© Markus Gann / 123RF
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches
  • Viajes
Vuelos a Broome

Una de las opciones de viaje más atractivas de la parte norte de la región australiana del Oeste, western Australia, es Broome. Los vuelos a su aeropuerto internacional son utilizados por viajeros y turistas del resto del país, sobre todo desde que Broome es un destino frecuente del vuelo barato. Desde las principales ciudades australianas como Sídney, Melbourne, Adelaida o Perth se dispone de vuelos baratos a Broome y vuelos convencionales de Qantas, Virgin Australia y Airnorth principalmente que han llevado al aeropuerto de esta pequeña localidad a un volumen anual de pasajeros próximo a las 500.000 personas. La principal fuente de actividad de la ciudad Broome es el turismo, de hecho se la conoce como la perla del norte de West Australia. Situada a orillas del océano Índico y rodeada por el desierto de la región de Kimberley es uno de los principales destinos turísticos del país. De ahí, la amplia oferta de actividades que se ofrece a los turistas que llegan.

Vuelo para Broome

El aeropuerto internacional se encuentra en la propia ciudad, a escasos 800 metros dirección oeste del centro. La cercanía y los cuidados accesos a pie te pueden permitir acceder a tu hotel, de forma diferente, caminando. En coche se accede a través de Frederick Street, una de las principales calles de la ciudad. Desde cualquier punto el trayecto dura unos minutos. El aparcamiento del aeropuerto está perfectamente organizado y dimensionado, con zonas habilitadas para estancias largas, cortas y para vehículos alquilados. Cuando llegues en la terminal de llegadas tienes una parada de taxis y, dependiendo de tu hotel, puedes tener un servicio de bus que vas a poder utilizar para llegar a tu alojamiento. Si tienes pensado conocer la zona, y no te importa conducir, es recomendable alquilar un vehículo. Podrás alquilar un vehículo en los mostradores que las principales compañías mundiales de alquiler de coches ofrecen en la zona de llegadas del aeropuerto.
Se trata de una ciudad pequeña, de apenas 11000 habitantes, población que se multiplica por cuatro en temporada alta, lo que da idea de la importancia del turismo para esta ciudad. Situada en el trópico, y a orillas del océano, su clima se caracteriza por una estación seca de abril a noviembre de máximas en torno a los 30°C, y una estación de lluvias tropicales erráticas el resto del año. Sin duda, si algo hay famoso en este lugar es su playa, Cable beach, situada a 7 km del centro. Esta formidable playa de 22 km de longitud, está considera una de las mejores del mundo. Podrás disfrutar haciendo snorkeling o dando un paseo en camello disfrutando de un atardecer precioso durante la bajamar. En la parte opuesta de la ciudad se encuentra Roebuck Bay y su famosa escalera a la luna. En las noches de luna creciente cuando baja la marea podrás disfrutar de un espectacular fenómeno natural.