composición de carbonato de calcio en forma de calcita y por sus aguas ricas en calcio, magnesio y yodo.

La belleza de la isla no se limita solo a su playa, sino que Porto Santo ofrece caminos y senderos que conducen a paisajes espectaculares, como en el Pico de Facho, el Pico de Ana Ferreira o el Pico do Castelo, rutas a las que se puede acceder a pie, en bici, jeep o incluso a caballo.

Es imprescindible conocer la ciudad y capital, Vila Baleira, que presume de la hospitalidad de sus 6.000 habitantes, de su encanto especial y de mantener un estilo que recuerda a historias y momentos del pasado, desde que fuera descubierta en 1418 por una tripulación portuguesa. De hecho, en la Casa Museo de Cristóbal Colón, se explican el origen y la historia de la isla y donde vivió el descubridor, en su paso por Porto Santo, tras su matrimonio con Filipa de Moniz, hija del primer Capitán Donatario de Porto Santo, Bartolomeu Perestrelo.

Ideal para cualquier momento del año

Ideal para cualquier momento del año
© Eugene Sergeev/ 123RF

Todas estas experiencias de naturaleza, cultura e historia se acompañan de un clima maravilloso, que destaca por tener durante todo el año una temperatura que oscila entre 16 y 26 grados, con escasez de lluvias, predominio del sol y la posibilidad de bañarse en sus playas en casi todos los meses del año.

Porto Santo, ubicada a escasos 50 kilómetros de su hermana mayor, Madeira, es un paraíso que visitar durante los 365 días del año. Rodeada de aguas turquesas, la isla cautiva a todo aquel que la visita. Un lugar en el que descansar y desconectar del terrenal mundo. No querrás irte.