Viajes a Islas Gambier Polinesia francesa - Easyviajar
  • Conéctate
  • Las islas Gambier, Polinesia
    © Mvaligursky / 123RF
   
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Viajes a Islas Gambier: un pedacito de la Polinesia francesa

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter
En el otro lado del mundo. Los valientes viajeros que se aventuren a las islas Gambier podrán presumir de haber llegado hasta allí y es que el archipiélago polinesio es el territorio francés más alejado del país galo. Habrá que recorrer 1.700 kilómetros para llegar a este paraíso en el océano Pacífico.

Organizar un viaje

Las islas Gambier, el archipiélago del fin del mundo, es un auténtico paraíso terrenal donde el verde de los campos se mezcla con el estallido blanco de las playas de arena fina y el azul del cielo infinito. El turista que se aventure a descubrir este paraíso aislado quedará totalmente maravillado con estas islas. En el centro del archipiélago se encuentra Mangareva, una pequeña isla de 14 kilómetros cuadrados que sorprende a sus visitantes con su belleza y exotismo. Desconexión total gracias a sus bonitas colinas y colores brillantes. A 9 km de Mangareva se eleva la pequeña isla de Akamaru que alberga la iglesia de Norte-Dame-de-la-Paix cuya construcción inició Honoré Laval. A los apasionados de la historia les gustará visitar este monumento que data de 1841. A 50 km al sudeste del archipiélago Gambier se encuentra la pequeña isla de Timoe donde se pueden ver las famosas plataformas de piedra volcánica o de coral conocidas como marae donde se celebraban los antiguos cultos polinesios. Entre historia y paisajes impresionantes este Edén de mil colores fascinará a los visitantes.

No se puede decir que en las islas Gambier haya mucho más qué hacer, pero seguramente, aquellos que las visiten no irán en busca de la agitación de las grandes ciudades. Aquí se viene a descansar, a observar, a oler los perfumes, a conocer a la población local. Los amantes del buceo podrán gozar de las aguas azules de un lago inmaculado mientras que los demás descansan en las playas de arena blanca a la sombra de bonitos cocoteros.

Información turística

Las excursiones a pie son el mejor medio para llegar a los antiguos lugares de culto que se esconden en los exuberantes bosques, valles y montañas lejanas. Así mismo, se puede ir en 4x4 a algunos valles de abundante vegetación. ¡No olvides el repelente de mosquitos!

Los pros

  • +El clima suave durante todo el año
  • +El entorno preservado, alejado del bullicio turístico

Los contras

  • -La lejanía o incluso aislamiento de algunas islas.

Cocina

En la gastronomía de las islas Gambier predominan la cabra, el cerdo, el cangrejo, la langosta y el pescado. El pescado crudo marinado en zumo de limón y bañado con leche de coco es una conocida especialidad polinesia. Las comidas tradicionales se comparten en familia con platos recién hechos y se comen con las manos. Los domingos y festivos en toda la Polinesia se prepara un plato especial llamado tamaraa. Para prepararlo, se cava un hoyo en la arena que hará las funciones de horno (ahimaa) donde se colocan piedras y ramas y se les prende fuego. Los alimentos se colocan sobre rejillas de madera verde y se recubren con hojas de plátano, tejido y arena. El tiempo de cocción dura entre tres y cuatro horas. El cochinillo, el pollo, el pescado, el fafa (hojas de taro), el uru (fruto del árbol del pan), el fei (plátanos rojos) y el poe (postre a base de papaya cocida y triturada con leche de coco) son platos muy apreciados. Otros platos conocidos son el pescado crudo y la cabra con leche de coco.

Souvenirs y artesanías

Uno no viene a las islas Gambier para ir de compras y la verdad es que no hay muchas tiendas para hacerlo. Para llevarse algún recuerdo del viaje se pueden comprar bonitos objetos de artesanía local: las estatuillas de madera tallada, copias de tikis o de guerreros, están directamente inspiradas en el arte polinesio. Algunos de los recuerdos más famosos para llevarse de las islas Gambier son los objetos decorativos y las joyas de nácar; los collares de conchas, reflejos de la tradición hospitalaria polinesia; las conchas de colección, desde las más comunes a las más exóticas; los aceites y cosméticos a base de monoï (perfumes de flores y coco); los famosos sombreros de mimbre, trenzados con hojas de cocotero o de pandanáceo; o los pareos, rectángulos de tela impresos con los motivos tradicionales y que las mujeres se anudan de mil maneras. También se puede llevar un poco de vainilla (alrededor de 1 euro por vaina). Si quieres comprar una perla negra, montada o no en una joya, las hay para todos los bolsillos y en las islas Gambier la relación calidad-precio es inigualable. Pide la opinión de un especialista antes de comprarla. Si lo que quieres es una "ganga", busca las perlas redondas de categoría B o C (a partir de 130 euros). Las perlas de categoría inferior pueden costar unos 20 euros. Si bien es cierto que casi no hay tiendas en las islas Gambier, aparte de en los hoteles, el archipiélago es uno de los lugares privilegiados para comprar perlas negras a buen precio directamente a los productores.

Las islas Gambier : Descubre las ciudades