La Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares - Comunidad de Madrid

Reportaje Comunidad de Madrid: La Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares

La Plaza de Cervantes de Alcalá de Henares
La Plaza de Cervantes, antigua plaza del mercado, antaño lugar de ferias y otras fiestas populares, en la que destaca una estatua del famoso autor de Don Quijote, es el auténtico punto neurálgico de la ciudad, una línea fronteriza entre la ciudad medieval y la ciudad universitaria fundada en el siglo XVI. Con sus jardines y su precioso quiosco, es un punto de referencia y un punto de partida ideal para visitar Alcalá de Henares. A un lado de la plaza, se perfila la torre de la iglesia Santa María la Mayor, en la que se bautizó el autor de Don Quijote. La iglesia, destruida en 1936 por un incendio durante la Guerra Civil española, conserva, además de la torre, una parte de la ábside y varias capillas que se reconstruyeron, como la capilla de Oidor cuyo interior conserva fragmentos originales de las pila bautismales que son una reproducción exacta de las que se utilizaron el 9 de octubre de 1547 durante el bautismo del escritor Miguel de Cervantes.
La calle Mayor sale de esta plaza, antiguo eje vital del barrio judío, y es la calle más larga de España cubierta de arcadas, con un largo aproximado de 1 km. Te lleva al Museo Casa Natal de Cervantes, una reconstrucción de la casa natal del famoso escritor. La calle Mayor, la arteria más animada de la ciudad, también alberga el hospital de Antezana, la institución sanitaria más antigua de Europa en funcionamiento, ¡desde 1483! Luis de Antezana lo fundó en su antiguo palacio del siglo XV. Se entra por un magnífico patio de estilo mudéjar. El padre de Cervantes trabajó en este hospital como cirujano y San Ignacio de Loyola, el fundador de los jesuitas, fue cocinero en su juventud allí.
La calle Mayor te lleva hasta la Catedral Magistral de los santos Justo y Pastor, de estilo gótico tardío, construida a principios del siglo XVI sobre el lugar en el que los dos niños Justo y Pastor sufrieron el martirio alrededor del año 305. Las pilas bautismales de los dos mártires se conservan en la cripta, protegida por dos pórticos barrocos del siglo XVII, decorados con bajorrelieves que ilustran el martirio de los dos niños. Los restos del Cardenal Cisneros, fundador de la Universidad de Alcalá de Henares, se conservan cerca del altar mayor. El campanario de la catedral alberga en su interior un nido de cigüeñas. También podrás visitar el Convento de San Bernardo y el imponente Palacio Arzobispal, lugar del primer encuentro entre la reina Isabel de Castilla y Cristóbal Colón en 1486 cuando el futuro descubridor de América expuso sus ambiciones a la reina.
El Corral de Comedias de Alcalá de Henares

Resumen