• Conéctate
Dibaa
© Apollo / age fotostock
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Dibaa

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter

Información turística

Separada del resto del territorio omaní por una zona territorial que pertenece al Emirato de Sharjah, en los Emiratos Árabes Unidos, la península de Musandam se encuentra a aproximadamente una hora de avión al norte de Mascate. Khasab, a 640 km al norte de Mascate, es la puerta de entrada a este enclave omaní situado en el extremo norte de los Emiratos Árabes Unidos y la principal ciudad de esta provincia con una gran importancia desde el punto de vista estratégico dada su situación, rodeada por el golfo Pérsico en el oeste, el estrecho de Ormuz en el norte y el golfo de Omán en el este. Los fiordos conceden a Musandam una belleza especial, «fiordos de Arabia» que se extienden a lo largo de unos 20 km, rodeados por unas montañas desérticas con una altitud de más de 2000 metros y forman el entorno ideal para efectuar minicruceros en las «dhow» o embarcaciones tradicionales. En el fondo de uno de estos fiordos podremos echar el ancla y disfrutar de un picnic en un entorno extraordinario, observar los delfines o nadar con rayas o tortugas marinas. Musandam también alberga minúsculos pueblos de pescadores, en ocasiones únicamente accesibles por mar. En esta región desconocida se oculta una pequeña joya bien escondida en el extremo sur de Musandam: el Six Senses Zighy Bay

, un excepcional hotel. El mejor lugar para observar los delfines es Khasab, en el norte de la península, donde se encuentra el hotel Golden Tulip Resort.

Qué ver

El brincar de las cabras por las montañas es todo un espectáculo, apoyadas en sus dos patas traseras para buscar la comida en los árboles.
El pintoresco pueblo de Kumzar se encuentra en el extremo de la península, al fondo de una garganta y a él se accede en dhow.

Qué probar

Así mismo, es posible explorar los fiordos en kayaks y dormir bajo una noche estrellada y libre de todo tipo de contaminación luminosa. En el Six Senses Zighy Bay, un astrónomo profesional ha instalado un telescopio en la playa para mostrar las estrellas a los visitantes. Los más aventureros podrán recorrer las altas y abruptas montañas de Musandam en 4x4, además de tratarse del único medio para acceder a los pueblos de las tribus Shihuhs que habitan en casas de piedra en el interior de la península. Aquellos que se alojen en el Six Senses Zighy Bay podrán practicar deportes extremos tales como el parapente, el Ultraligero LM o el ala delta. Un tratamiento en el Six Senses. Relajarse en la inmensa (1,6 km de largo) y maravillosa playa virgen del Six Sense Zighy Bay, rodeada de grandes montañas que se sumergen en las aguas turquesas del famoso y estratégico estrecho de Ormuz donde se puede hacer kayak de día o de noche bajo la luz de la luna, esnórquel y submarinismo. Un poco más lejos, pasado el auténtico pueblo habitado por los nativos, hay un puentecito que sirve de punto de partida para las excursiones a lo largo de los fiordos de Musandam, de todo el día o para contemplar la puesta de sol, en un dhow tradicional. Así mismo, la playa es el punto de aterrizaje de los parapentes y el lugar para ver las estrellas con un telescopio por las noches.

Los pros

  • +  La naturaleza grandilocuente y los fiordos.
  • +  El magnífico spa del Six Senses.
  • +  

Los contras

  • -  La situación aislada a 3 horas de carretera del aeropuerto de Khasab.

Qué pensar

Aquellos que se alojen en el Six Senses Zighi Bay deberán cruzar los Emiratos Árabes Unidos para llegar al aeropuerto de Khasab y por lo tanto, deberán volver a pagar el visado para el Sultanato de Omán con el que podrán visitar Dubái, a solo una hora y media de coche, la ocasión perfecta para descubrir dos caras muy diferentes de la península arábiga. En el Six Senses Zighi Bay habrá que adelantar una hora los relojes.

Qué evitar

Musandam goza de una ubicación estratégica bordeado del estrecho de Ormuz por el que pasan numerosos petroleros. Irán está a solo 50 km y entre ambos países existe tráfico de todo tipo, ¡incluso de cabras! Los controles y barreras militares son numerosos en esta región. Está prohibido fotografiar los campamentos, las bases militares, las embajadas así como cualquier otro edificio oficial.

Qué degustar

Los restaurantes del Six Senses Zighi Bay son ideales para evadirse. El restaurante de especialidades orientales retrata el ambiente de Las mil y una noches con un decorado relajante y tradicional, repleto de cojines. Aquí se puede degustar, entre otras cosas, deliciosos mezzes libaneses, cordero con yogur y helado de dátiles. La crema catalana con dátiles se merece una mención aparte.
El restaurante de pescado y marisco sirve la pesca del día. Por último, en la cima de la montaña se oculta un restaurante desde donde es posible disfrutar de unas vistas extraordinarias de la bahía. Vale la pena visitarlo, aunque solo sea para admirar el amanecer o la puesta de sol.
Los domingos se entierra un cordero 2 metros bajo la arena para cocinarlo a fuego lento a la manera oriental.

Qué traer

¡Poca cosa ya que el aislamiento es total!
Sultanato de Omán : Descubre las ciudades
  • Muscat Muscat
  • Khasab Khasab
  • Salalah Salalah
  • Sur Sur
  • Barka Barka
  • Nizwa Nizwa