• Conéctate
24 horas para descubrir el Barcelona de Gaudí
Publicado el 28/09/2019

CulturaEspaña

Twitter Facebook 4 compartidos

Barcelona es una de esas ciudades en donde pasar unas largas vacaciones. Sin embargo, no siempre se tiene tiempo para visitarla como es debido. Así que si únicamente cuentas con 24 horas para ver la capital catalana, te contamos las obras de Gaudí que no deberías perderte en esta breve escapada. Para facilitarte la visita te aconsejamos comprar la tarjeta T10 multipersonal con la que tendrás 10 billetes de metro o bus. Y ahora sí, ¡empezamos!

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia
© 123rf

La Sagrada Familia es sin duda uno de los imprescindibles de Barcelona. Esta obra del arquitecto Antoni Gaudí es el monumento más visitado de la ciudad. Aunque se inició en el año 1882 aún sigue en construcción. Es por esto que, aunque el estilo comenzó siendo neogótico, el paso del tiempo ha ido influyendo con diferentes estilos que también quedan plasmados en esta catedral.

El Parque Güell

El Parque Güell
© 123rf

Para tener unas vistas panorámicas de toda Barcelona te aconsejamos ir al Parque Güell, considerado como uno de los más bonitos del mundo. Gaudí se inspiró en la naturaleza y sus formas onduladas dando lugar así a esta clase de esculturas y fuentes. Dentro del Parque, podemos destacar ciertos lugares concretos como la Escalinata del Dragón, la Sala Hipóstila, la Casa del Guarda, el Pórtico de la Lavandera, los Jardines de Austria, y sin olvidar, la Plaza de la Naturaleza, un mirador único en la ciudad.

La Casa Milá o la Pedrera

La Casa Milá o la Pedrera
© 123rf

Si continuamos con las obras de Gaudí, hay que citar la Casa Milá en donde destacan sus chimeneas y la terraza. Ubicada en el Paseo de la Gracia y construida entre 1906 y 1912, fue la última residencia levantada por el arquitecto catalán. En la actualidad se considera Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y para poder acceder al interior la entrada es hasta las 20:30 de la noche.

La Casa Batlló

La Casa Batlló
©123rf

Sin salirte del Paseo de la Gracia, en la Isla de la Discordia, se encuentra la Casa Batlló. La fachada es considerada como una de las más originales del arquitecto. Cada vez son más los que se animan a visitar esta obra de arte. Es más, se considera uno de los lugares más visitados de Barcelona. En el año 2011, alcanzaron los 60000. No dudes en ir hasta su interior y subir a lo más alto de la terraza para apreciar toda la ciudad frente a tus ojos.

La Casa Vicens

La Casa Vicens
© 123rf

Con su modernista fachada es otro must de Barcelona para no perderse. Esta obra construida entre 1883 y 1888, tiene influencia oriental y neo mudéjar, un estilo que alcanzó su apogeo en el siglo XIX. Esta obra rompió totalmente con la norma en esa época. Supuso todo un cambió y llegó a facilitar la llegada del modernismo. Aunque fue una residencia privada hasta el 2014, después abrió sus puertas al público.