© MATTES Rene
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches
  • Viajes
Un vuelo a Estrasburgo para visitar la capital de Alsacia

Estrasburgo es una ciudad alsaciana que guarda el testimonio de la historia francesa en sus casas antiguas y en sus canales. Más de veinte aerolíneas operan en su aeropuerto, con un alto tráfico de aviones procedentes de distintos puntos. Los vuelos baratos han permitido el aumento del tráfico aéreo, aportando turistas que llegan a las terminales junto a los que viajan por negocios o llegan en un vuelo para acudir al Parlamento Europeo. Sin duda, el vuelo barato es elegido por las familias y amigos que quieren disfrutar de la riqueza cultural y gastronómica que ofrece esta ciudad tan especial. Pasear por la Petite France, conocer el barrio alemán o acercarse a la catedral y a las instituciones europeas son algunas de las opciones de visita recomendadas para todos los que llegan en vuelo barato o en un vuelo ordinario a Estrasburgo. La generalización del vuelo como medio de transporte ha hecho que la ciudad reciba un turismo más variopinto que la enriquece, pues los vuelos traen consigo la cultura de otros lugares.

Vuelo para Estrasburgo

El aeropuerto de Estrasburgo cuenta con una sola terminal, a la que llegan las conexiones domésticas y las internacionales. Cuando llegues al aeropuerto te vas a encontrar con unas instalaciones modernas, con varios restaurantes y tiendas. Resulta curioso como en esta ciudad, orgullosa de su cultura y de sus tradiciones, se encuentran tiendas que venden objetos tradicionales y restaurantes de comida alsaciana. Pero, además, vas a encontrar la clásica tienda libre de impuestos, una sala de juegos para niños y también una agencia de viajes en la que podrás ultimar los detalles de tu visita a la ciudad. También cuenta con una sala en la que es posible mantener reuniones de trabajo y conferencias.
Cuando te decidas a abandonar el aeropuerto para dirigirte a Estrasburgo, vas a tener varias posibilidades. La distancia es corta, solo doce kilómetros, por lo que la opción del taxi no es desdeñable. No obstante, tienes también un bus que te permite aproximarte a una parada de tranvía que en unos treinta minutos te dejará en el propio centro de la ciudad. Justo al lado del aeropuerto está la estación de tren por la que pasan trenes cada quince minutos, que en tan solo nueve minutos te dejarán en la estación central. Todo depende, pues, de tus preferencias.