• Conéctate
6 lugares únicos de los que disfrutar durante una escapada a Budapest
Publicado el 16/04/2019

CulturaHungría

Twitter Facebook

Budapest, llamado también el París del este es una de las ciudades más entretenidas de Europa y tiene mucho que ofrecer. Visitar el edificio del parlamento o pasear por el Castillo de Buda seguramente estén en la parte superior de tu lista cuando visites este lugar. El Danubio divide la capital húngara en dos, aportándole un encanto único y peculiar, lo cual hará que sea una de esas ciudades que permanecen en tu memoria incluso cuando ya te has ido

  • Twitter
  • Facebook
  • Iglesia Rupestre de Budapest
    Iglesia Rupestre de Budapest

    En la parte de la ciudad llamada Buda, se puede encontrar una cueva con una enorme cruz. La leyenda cuenta que este lugar solía ser el hogar de un monje ermitaño, la cual permaneció cerrada desde los años cincuenta hasta 1989 (el gobierno comunista prohibió el culto en la iglesia y cerró su entrada), cuando el comunismo cayó en Hungría. Esta iglesia rupestre es muy diferente del resto de templos que componen la ciudad, está decorada con sencillez y su forma se ciñe a la forma que tienen las rocas. Por si se trataba de poco, el interior guarda una copia de la Virgen Negra de Czestochowa y una pintura de San Kolbe, un monje polaco que dio su vida a cambio de proteger a otros prisioneros en el campo de concentración de Auschwitz.

  • Castillo de Vajdahunyad
    Castillo de Vajdahunyad

    Este castillo no es la típica obra arquitectónica que te encuentras fácilmente en cualquier ciudad que visites. Cuatro estilos diferentes de arquitectura han contribuido a la imagen que guarda hoy en día: gótico, renacentista, barroco y románico. Lo que hace que este lugar sea aún más interesante es que comenzó como una exhibición hecha de madera y cartón, pero a medida que comenzó a recibir una gran cantidad de visitantes decidieron convertirla en una estructura permanente en el año 1904. Además, está al lado del Balneario Széchenyi, por lo que este lugar también se convierte en un sitio obligatorio a la misma vez que visitas el castillo.

  • Balneario Széchenyi
    Balneario Széchenyi

    Se trata sin lugar a dudas de uno de los mejores balneario de toda Europa. ¿Os imagináis estar metidos en un espacio abierto donde la temperatura del aire está por debajo de los 0ºC? Durante la noche es fácil ver como se evapora el agua, inundando todo el lugar de una especie de neblina que le aporta un toque mágico. Los visitantes juegan al agua bajo la luz de la luna, mientras otros deciden comenzar el recorrido por las piscinas interiores, las cuales juegan con el agua fría y el agua valiente (solo válidas para los más valientes).

  • Biblioteca Szabo Ervin
    Biblioteca Szabo Ervin

    Esta biblioteca única y encantadora no se puede encontrar en la mayoría de las guías de Budapest. Era la antigua mansión de un aristócrata del siglo XIX, y en 1931 el ayuntamiento decidió comprar este edificio para convertir sus habitaciones en salas de lectura. Al entrar en esta biblioteca posiblemente creerás que entras a uno de esos palacios de hace 400 años cuyas salas están invadidas de turistas, sin embargo tan solo encontrarás jóvenes estudiantes y cientos de libros abiertos sobre las mesas, ¿increíble verdad?

  • Funicular de la colina
    Funicular de la colina

    Se trata del segundo funicular que se construyó en Europa, siendo inaugurado en 1870, pero la segunda Guerra Mundial lo dejó casi destruido. Sin embargo, los húngaros no querían perder la única forma sencilla que tenían de subir al castillo de Budapest, por lo que fue totalmente reparado y reinaugurado en 1986. Si no te apetece demasiado andar, el frio es insoportable o simplemente quieres probar la experiencia de subir en este funicular, será la mejor opción para visitar para disfrutar de una de las mejores vistas que ofrece la capital húngara.

1