• Conéctate
© Fred DE BAILLIENCOURT / 123rf
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
Vuelos Palma de Mallorca Biarritz

Si estás pensando alejarte por unos días de la llegada masiva de turistas y quieres viajar a un destino lleno de interesantes alicientes te proponemos que busques alguno de los vuelos baratos que haga el trayecto Palma de Mallorca-Biarritz. Esta ciudad francesa de la zona de Aquitania te va a sorprender por todo lo que tiene para ofrecer. Desde Palma de Mallorca tenemos varias posibilidades a la hora de planificar nuestro viaje. Con tiempo podemos conseguir con Air France un vuelo con una única escala en París consiguiendo que nuestro viaje solo dure tres horas. Sin embargo, la opción más habitual es la de tener que hacer dos escalas: una en Barcelona o Madrid y la otra en París. Si elegimos coger varios vuelos tendremos que calcular que nuestro viaje tendrá una duración mínima de unas seis horas, aunque posiblemente su precio sea mucho más ajustado y por tanto más asequible a nuestro bolsillo. Una vez que nuestro vuelo nos lleve desde Palma de Mallorca a Biarritz, veremos que el aeropuerto queda muy cerca de la ciudad y en menos de seis minutos podremos llegar al centro ya sea en tren o en autobús.

Mejor momento para comprar un vuelo Palma de Mallorca - Biarritz 

Para encontrar un vuelo barato entre Palma de Mallorca a Biarritz , Easyviajar pone a tu disposición el calendario de precios de los vuelos Palma de Mallorca - Biarritz . De esta forma, podrás conocer la evoluion de los precios, la tendencia del mercado y saber cual es el mejor momento para reservar y comprar tu vuelo Palma de Mallorca - Biarritz eso te permitirá aprovechar las ofertas de vuelos low cost y vuelos operados por compañías regulares eligiendo las fechas más adecuads para tu viaje.

Lugares turísticos para visitar Biarritz 1 Costa Vasco-francesa

Visitar la costa vasco francesa es descubrir San juan de Luz, Bayona y acabar el día en Biarritz. Sus playas nos sorprenden por su belleza, por unas aguas llenas de olas en donde hay que ser buen nadador para no llevarse un susto. Si te gusta surfear es una ocasión única para practicar este arte disfrutando de sus numerosas playas.

2 Descubriendo su gastronomía

Estar en tierras francesas y no entrar en alguna de esas tiendas que son toda una poesía al chocolate es casi un delito. Tanto si te gusta este manjar como sino, te verás tentado a curiosear mirando dentro de unos establecimientos que no se dan en España. Más allá del chocolate queda el queso y los embutidos.

3 Roca de la Virgen

Esta pequeña ciudad marítima tiene sus rincones con encanto y uno de ellos es su paseo marítimo que llevará nuestros pasos hasta la Roca de la Virgen. La bravura de su oleaje no impedirá que saques unas cuantas fotos.

4 De excursión por su entorno

No muy lejos de las playas de Anglet se encuentran pequeños pueblos llenos de la belleza propia del país vasco francés, con sus casas y sus flores y el inconfundible olor de pan recién hecho.

5 Un recorrido en barco

Una manera perfecta de completar nuestra panorámica de la ciudad y el entorno marítimo es aprovechar alguna de las ofertas para hacer un recorrido en barco, pudiendo aprovechar para hacer pesca en alta mar o para bucear.

Visados y Formalidades de viaje a Francia

Aunque al viajar desde Palma de Mallorca no supone salirnos de la zona euro, conviene llevar la tarjeta de sanidad europea para que nada interrumpa nuestras vacaciones, sobre todo si viajamos en familia. Biarritz se encuentra en la zona de los Pirineos Atlánticos por lo que disfrutaremos de un verano cálido pero los inviernos pueden regalarnos sorpresas en cuanto a lluvias y frío por lo que es recomendable esperar a junio para reservar nuestra estancia. Así nos aseguraremos de disfrutar de sus playas o de alguna de sus numerosas posibilidades de senderismo.
Tanto si nos gusta la buena comida, como si somos unos forofos del buen chocolate o nos encanta surfear Biarritz nos va a conquistar. Su proximidad con los Pirineos, la bravura de sus olas y las delicias que esconde para nuestro paladar, harán que no queramos irnos nunca. Una ciudad coqueta, accesible y con muchas propuestas interesantes tanto si viajamos solos como en familia.