• Conéctate
Vacunación Internacional: la salud también viaja
Publicado el 24/04/2019 2 compartidos

CulturaEspaña

Twitter Facebook 2 compartidos

Desde hoy y hasta el próximo martes, se celebra la Semana Mundial de la Vacunación, con el objetivo de promover la inmunización contra las enfermedades. Con esta excusa desde Easyviajar te revelamos cuáles son las enfermedades endémicas más comunes contra las que vacunarse, sus síntomas, en qué zonas del mundo se dan, y cómo evitar contraerlas durante los viajes. Porque ya corremos bastantes riesgos en la vida, y especialmente cuando vamos de viaje y salimos de nuestra zona de confort. Aunque es ahí donde reside en parte la magia de descubrir nuevos lugares, intentemos hacerlo de la manera más segura, y sin correr riesgos gratuitos e innecesarios, ¡aunque sólo sea por poder seguir viajando!

  • Twitter
  • Facebook
  • Pide cita en tu centro de vacunación internacional
    Pide cita en tu centro de vacunación internacional

    Antes de emprender cualquier viaje fuera de Europa es imprescindible que como mínimo con un mes de antelación (si puede ser antes, mejor) a la fecha de partida, pidas cita en el centro de vacunación internacional más próximo. Podrás encontrar el contacto de todos ellos y su dirección en este enlace del Ministerio de Sanidad, o solicitar directamente tu cita pinchando directamente sobre este link.

  • Fiebre amarilla
    Fiebre amarilla

    Es de las más frecuentes, y obligatoria en algunos países como Estados Unidos. Si eres un viajero internacional seguro que ya te la han administrado. Es una enfermedad viral, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. Es un virus endémico en las zonas tropicales de África y América Latina. A día de hoy no existe un tratamiento para esta enfermedad, por lo que la vacunación es la mejor prevención. Lo mejor de todo es que esta vacuna sólo requiere una sola dosis para conferir la inmunidad de por vida, y ha de ser administrada como mínimo diez días antes del inicio del viaje, con el fin de adquirir los niveles de anticuerpos necesarios para estar protegidos. Su administración está recomendada a partir de los nueve meses.

  • Cólera
    Cólera

    Las zonas endémicas son especialmente África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático. Es una enfermedad bacteriana intestinal aguda, producida por el Vibrio Cholerae, que se transmite por agua y alimentos contaminados. Aunque la vacunación anticolérica ya no es obligatoria para el tránsito internacional de viajeros, la gravedad de su contagio es tal que es susceptible de ser cuarentenable obligatoriamente a nivel internacional. Por ello te recomendamos que aunque el riesgo de tu país de destino sea bajo, te vacunes. No hay mejor remedio que la prevención, por lo que además te recomendamos que pongas mucha atención en los alimentos que consumes, que en la medida de lo posible te asegures que se han cocinado en unas mínimas medidas de higiene, especialmente en los puestos callejeros, cuyas planchas suelen estar a la vista. Y, ante todo, bebe SIEMPRE agua hervida o embotellada.

  • Fiebre tifoidea
    Fiebre tifoidea

    Aunque está presente a nivel mundial, su máxima incidencia se recoge en los países en vías de desarrollo, donde suele ser una enfermedad habitual. Las zonas más perjudicadas son África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste Asiático. Es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria Salmonella Typhi, que se transmite también por el agua y los alimentos contaminados. Y dado que la efectividad de la vacuna es limitada, es especialmente aconsejable tener en cuenta las condiciones de higiene de cocinados de los alimentos y las bebidas. En este caso la vacuna se puede administrar de manera oral o inyectable.

  • Hepatitis A
    Hepatitis A

    Su distribución es a nivel mundial, y suele aparecer en forma de epidemias periódicas. Las zonas de mayor incidencia son África, Asia, Centro y Sudamérica, Europa del este y el área mediterránea, entre ellos España, aunque su incidencia es intermedia-baja. Se trata de una enfermedad infecciosa que se transmite con el contacto entre personas y y la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas. Su antídoto se prepara precisamente con virus de la hepatitis A inactivados. Se recomienda especialmente su aplicación entre los viajeros menores de 30 a 35 años procedentes de zonas de baja incidencia (Europa occidental, Canadá, Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda), que se desplacen a países de alta endemia, siempre teniendo en cuenta la duración del viaje y las condiciones higiénico sanitarias de la zona.

1