Asaltando los tesoros naturales de Kenia
Publicado el 14/11/2017

NaturalezaKenia

Twitter Facebook

Kenia es un clásico destino para aquellos que quieran emprender un auténtico viaje a través de la naturaleza. Esta región posee numerosos lugares ubicados en plena sabana, muchos de ellos convertidos en áreas protegidas y siempre bajo la mágica luz africana. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Parque Nacional de Meru

Parque Nacional de Meru
© appstock/123RF

Nada mejor que comenzar nuestro viaje por Kenia que en esta joya natural. El Parque Nacional de Meru se encuentra a unos 350 kilómetros de Nairobi y se alza como uno de los más famosos y conocidos del país gracias a sus 870 kilómetros cuadrados de superficie y la gran variedad de fauna que lo habita. Eso sí, las marismas y las hierbas altas que lo rodean a veces complica el acceso. Ahí es donde reside su encanto.

Allí los turistas pueden disfrutar de un inolvidable safari en familia, en pareja o con amigos, pues la variedad de fauna es inigualable: elefantes, leopardos, hipopótamos, leones? Además, la reserva alberga algunas especies en peligro de extinción como el rinoceronte o el búfalo. Gracias a sus múltiples espacios, podrá observar una variada fauna, específica de ciertas regiones de África. Por su fuera poco, sus espectaculares paisajes harán las delicias de los amantes de los vastos horizontes.

Reserva Nacional de Samburu

Reserva Nacional de Samburu
© wrobel27/123RF

En el mismísimo corazón de Kenia, a lo largo del río Ewaso Ng'iro, se encuentra la Reserva Nacional de Samburu. El clima semiárido característico de la región propicia la abundancia de arbustos y de pequeñas acacias que forman paisajes excepcionales. Pero la fauna tampoco se queda atrás. En tu visita descubrirás especies poco comunes como el avestruz Somalia, la cebra de Grevy, la gallina de Guinea Vulturine o el antílope jirafa.

Los mejores momentos para acercarte a explorar los rincones de este mágico lugar son los meses de diciembre a junio, después de la temporada de lluvia. Durante esta época el lugar se transforma en un verde intenso y atrae a muchos más animales.

Parque Natural de Amboseli

Parque Natural de Amboseli
© byrdyak/123RF

Para admirar el Kilimanjaro es necesario visitar el Parque Natural de Amboseli, el único que puede ofrecer la imagen clásica de una manada de elefantes frente al impresionante macizo. Imprescindible acercarse durante el atardecer. Te prometemos que la imagen quedará grabada, para siempre, en tu retina.

Aunque su superficie es relativamente pequeña, allí podrás disfrutar de un sorprendente safari gracias a la variedad de especies que la habitan. Hay gacelas, hipopótamos, ñus y jabalíes. También aves como las grullas coronadas y grandes pelícanos blancos. En cuanto a la flora, el mejor lugar para contemplarla es alrededor de las zonas de agua: palmeras enanas, papiros, juncos y aulagas serán las más frecuentes.