© Simon Laprida / 123rf
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches
  • Viajes
Vuelos a Brasilia

En el centro de Brasil se encuentra ubicada su capital. Brasilia es una ciudad moderna y ostenta el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad. En ella tienen su sede los órganos principales del gobierno del país. Si deseas coger un vuelo a Brasilia, en nuestro comparador online puedes consultar las diferentes opciones existentes.

Cada año son muchos los turistas que disfrutan de unas vacaciones en esta ciudad llena de monumentos espectaculares. Uno de esos monumentos es el Congreso Nacional, con sus dos cúpulas y sus torres intermedias. La Plaza de los Tres Poderes es otro ejemplo de diseño de gran belleza. La forma de la corona de espina de Jesucristo fue la inspiración para la construcción de la Catedral. Pero Brasilia también cuenta con una actividad cultural muy intensa. La Concha Acústica es un lugar donde se realizan gran cantidad de eventos musicales. El Museo Vivo de la Memoria Candanga alberga colecciones de objetos y fotografías de la época de la construcción de la ciudad.

Vuelo para Brasilia

La distancia entre el aeropuerto y el centro de la ciudad es de 15 km. Al llegar del vuelo Madrid-Brasilia el transporte hasta la ciudad se puede realizar utilizando el servicio de taxis, con una duración del trayecto de apenas 15 minutos. Algo más de tiempo se necesita si se utiliza cualquiera de las diferentes líneas de autobuses públicos que llegan a la estación central de la ciudad. Las líneas 11, 38 y 102 son las que cubren este trayecto y tienen una frecuencia de paso variable, según la hora del día.
Conseguir un vuelo barato Madrid-Brasilia en nuestro comparador es tarea fácil, ya que se dispone de información de todas las compañías aéreas que operan en este trayecto y siempre con los mejores precios. Si una vez en el destino se desea pasar la noche y continuar con el viaje al día siguiente, en el propio aeropuerto hay puestos de información donde además es posible contratar el servicio de transfer, para no tener que preocuparse del transporte.