• Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches
  • Viajes
Vuelos Madrid Lausanne

Si has buscado un vuelo de Madrid a Lausanne, probablemente te hayas dado cuenta que la ruta más sencilla es coger un vuelo directo a Ginebra desde Madrid. Y es que el trayecto entre Madrid y Lausanne pasa obligatoriamente por Ginebra. Son varias las compañías en realizar el trayecto entre Madrid y Ginebra. Entre ellas destacan Swiss, Iberia, AirBerlin o EasyJet, por lo que también te será posible encontrar vuelos low cost Madrid-Lausanne (aterrizarás en Ginebra, a muy poca distancia en tren de Lausanne). La duración estimada de los vuelos entre Madrid y Ginebra es de dos horas exactas. Aterrizarás en el Aeropuerto Internacional de Ginebra (GVA). Una vez en tu destino, la manera más rápida de llegar a Lausanne es coger el tren directo a esta localidad desde el mismo aeropuerto. El ferrocarril cubre el recorrido en poco más de una hora y de deja en la misma Estación Central de Lausana.

Mejor momento para comprar un vuelo Madrid - Lausanne 

Para encontrar un vuelo barato entre Madrid a Lausanne , Easyviajar pone a tu disposición el calendario de precios de los vuelos Madrid - Lausanne . De esta forma, podrás conocer la evoluion de los precios, la tendencia del mercado y saber cual es el mejor momento para reservar y comprar tu vuelo Madrid - Lausanne eso te permitirá aprovechar las ofertas de vuelos low cost y vuelos operados por compañías regulares eligiendo las fechas más adecuads para tu viaje.

Lugares turísticos para visitar Lausanne 1 Date un paseo a orillas del lago Lemán

Ya sea con patines, en una bicicleta de alquiler o, sencillamente, a pie, esta es una opción ideal para despejarte y contemplar el relajado "skyline" de esta ciudad suiza.

2 Visita el Museo Olímpico

Lausana no tiene nada que envidiar a la antigua Grecia. ¡También es "cuna" del movimiento olímpico! Y es que la sede del COI lleva más de un siglo instalada en Lausana. No te pierdas el Museo Olímpico, en el que podrás descubrir todo tipo de detalles sobre la élite del deporte.

3 Asciende a su catedral protestante

Prepárate para una caminata hacia la parte alta de la ciudad (ojo con las cuestas, Lausana es todo un sube y baja) y adéntrate en la Catedral protestante de Notre-Dame-de-Lausanne, de estilo gótico. Disfruta de su ubicación, dominando la ciudad. Es un lugar perfecto para tomar fotos de Lausana y el lago Lemán, vistO desde las alturas.

4 ¿Eres fan de los castillos? Visita el de Ouchy

Lausana también conserva algo del encanto medieval de antaño. Además de varias fortificaciones y restos de iglesias, el castillo de Ouchy es testigo de la historia. Seguro que no tardas nada en descubrir su torreón, a orillas del lago Lemán.

5 Acércate en tren a Montreux

Uno de los recorridos más pintorescos que, sin duda, puedes hacer en Suiza, es tomar el tren entre Lausana y Montreux. El ferrocarril sigue las vías bordeando el lago Lemán. Casitas típicas, altas montañas nevadas y viñedos harán las delicias de tu excursión a Montreux. El trayecto apenas tarda 25 minutos y, al llegar, podrás descansar en uno de los muchos restaurantes que bordean el lago.

Visados y Formalidades de viaje a Suiza

Suiza forma parte del Acuerdo de Schengen, lo cual quiere decir que no es necesario un visado para acceder al país. De hecho, al llegar a la Federación Helvética (nombre oficial de este estado), si tienes nacionalidad de un país de la Unión Europea, no deberás pasar el control de inmigración. Sí que hay que declarar los artículos libres de impuestos que superen los 300 francos suizos (aproximadamente 245 euros al cambio oficial). Puedes informarte de todos estos detalles en el siguiente enlace oficial: http://www.swissinfo.ch/spa/especiales/guia_de_suiza/datos_clave_/Control_de_pasaporte_y_aduana.html?cid=29838728 Como Suiza no tiene la misma moneda que la mayoría de países de la Unión Europea, merece la pena obtener francos suizos en el banco antes de realizar el viaje. En cualquier caso, en el Aeropuerto de Ginebra hay varias oficinas de cambio de divisas. Como curiosidad, señalar que tanto en Ginebra como en Lausana, podrás pagar el transporte público con euros. Eso sí, la máquina dispensadora de billetes te dará la vuelta en francos.