• Conéctate
Qué ver en Sintra
Publicado el 18/04/2020 , Modificado el 04/05/2020

CulturaPortugal

Twitter Facebook 2 compartidos

Bosques, castillos, jardines laberínticos... Sintra es un lugar de cuento. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, la ciudad esconde innumerables tesoros. La gran belleza de esta localidad y su proximidad a Lisboa le han convertido en uno de los destinos más visitados de Portugal. Y no es de extrañar, porque es una ciudad absolutamente increíble.

  • Twitter
  • Facebook
  • Palacio Da Pena
    Palacio Da Pena

    Una intencionada mezcla de estilos y colores convierten al Palacio Da Pena en uno de los más originales del mundo. Además, su ubicación elevada y los jardines que lo rodean crean una atmósfera de cuento que se magnifica cuando se recorre por dentro. Este majestuoso castillo, construido sobre las ruinas de un monasterio medieval del que aún se conservan vestigios como el claustro o la capilla, constituye una de las principales expresiones del romanticismo del siglo XIX. Fue el rey consorte Fernando II quien adquirió los terrenos en 1838 y decidió edificar un palacio para convertirlo en residencia de verano de la familia real portuguesa. Desde 1889 es propiedad del Estado.

  • Castillo de los Moros (Castelo dos Mouros)
    Castillo de los Moros (Castelo dos Mouros)

    Esta construcción medieval también se encuentra en la cima de una colina. Esta fortificación construida tras la conquista musulmana de la Península Ibérica se convirtió en un punto estratégico de la conquista cristiana de Portugal y pasó a ser propiedad de la corona en 1147 tras la toma de Lisboa. La fortificación tiene un perímetro de 450 metros circundado por dos anillos de muros y almenas que rodean la colina. En los muros encontramos varias torres que aunque conservan la ubicación original, no el aspecto, ya que el castillo fue remodelado en numerosas ocasiones. Las vistas desde la parte alta son impresionantes debido al gran desnivel. El Castelo dos Mouros ofrece una espectacular panorámica de la ciudad de Sintra y del Palacio Da Pena.

  • Quinta da Regaleira
    Quinta da Regaleira

    Si el Palacio da Pena y el Castelo dos Mouros nos transportan a otras épocas, la Quinta da Regaleira es el lugar en el que nuestra imaginación volará a otros mundos. Esta enigmática construcción de principios del siglo XX fue diseñada por el entonces propietario de la finca, António Augusto Carvalho Monteiro -apodado, por su gran fortuna, 'Monteiro de los Millones'- y el arquitecto italiano Luigi Manini. Para su diseño, Manini recopiló ideas por toda Europa y para la construcción Monteiro se encomendó al saber hacer de reputados escultores, talladores y jardineros. El resultado fue un lugar inspirado en el romanticismo y con una mezcla de arquitecturas románica, gótica, renacentista y neo-manuelina donde cada detalle cuenta. Se han encontrado referencias a la mitología y al Olimpo, a Dante, a Virgilio y a los templarios de la Orden de Cristo. La Quinta da Regaleira tiene todos los ingredientes para alimentar el misterio: un palacio, una capilla, frondosos jardines atravesados por grutas, pozos, torreones, fuentes, un lago y extrañas construcciones cargadas de simbología. Para que puedas recorrerla por libre, con la entrada te entregarán un mapa del recinto. Te recomendamos ir sin prisa y disfrutar de la experiencia al máximo porque la Quinta da Regaleira tiene tanto por descubrir que perderse en sus jardines siempre es igual a encontrar.

  • Palacio Nacional de Sintra
    Palacio Nacional de Sintra

    Es el palacio más antiguo de la ciudad y el palacio real mejor conservado de todo el país. Fue residencia real desde el siglo XV hasta finales del XIX. En sus orígenes, este castillo fue habitado por los gobernantes de la Taifa de Lisboa y en el siglo XII, tras la Reconquista, pasó a ser propiedad del rey Alfonso I el Conquistador. Sin embargo, su aspecto actual, mezcla de estilos árabe, mudéjar, gótico y manuelino, se remonta al siglo XV, cuando el rey Juan I ordenó su reconstrucción. En 1668, el futuro Pedro II declaró a su hermano -entonces monarca- Alfonso VI incapaz de gobernar y se convirtió en Príncipe Regente. Envió a Alfonso a vivir a las Azores durante unos años y desde 1676 lo recluyó en este palacio hasta su muerte en 1683.

  • Palacio de Monserrate
    Palacio de Monserrate

    Este palacio se construyó a mediados del XIX como residencia de verano para la familia del Vizconde de Monserrate sobre las ruinas de una mansión de estilo neogótico. Aunque el actual palacio concentra todo el lujo y esplendor de su época dorada, el anterior también destacaba por su belleza, tanto que el célebre poeta Lord Byron lo describió en su obra Las peregrinaciones de Childe Harold. El romanticismo predomina tanto en el Palacio como en el perímetro del parque, con pagodas, una cascada y jardines botánicos que acogen especies de diferentes partes del mundo organizadas por áreas geográficas. El Palacio de Monserrate se encuentra a unos 4 kilómetros del centro histórico de Sintra pero se puede llegar en transporte público y merece la pena hacer el esfuerzo. Los jardines, las estancias, los techos, la decoración de los muros... todo está cargado de exotismo y en perfecta armonía.

1