• Conéctate
Alentejo, un destino muy a tener en cuenta para escaparse en primavera
Publicado el 05/04/2018

CulturaPortugal

Twitter Facebook 9 compartidos

Mucho menos conocida que otras regiones o distritos portugueses como Lisboa, Oporto, Coímbra, Madeira o las Azores, Alentejo brinda a sus visitantes un patrimonio, naturaleza, cultura y gastronomía que invitan a explorar uno de los territorios más hermosos y desconocidos del país luso.

  • Twitter
  • Facebook
  • Pueblo de Castelo de Vide, al norte de la región de Alentejo
    Pueblo de Castelo de Vide, al norte de la región de Alentejo
  • El imponente castillo de Valongo, en el término muncipal de Évora
    El imponente castillo de Valongo, en el término muncipal de Évora
  • Alentejo, territorio de viñedos y grandes vinos
    Alentejo, territorio de viñedos y grandes vinos
  • La hermosa ciudad de Aljustrel
    La hermosa ciudad de Aljustrel
  • El patrimonio religioso de la región es impresionante
    El patrimonio religioso de la región es impresionante
1

Situado al sur de Portugal, entre el Algarve y el río Tajo, la región del Alentejo ocupa un tercio del territorio de Portugal y aun así se presenta como la gran desconocida, motivo por el que resulta aún más atractiva. Un sinfín de alternativas al alcance de los visitantes para conocer de primera mano por qué al Alentejo se le considera la región más auténtica del país luso. ¿Te animas a comprobarlo por ti mismo?

A tan sólo media hora en coche de Badajoz, Elvas es un excelente punto de partida para el que promete ser un viaje inolvidable. Su rico patrimonio histórico, en el que destaca el notable conjunto de fortificaciones y baluartes presentes a lo largo de todo su territorio, es el más amplio de todo el mundo, contando con el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2012. El acueducto medieval de Amoreira, de 40 metros de altura, y el casco antiguo de la ciudad, son también dignos de admiración.

Como no podría ser de otra manera, la siguiente etapa de nuestro viaje nos conduce a la capital de Alentejo, Évora, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1986. La belleza de esta espléndida urbe que todavía conserva en un estado casi perfecto la antigua muralla medieval que durante siglos hizo de muro fronterizo frente a las incursiones enemigas, alcanza tales cotas que trasportará al viajero atrás en el tiempo. Su centro urbano de calles empedradas, el fastuoso Templo Romano y la Capilla de los huesos, son otras de las grandes tracciones de esta hermosa localidad portuguesa.

Descendiendo inmediatamente hacia el sur, a escasos kilómetros de Évora, la ciudad de Beja, en el Baixo Alentejo, se revela como de obligada visita especialmente en primavera, que es cuando tiene lugar el célebre festival Terras Sem Sombra, el único festival de música sacra en todo el globo, el cual recorre hasta el mes de junio diferentes lugares del Baixo Alentejo con el objeto de dar a conocer el patrimonio y la riqueza cultural de la región.

Si te consideras una persona de espíritu aventurero y te gusta la naturaleza, en Alentejo encontrarás un sinfín de interesantes parajes que harán las delicias del senderismo y otras actividades al aire libre. La Ruta Vicentina, itinerario de 340 kilómetros compuesto por las rutas del Camino Histórico y el Sendero de los Pescadores, que brindará al viajero la oportunidad de explorar la diversidad paisajística de la región y descubrir tanto la cultura rural de las zonas del interior como la de su litoral, considerado como uno de las más bellos y mejor conservadas de Europa.

¡Y qué decir de sus vinos y de su exquisita gastronomía! Las grandes extensiones de viñedos que pueblan su territorio han convertido a Alentejo en el principal productor vinícola de Portugal y su gran representante a escala internacional por su gran calidad. Así pues, la región aglutina hasta ocho denominaciones de origen que se pueden descubrir a través de tres rutas: la ruta de S. Mamede, al norte, con vinos intensos y aromáticos; la ruta histórica, que recorre todos los viñedos del centro del Alentejo, como Borba o Reguengos de Monsaraz; y la ruta del Guadiana, que sigue el río que le da nombre. Para hacer catas y visitas a bodegas conviene reservar en la Asociación Ruta de los Vinos de Alentejo.

Por último pero no por ello menos importante, las tradiciones locales también juegan un papel importante en la oferta turística de Alentejo. Si te animas a realizar una escapada por estos lares durante las vacaciones de Semana Santa, te recomendamos dirigirte a la pequeña y encantadora población de Castelo de Vide, para así asistir a sus festejos en los que los lugareños se lanzan a la calle para bendecir bendiciendo a los corderos al ritmo del sonido de los cascabeles que resuenan en toda la zona. Durante estas fechas, muchos hoteles de la zona organizan picnics y otras actividades al aire libre como la tradicional búsqueda de los huevos de Pascua, además de catas de vino y visitas por los museos de la región.

Si después de leer este pequeño reportaje te ha entrado el gusanillo y te apetece disfrutar de una escapada diferente por esta preciosa y poco conocida región portuguesa, te invitamos a echarle un vistazo a los hoteles que han visitado nuestros periodistas, así como a utilizar nuestros motores de vuelos y/o de alquiler de vehículos para que configures el que sin duda promete ser un viaje de ensueño en función de tus gustos y preferencias.