Publicado el 12/10/2021

#Naturaleza #Argentina

Viaje al Noroeste argentino : el imperdible Cerro de los Siete Colores

Entre los paisajes montañosos del norte Jujeño, destaca una colorida joya conocida bajo el nombre de Cerro de los Siete Colores. Testigo de una historia geológica particular y de una cultura prehispánica, este cerro ubicado en el pueblo de Purmamarca nos ofrece un paisaje realmente espectacular. Declarado Patrimonio por la UNESCO, este lugar no te dejará de impresionar.

© Shutterstock

 No se puede pasar por la Provincia de Jujuy, Argentina, sin ir a ver el hermoso arcoiris que ofrece el imponente cerro de los Siete Colores. Situado sobre la Ruta Nacional 52, en las afueras de la ciudad de Purmamarca, el Cerro de los Siete Colores es considerado como una gran curiosidad geológica. Formado hace más o menos 75 000 000 años a causa de una sedimentación fluvial, marina y lacustre, esta loma ofrece hoy en día un espectáculo de colores extraordinario. Desde el beige hasta el violeta e incluso el verde, un total de sietes colores pueden llegar a ser observados en determinados momentos del día. Para no perderse este espectáculo en su máxima expresión, es recomendable asistir al amanecer o ir por la mañana.


Pero la presencia de estos colores tiene otra explicación totalmente distinta. Al estar en un territorio indígena, existen leyendas locales muy interesantes. Según una de ellas, esta colina no tenía colores y era al contrario, monótono y triste. Para remediarlo, la Pacha Mama pidió a los duendes de la colina que la pintaran con ayuda de Mama Quilla (la luna) y de Inti (el sol) para que los humanos se pusieran felices, amaran este territorio y quisieran quedarse para siempre. Es así como el cerro empezó a brotar alegría y hasta hoy en día provoca sonrisas en el rostro de los que vienen a verlo.

© Shutterstock

 Asimismo al tener gran valor cultural, esta colina de 4200 metros de altura fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2003. Y para apreciar la belleza y la autenticidad del cerro y de su entorno, existen muchos miradores en los alrededores que te permitirá contemplarla desde diferentes puntos de vista.


Los paisajes ofrecidos por el Cerro de los Siete colores no serían los mismos sin la presencia del pueblo indígena Purmamarca (?pueblo de la Tierra Virgen? en lengua aimará) al pie de esta colina. Este pueblo, colorido por estar al pie de este majestuoso cerro pero también por sus casas y artesanías coloridas, es testigo de una cultura andina muy especial. Entre platos típicos, trajes e idiomas indígenas, vale la pena conocer una cultura diferente encontrándose con los habitantes que siguen manteniendo las tradiciones andinas.

© Shutterstock

 Para los más curiosos, desde este lugar se puede hacer trekking por El Camino de Los Colorados que bordea una parte del río Purmamarca. Recorrer este camino te permitirá descubrir la gran naturaleza argentina y apreciar paisajes que te dejarán sin aliento


Y, ¡buena noticia!, si Argentina es tu lugar predilecto para pasar tus próximas vacaciones, la reapertura de sus fronteras te dará la oportunidad de viajar hacia la tierra de los Gauchos.