• Conéctate
El Norte y el Centro de Portugal
El Norte y el Centro de Portugal
© Kuna George / 123RF
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos
Lugares turísticos El Norte y el Centro de Portugal
Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Las ciudades

Arte y cultura

A media hora en tren del centro de Lisboa, la ciudad de Sintra es una maravilla que no te puedes perder. Dominada por el Palacio da Pena, la ciudad de Sintra se encuentra al pie de una montaña cubierta por un espeso bosque. Lejos de la agitación de la capital, esta ciudad fue elegida por el príncipe Fernando II de Portugal y su esposa la Reina Maria II de Portugal para establecer su residencia de verano.

Fue en 1836, que el príncipe decidió empezar la construcción del palacio da Pena, justo después de haber descubierto las ruinas de un antiguo monasterio devastado por el terremoto de 1755. La reconstrucción fue lenta y onerosa, sin embargo se convirtió en un recinto arquitectónico exuberante en el cual se mezclan los estilos neogóticos, neoclásicos, neo-renacentistas con toques manuelinos.

El resultado es increíble, este palacio se parece a un castillo de cuento de hadas gracias a sus fachadas coloridas y sus jardines exóticos. Además la belleza del edificio no se limita a la arquitectura exterior, de hecho, Fernando II y su mujer trasladaron numerosas colecciones reales y ordenaron la creación de ornamentos o estucados en la mayoría de las salas del palacio.

Desde 1995, la Unesco declaro el palacio Patrimonio Mundial de la Humanidad. Si planeas un viaje a Lisboa, no dudes en ir hasta Sintra. Las conexiones en tren desde la estación del Rossio son cómodas y la visita del palacio merece la pena.

Las actividades de ocio

Las costas de Lisboa gozan de fama internacional por sus puntos para practicar deportes de deslizamiento. Las playas que se extienden a los pies del macizo de Sintra son una referencia para los amantes del surf, kitesurf y otras prácticas. La Praia Grande, en ocasiones anfitriona de eventos mundiales, también es un lugar ideal para practicar estos deportes, porque el mar suele estar agitado, ayudado con un viento implacable de septiembre a octubre. Si la confrontación con el demonio portugués no te parece tentadora, dirígete a los campos de golf de Portugal. Solo la región de Lisboa ya cuenta con quince campos de dieciocho hoyos. El Algarve también es un punto clave para practicar el swing. La mejor manera de combinar deporte y ocio en un decorado relajante, en plena naturaleza portuguesa.