• Conéctate
The Ocean Clean Up: la salvación del Pacífico en pausa para ser reparada
Publicado el 15/02/2019 1 compartir

Medio ambienteEstados Unidos

Twitter Facebook 1 compartir

Cada vez son más los plásticos que se acumulan en los mares y océanos de todo el mundo, haciendo que se formen grandes islas de residuos tremendamente perjudiciales para la fauna y la flora acuática, así como también para los seres humanos. La fundación The Ocean Cleanup desarrolló un sistema flotante para limpiar las aguas del Océano Pacífico, pero en estos momentos se encuentra gravemente dañado y necesita repararse

Construido para limpiar las aguas

Construido para limpiar las aguas
© Eurokinissi/ 123RF

La ONG de Greenpeace ha revelado un dato alarmante para el medio ambiente: cada año se producen entre 8 y 12 millones de toneladas de plástico que terminan su vida útil en los océanos. Un joven empresario holandés de 24 años, Boyan Slat, quiso dar una respuesta a cómo limpiar las aguas en el menor tiempo posible, y para ello instauró el pasado 8 de septiembre desde San Francisco una barrera flotante de 600 metros de longitud para retirar al menos el 50% de los residuos. Se decidió colocar a medio camino entre Hawai y California, donde se encuentra la ?isla de basura? o ?gran mancha de basura en el Pacífico?,la zona de acumulación de plásticos más grande del mundo.

Este sistema, también llamado Wilson o Sistema 001, está estabilizado en el agua con un ancla flotante y su objetivo es concentrar los desperdicios para retirarlos con ayuda de embarcaciones y poder reciclarlos en la medida de lo posible, todo ello en un máximo de cinco años a partir de 2020, año previsto en el que se finalice su implantación. Esta barrera actúa en movimiento bajo la acción del viento, el sol y las olas para capturar todos los plásticos o otros elementos perjudiciales que encuentre en su paso.

Retirado para su arreglo

El 20 de diciembre de 2018 este sistema sufrió un daño severo: perdió un pedazo de su cadena de barreras flotantes. Debido a ello, le es imposible retener los residuos que debe atrapar provocando así la fuga de estos. En la actualidad, la barrera está siendo reparada en la isla de Hawai, a 1300 kilómetros de donde se encontraba, esperando a que esté lista para volver a poner en marcha su labor y continuar así limpiando la basura del Pacífico.



El 20 de diciembre de 2018 este sistema sufrió un daño severo: perdió un pedazo de su cadena de barreras flotantes. Debido a ello, le es imposible retener los residuos que debe atrapar provocando así la fuga de estos. En la actualidad, la barrera está siendo reparada en la isla de Hawai, a 1300 kilómetros de donde se encontraba, esperando a que esté lista para volver a poner en marcha su labor y continuar así limpiando la basura del Pacífico.

A pesar de que haya habido problemas con el funcionamiento de Wilson, su creador manifiesta que esperaba que hubiese que arreglar algunas cosas antes de que el proyecto fuese completamente operativo, ya que este sistema no se había llevado a cabo nunca antes. Debido a que algunos de los problemas que causaron el daño fueron la baja velocidad de su movimiento y la pesadez de su carga, se ha propuesto ampliar el arco de la barrera flotante, para así poder capturar más viento y olas para hacerlo más rápido. Por ello tendremos que esperar a que la reparación toque su fin para volver a verlo navegar por aguas del Pacífico y seguir con una de las mejores ideas para depurar las aguas que los propios humanos hemos dañado teniendo un comportamiento poco ético para el medio ambiente.