Viajes a Cracovia: la antigua capital polaca

  • Cracovia se considera como una ciudad cultural y artística de primera clase. La antigua capital de Polonia sigue siendo el símbolo del dinamismo cultural.
    © Ludovic Maisant
    Cracovia

    Cracovia se considera como una ciudad cultural y artística de primera clase. La antigua capital de Polonia sigue siendo el símbolo del dinamismo cultural.

Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Polonia

Ciudad relativamente cara en lo que se refiere a la hostelería, Cracovia se desarrolla para recibir a los numerosos turistas seducidos por sus encantos. La ciudad está sembrada de pequeñas joyas, bonitos y pequeños hoteles románticos con una decoración cuidada a imagen y semejanza de la ciudad. Si preparas un viaje a Cracovia, los hoteles de las cadenas ofrecen la calidad de los estándares internacionales, apuestan por la modernidad y ofrecen a sus huéspedes una amplia carta de servicios. También encontrarás alojamientos más modestos incluso en pleno corazón de la ciudad. Entre nosotros, no te dejes seducir por los exteriores sin haber visto el acondicionamiento de las habitaciones. Independientemente de lo que te guste, reserva lo antes posible.

Para orientarte fácilmente en Cracovia, empieza por la plaza del Gran Mercado. Allí resuena cada hora el acorde de trompeta lanzado desde lo alto de las torres de la iglesia de Notre-Dame. En esta plaza también se encuentra la halle aux Draps, la tienda más antigua de Polonia. Todo alrededor, se extienden calles rebosantes de cafés, antros de jazz y clubes nocturnos donde la animación se alarga hasta altas horas de la noche. Más lejos, en la colina de Wavel adornada con el Château royal (que data de la época del Renacimiento), se descubre un ambiente bohemio, entre galerías de arte contemporáneo y bares alternativos, pero también numerosos souvenirs que recuerdan las costumbres de la comunidad judía que vivía allí.

Cracovia : ¿qué hacer?

Hay numerosos lugares de visita obligada en los alrededores de Cracovia. Se recomienda alquilar un coche para ir hasta allí. Las minas de sal de Wieliczka: un conjunto subterráneo único en el mundo que reúne minas explotadas desde hace 800 años con una particular capilla esculpida en la sal. Auschwtiz, lugar de siniestra memoria: el campo, vecino al de Birkenau, fue el escenario de la exterminación de millones de víctimas, judíos y cíngaros, durante la Segunda Guerra Mundial. Wadowice, la ciudad natal del papa Juan Pablo II, donde la casa de su infancia ha sido transformada en museo. Situada al pie de los Tatras, Zakopane, la estación de deportes de invierno famosa desde el siglo XIX, alberga un museo dedicado a este parque natural declarado patrimonio nacional (a 100 km de Cracovia).

Empieza por la plaza del Gran Mercado. Allí resuena cada hora el acorde de trompeta lanzado desde lo alto de las torres de la iglesia de Notre-Dame. En esta plaza también se encuentra la halle aux Draps, la tienda más antigua de Polonia. Todo alrededor, se extienden calles rebosantes de cafés, antros de jazz y clubes nocturnos donde la animación se alarga hasta altas horas de la noche. En la colina de Wavel, adornada con el Château royal (que data de la época del Renacimiento), se descubre un ambiente bohemio, entre galerías de arte y bares, pero también numerosos souvenirs que recuerdan las costumbres de la comunidad judía que vivía allí.

  • Una ciudad romántica
  • Una importante herencia histórica
  • El clima caprichoso
  • La hostelería es bastante cara

Recordatorio

Ciudad relativamente cara en lo que se refiere a la hostelería, Cracovia se desarrolla para recibir a los numerosos turistas seducidos por sus encantos. La ciudad está salpicada de pequeñas joyas y bonitos pequeños hoteles románticos. Los de las cadenas ofrecen la calidad de los estándares internacionales, apuestan por la modernidad y ofrecen a sus huéspedes una amplia carta de servicios. También encontrarás alojamientos más modestos incluso en pleno corazón de la ciudad. Entre nosotros, no te dejes seducir por los exteriores sin haber visto el acondicionamiento de las habitaciones. Independientemente de lo que te guste, reserva lo antes posible.

A evitar

El coche. La ciudad de visita a pie. Es imprescindible para poder admirar cada detalle de las fachadas renacentistas y perderse por las callejuelas románticas de la ciudad. En Polonia, ten cuidado a la hora de abonar la factura del hotel. Sobre todo, no des las gracias antes de que te hayan devuelto el cambio, ya que en ese caso la persona de la recepción pensará que la diferencia entre el importe a pagar y el dinero entregado es una propina.

Cracovia : qué comer ?

En cada rincón de las calles podrás comprar un bretzel cracovio para matar el gusanillo. Para probar, pide un Papieska Kremowka. Este hojaldre papal con crema pastelera es típico de la región. A la hora de la comida, te espera una buena mesa. Albergues, cafés, restaurantes, pubs (a cada cual más interesante) ofrecen una decoración y una cocina internacional o tradicional de gran calidad. Cerdo, buey, pato, ternera, champiñones, remolacha, col, pepino son los ingredientes más comunes de la cocina polonesa. En el menú, para regocijarse, hay por ejemplo: sopas muy populares como el Bortch, con remolacha y raviolis rellenos de champiñones; platos tradicionales, con el más conocido de todos, el Bigos hecho con carne de buey, choucroute, ciruelas, champiñones y condimentos variados; y de postre, los pasteles de crema y fruta, especialmente el Sernik, una tarta de queso.

Cracovia= : ¿ Qué comprar ?

En materia de souvenirs, la halle aux Draps (Sukiennice) en la plaza del mercado, permite hacerse una idea rápida de lo que te puedes traer de Cracovia. Objetos artesanos de madera, juegos de ajedrez o muñecas, yeso pintado a mano, objetos de cristal o divertidos objetos de alfarería. Polonia ofrece una gran variedad de conjuntos de joyas de ámbar, de plata y de coral. En cuanto a las telas, hay manteles bordados, encajes, trajes tradicionales multicolor? Los encontrarás todos en las pequeñas tiendas dispersadas por la plaza y por las calles adyacentes. Y para los amantes del Oscypek, "EL" queso tradicional de los montañeses ahumado cerca del hogar. Sin olvidar el vodka de ciruela.

Hoteles Cracovia Opiniones de hoteles
  • 9.5 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Pod Roza
    Cracovie - Polonia
    Hotel Hotel 4 Etoile(s)

    El hotel Pod Roza, de estilo neoclásico, cuida el paladar y el ...

  • 9.35 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Paszkowka
    Cracovie - Polonia
    Hotel Hotel 4 Etoile(s)

    Un hermoso castillo neogótico del siglo XIX que surge de la nada ...

  • 9.3 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Grodek
    Cracovie - Polonia
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    Un hotel pequeño muy acogedor y con estilo para un fin de semana ...

  • 9.3 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Copernicus
    Cracovie - Polonia
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    El único "Relais et Châteaux" de Polonia se encuentra ...

otros rincones del mundo
Polonia : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches