• Conéctate
La vuelta al mundo en 13 exóticos y sorprendentes sándwiches
Publicado el 16/09/2020

CulturaEstados Unidos

Twitter Facebook 3 compartidos

Ya sean con pan de molde, en baguette, en una pita o enrollado en una tortilla de harina, los sándwiches y bocadillos son probablemente el máximo exponente de la comida rápida en todo el mundo. Y es que la versatilidad que ofrecen los emparedados es tan amplia, que resulta difícil encontrar un país o región que no haya creado su propia versión de este clásico formato en base a los gustos y productos locales. Esta semana te invitamos a embarcarte en una pequeña aventura culinaria alrededor del globo para que descubras algunos de los más célebres sándwiches de cada continente. Desde viejos clásicos como el Croque-Monsieur parisino a otros menos conocidos como el Roti Jhon malayo, ¡estos deliciosos emparedados son un auténtico regalo para tus papilas gustativas!

  • Twitter
  • Facebook
  • Chivito -  Punta del Este, Uruguay
    Chivito - Punta del Este, Uruguay

    El chivito es toda una institución en Uruguay. Este delicioso bocadillo inventado en la ciudad costera de Punta del Este en la década de 1940 llevaba en sus orígenes pan, manteca, carne de vacuno y una locha de jamón cocido. No obstante, en la actualidad es habitualmente servido con panceta, queso mozzarella, lechuga, tomate, huevo duro, pimiento morrón y mayonesa como aderezo. Generalmente se acompaña con patatas fritas o ensaladilla rusa.

  • Sándwich cubano - Florida del Sur
    Sándwich cubano - Florida del Sur

    También conocidos como "medianoche", los sándwiches cubanos ocupan un destacado lugar en la gastronomía callejera del estado de Florida. Y es que este delicioso bocadillo introducido en Estados Unidos por los inmigrantes del país caribeño a principios del siglo XX, ofrece una sabrosa combinación de ingredientes que sigue conquistando los paladares de todo tipo de comensales: jamón cocido, carne de cerdo asada, queso, pepinillos en salmuera y mostaza entre dos mitades de pan cubano, que tradicionalmente es untado con mantequilla, para luego ser prensado y calentado en una plancha. ¡Una auténtica delicia!

  • Croque-Monsieur - París, Francia
    Croque-Monsieur - París, Francia

    No hace falta viajar hasta París para poder disfrutar de unos de sus platos más populares: el famoso croque monsieur. Y es que para elaborar este suculento sándwich basta tomar dos rebanadas de pan de molde, untarlas con un poco de bechamel, colocar un poco de queso gruyere y/o emmenthal rallado junto con unas lonchas de jamón cocido, juntar las dos mitades, y cubrir la parte de arriba con otra capa de bechamel y queso, antes de dejarlo unos minutos al horno, et voìla!. Fácil, rico y sobretodo, mucho más barato que los diez o doce euros de media que pagarías en cualquier brasserie parisina.

  • Franceshina - Oporto, Portugal
    Franceshina - Oporto, Portugal

    Este hipercalórico sándwich creado por un inmigrante portugués que vivió en Francia, es sin duda el plato más popular de la comida rápida portuguesa y uno de los emblemas culinarios de la ciudad de Oporto. Las franceshina consiste en una rebanada de pan de molde tostada cuyo relleno puede incluir desde embutidos como el jamón cocido o la mortadela, a salchichas chipolatas e incluso filetes de ternera o de cerdo; que posteriormente es cubierta con otra rebanada a la que se le pone queso por encima antes de meterla unos minutos al horno para que se gratiné. Una vez listo, el sándwich es cubierto con otra rebanada cubierta de queso que posteriormente es gratinada y servida con una salsa picante elaborada con tomate y cerveza, siendo las patatas fritas su acompañamiento más habitual.

  • Bánh mì - Vietnam
    Bánh mì - Vietnam

    El bánh mì es uno de mis bocadillos favoritos. Los orígenes de este delicioso sándwich vietnamita se remontan a la ocupación francesa. Inspirados por los colonos, el país asiático comenzó a producir su propio tipo de baguette de pan blanco y harina de arroz, caracterizada por su interior más suave y ahuecado que la original, y una fina y crujiente corteza con la que ofrece una textura espectacular. Tradicionalmente, el relleno se compone de carne (principalmente de cerdo, aunque también existen variantes con ternera, pollo e incluso pescado), paté, zanahoria, cebollas y daikon encurtidos, guindillas, pepino y cilantro, aderezado con mayonesa y una preparación comercial de la marca Maggi. También existe una versión vegetariana con tofu y otras verduras conocida como bánh mì chay.

1