• Conéctate
¿Recorrerías el mundo a través de estos medios de transporte tan singulares?
Publicado el 26/11/2018

TransporteItalia

Twitter Facebook 12 compartidos

Cuando viajamos lo hacemos por tierra, mar o aire. Atravesamos océanos, montañas, lagunas, ríos, carreteras y hasta desiertos. Y, a veces, lo hacemos en medios de transporte realmente sorprendentes, en los que nunca antes habíamos montado. Muchos forman parte de las arraigadas costumbres de su país o región. Hoy te presentamos los medios de transporte más sorprendentes del mundo en este artículo. ¡Hay algunos realmente increíbles!

  • Twitter
  • Facebook
  • <b>Las trajineras</b>
    Las trajineras

    Las trajineras son un tipo de embarcación típica del sur de Ciudad de México, utilizadas para el transporte de personas en la zona lacustre de Xochimilco y Tlahuac. La trajinera está diseñada para navegar por aguas tranquilas y poco profundas y transportar entre 10 y 25 personas. Un sistema de pértigas apoyadas en el fondo de la laguna permite que la embarcación se desplace. Son utilizadas para el transporte de turistas que quieren explorar la hermosa cuenca lacustre y para transportar mercancías. Las trajineras también son conocidas por su colorida decoración.

  • <b>Los carros de cesto</b>
    Los carros de cesto

    No solo es un medio de transporte útil y rápido, es también una atracción muy divertida. Si viajas a Madeira, descubrirás que una de las principales actividades turísticas es descender desde el Monte hasta Funchal en uno de sus famosos carros de cesto. Se trata de una antigua tradición en la que dos carreiros vestidos de blanco y con sombrero de mimbre, conducen y empujan el trineo fabricado con madera y mimbre durante una travesía de 20 minutos. Los carreiros son muy habilidosos ya que la travesía tiene una gran pendiente y utilizan sus propias botas como frenos. Los turistas viven una experiencia de auténtica emoción.

  • <b>Los noris</b>
    Los noris

    Una de las mejores formas de explorar Camboya es a bordo de un nori, conocido entre los viajeros como tren de bambú e instalados en el país por los colonos franceses. Se trata de un vehículo ferroviario improvisado que puede alcanzar una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora. Los noris se construyen con una tabla de madera cubierta con listones de bambú. Incluyen dos barras para hacer tracción e ir empujando el vagón. Hoy muchos de ellos cuentan con un pequeño motor eléctrico por lo que no es necesario empujar. Este curioso transporte conecta los pueblos de O Dambong y O Sra Lav y el trayecto de ida y vuelta dura aproximadamente 40 minutos. El viaje es toda una aventura pero aunque hoy es una atracción turística, el nori sigue siendo usado por los locales para transportar, por ejemplo, el arroz, pues en él han llegado a transportar hasta tres toneladas de este alimento. Fueron construidos además con la finalidad de poder ser sacados e incorporados fácilmente a las vías, ya que al haber solo un camino es necesario sacar uno de los Noris cuando se encuentran de frente o uno de ellos alcanza al otro. Pero la gran ventaja de este transporte es poder disfrutar al aire libre de los paisajes y de la naturaleza camboyana.

  • <b>El camión paquistaní</b>
    El camión paquistaní

    Además de impresionantes paisajes y montañas, Pakistán destaca por la decoración de sus camiones. Este medio de transporte es típico en el país, aunque también los puedes encontrar en la India. Cada rincón del camión es decorado: la tapicería de los asientos, el techo, las ruedas, el volante? Todo se pinta y se adorna con pegatinas y accesorios para que sean lo más coloridos posibles a la vez que originales, pues no puede haber otro camión que se le parezca. Para el propietario del camión es un orgullo decorar su herramienta de trabajo y que este sea reconocido entre los demás. Estos camiones están además reconstruidos con madera. Sí, has leído bien: madera. En esta obra de arte participan desde soldadores a carpinteros, pintores y diseñadores. Todos unidos para realizar una cuidadosa transformación.

  • <b>La góndola</b>
    La góndola

    La góndola no es solo un medio de transporte sino un icono de la ciudad de Venecia, Italia. Aunque hoy sirve como atracción turística, su origen queda lejos de esta utilidad. La historia de la góndola nace con la necesidad de conectar las más de 100 pequeñas islas que componen Venecia. Pero la escasa profundidad de la laguna y la estrechez de los canales no permitía comunicarlas con los modelos de barco tradicionales. Por esta razón se crearon las góndolas, capaces de adaptarse tanto a la geografía del terreno como a la fisionomía de la persona que la iba a dirigir, conocida como gondolero, ya que sus brazos actúan como motor de la misma. Se cree que las primeras góndolas datan del año 697, aunque la primera referencia escrita aceptada es de 1094. A pesar de que su diseño ha ido modificándose con el tiempo, hoy todas pesan 700kg, usan ocho tipos de madera, miden 10'87 metros de largo, 1'42 de ancho y un lado es 24 centímetros más largo que el otro para compensar el peso del gondolero. Sin duda, descubrir la insólita Venecia atravesando sus canales en góndola, es una experiencia única e irrepetible.

1