© Yang Jun / 123RF
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches
  • Viajes
Vuelos a Lhassa desde 2400 €

La ciudad de Lhasa fue una ciudad prohibida para los extranjeros durante muchos años y solo desde que el Tibet pasó a formar parte de China se abrió la entrada a la capital sagrada de los tibetanos. Tomar un vuelo a Lhasa es ahora posible, aunque el único vuelo internacional proviene de Katmandú. Si quieres coger un vuelo barato desde otro sitio tendrás que hacerlo desde alguna de las muchas poblaciones chinas que tienen vuelo directo a Lhasa. Lo cierto es que los vuelos baratos han permitido a muchos turistas llegar por primera a esta ciudad mágica, tierra de lamas y de monumentos sagrados y una de las situadas a mayor altura del mundo. Pese a que la situación de esta ciudad ha cambiado mucho durante los últimos años y algunos de sus monumentos y zonas de culto han sido destruidos, la ciudad de Lhasa continua siendo la ciudad sagrada para los peregrinos que acuden cada año a realizar sus plegarias ante los ojos perplejos de los turistas que llegan cada vez con más frecuencia.

Vuelo para Lhasa

El aeropuerto de Gonggar es la vía de comunicación por aire más cercana a Lhasa, aunque se encuentra situado a unos sesenta y cinco kilómetros de la ciudad. Cuando llegues puedes utilizar un servicio público de bus que te llevará a la ciudad sagrada, aunque tienes que saber que necesitarás casi dos horas para realizar este trayecto. También puedes usar el servicio de taxi o alquilar un coche en el propio aeropuerto.
Cualquiera que sea el medio de transporte que elija, lo que puedes tener por seguro es que la ciudad de Lhasa no te va a dejar indiferente. Además de los monumentos, de indudable interés histórico y cultural, lo primero que te va a sorprender es la multitud de peregrinos que vas a encontrar en las zonas de oración que se extienden por toda la ciudad. Su actitud devota, inmersos en sus rezos o postrados en actitud de oración es algo que te permitirá descubrir que no estás en una ciudad cualquiera. Desde el punto de vista monumental destacan el palacio de Potala, el palacio de Norbulingka y el Templo de Jokhang, todos ellos patrimonio de la humanidad de la Unesco. El Templo de Jokhang es el monumento más sagrado de los tibetanos. Pero, además, vas a encontrar muchas zonas occidentalizadas en las que poder comer y comprar. Es importante que sepas que para los tibetanos la comida forma parte inherente de su cultura, por lo que no puedes dejar de probar sus platos de carne y de beber sus exóticas bebidas preparadas con vino. Si te gusta el montañismo, en el entorno de la ciudad vas a encontrarte montañas de más de cinco mil metros.

òltimos bœsquedas de vuelos baratos a Lhassa

  • Qatar Airways

    Barcelona Lhassa

    jue. 10 nov. - lun. 21 nov.

  • Brussels Airlines

    Madrid Lhassa

    mié. 03 ago. - sáb. 13 ago.