• Conéctate
Un viaje a América del Norte para fotografiar el Bosque de Sahuaros
Publicado el 19/09/2019

CulturaEstados Unidos

Twitter Facebook 2 compartidos

Si quieres descubrir un bosque fuera de lo convencional te animamos a viajar hasta Norte América. Ubicado en uno de los desiertos más grandes del mundo, el bosque de Sonora, logrará captar toda tu atención.

Un bosque para visitar una vez en la vida

Un bosque para visitar una vez en la vida
©123rf

Entre Estados Unidos y México, encontrarás un extenso bosque de cactus en medio del desierto de Gila. Se conoce como el Bosque de Sahuaros del estado de Sonora. Los sahuaros es el nombre por el que se conoce a estos enormes cactus en sus primeros años de vida pues una vez crecen se les llama cardones. Llegando a alcanzar una altura de entre 12 y 18 metros y con un diámetro de 65 centímetros, conforman uno de los rincones más fotografiados del Norte de América. En este desierto el ecosistema es totalmente diferente ya que se alcanzan unas temperaturas extremas, pasando fácilmente de los 50 grados durante el día hasta soportar los vientos más salvajes cada noche. A pesar de lo que supone esta diferencia radical de temperaturas, la fauna y flora han conseguido adaptarse y vivir en este entorno.

Los beneficios de los cactus de Sonora

Los beneficios de los cactus de Sonora
©123rf

Son muchos los beneficios que aportan los cactus de Sonora. Entre ellos, dan sombra a todo turista que lo visite y suponen la fuente de alimento tanto para aves como insectos, entre otras especies animales. También son portadores de semillas que comen las lagartijas y otros reptiles. Pero lo más curioso es el hecho de que incluso los seres humanos han sido capaces de vivir en este desierto. Es el caso de la comunidad seri, un grupo indígena que antiguamente, habitaba la isla más grande de México, la isla Tiburón. Debido a que la isla fue declarada reserva natural en 1965, los seris tuvieron que desplazarse al desierto. Así que aunque a simple vista parezca un paisaje desolador cada vez son más los que se animan a descubrirlo. ¿Te animas a ser el siguiente?