Publicado el 07/06/2019

#Novedad #Tailandia

Tailandia lanza un recorrido para invidentes por varios puntos del país

Gracias a este programa diseñado por Nutty's Adventures, los viajeros con discapacidad visual podrán disfrutar de los principales monumentos y lugares de interés de Tailandia a través de otros sentidos como la vista y el olfato.

Una nueva manera de descubrir los atractivos del país Thai

Una nueva manera de descubrir los atractivos del país Thai © GLBBX2@GMAIL.COM / 123RF

La Oficina de Turismo de Tailandia, de la mano de Nutty's adventures , ha lanzado un itinerario especialmente diseñado para personas invidentes donde el tacto, el gusto y el olfato cobran especial relevancia. El programa tiene una duración de cinco días e incluye la visita de Bangkok, Kanchanaburi, Ayutthaya y Rayong. El circuito comienza en la capital tailandesa con la visita de sus principales atracciones como el Wat Po (o Templo del Buda Reclinado) y el Wat Arun y culmina por la mañana en el mercado de las flores, donde los participantes podrán oler y palpar algunas de las ofrendas más bonitas que los tailandeses compran a diario para llevar a los templos. Por la tarde, el viaje continúa camino a Kanchanaburi para visitar el famoso puente sobre el río Kwai antes del check-in en el hotel.

Al día siguiente se realizará un recorrido en el trepidante "Tren de la Muerte" y después podrán relajarse en Hot Springs en Saiyok antes de salir hacia Ayutthaya, sitio monumental declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el camino se realizará una parada para visitar la comunidad de Baan Bang Mae Mai donde realizar distintas manualidades y artesanías locales. Una vez en la antigua capital del reino de Siam, los viajeros saborearán la cena sintiendo la brisa del crucero en barco arrocero que les llevará por el río.

El viaje continúa en Pattaya, lugar en el que el visitante tendrá la oportunidad de recorrer el jardín botánico de Suan Ning Nooch y acercarse a tocar a los majestuosos elefantes del parque. Tras la comida llega el momento de relajarse sintiendo la arena y las olas en la playa en Rayong.

El último día y antes de regresar a Bangkok, como colofón, se visita una granja de frutas tropicales, uno de los principales productos de la zona, para aprender sobre su cultivo y hacer degustaciones de mangosteen o rambután, entre otras sabrosas frutas.