Viajes a Viena: la eterna capital de los Habsburgo

  • Capital eterna del imperio de los Habsburgo y ciudad romántica por excelencia, Viena despliega sus impresionantes monumentos repartidos alrededor del Rin. Pero la ciudad no se detiene en esta prestigiosa arteria, y emergen nuevos barrios cada vez más modernos por todos lados, de modo que la capital austriaca no se queda anclada en su glorioso pasado. Un fin de semana en Viena se queda corto para descubrir ...
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Magnífica iglesia barroca construida en el siglo XVIII con sus dos columnas que evocan las columnas de Trajano y Marco Aurelio.
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Los 52 apartamentos están todos ocupados y los cuatro cafés-restaurantes de la planta baja siempre están llenos.
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Schönbrunn, declarado patrimonio cultural mundial de la Unesco, es un castillo de caza de estilo barroco construido en el siglo XVII.
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Esta noria mítica de la verbena del Prater ofrece una vista panorámica a 360º sobre la capital.
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Un edificio impresionante con su torre de casi 100 metros de alto coronada por el Rathausmann (el hombre de hierro), símbolo de la ciudad.
    © Ed Scott AGE Fotostock
  • Una auténtica ciudad dentro de la ciudad, cuenta con 18 edificios y aloja principalmente la presidencia de la República y los aposentos imperiales.
    © Ed Scott AGE Fotostock
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Austria

Capital eterna del imperio de los Habsburgo y ciudad romántica por excelencia, Viena despliega sus impresionantes monumentos repartidos alrededor del Rin. Pero la ciudad no se detiene en esta prestigiosa arteria, y emergen nuevos barrios cada vez más modernos por todos lados, de modo que la capital austriaca no se queda anclada en su glorioso pasado. Un fin de semana en Viena se queda corto para descubrir todas sus riquezas, por eso lo mejor viajar a la zona para quedarse una semana. La magia de los lugares inspiró a los músicos más importantes: Mozart, Schubert, Haydn, Beethoven o Strauss y sería una pena no asistir en la capital de la música a uno de los numerosos conciertos de música clásica en la Ópera o en el interior de una maravillosa iglesia barroca. Recorre sus numerosos espacios verdes, visita sus museos, palacios y castillos y tómate tu tiempo para saborear uno de esos deliciosos dulces acompañados de un café o un chocolate vienés en uno de los múltiples cafés tradicionales de la ciudad. Entre las fachadas clásicas de la época de los Habsburgo y el Jugendstil (Art Nouveau) iniciado por Klimt y los Secesionistas, déjate maravillar por esta capital cautivante y con un tamaño a escala humana.

Viena : ¿qué hacer?

Recorrer el Rin en tranvía te permite admirar los monumentos más bonitos de Viena.
Degustar un delicioso pastel acompañado de un auténtico chocolate vienés leyendo el periódico del día, en uno de los numerosos cafés de la ciudad.
Una velada en la verbena del Prater saboreando un jarrete de cerdo o algodón de azúcar y montar en la famosa noria epónima.
Degustar el vino blanco, el queso y los embutidos en los Heurigen, merenderos del bosque vienés.
Asistir a un concierto de música clásica en la Ópera o en una de las numerosas iglesias barrocas de la ciudad.
Deambular por el barrio de los museos, uno de los 10 complejos culturales más grandes del mundo con sus 10.000 m² dedicados al arte moderno y a la cultura, en el emplazamiento de las antiguas caballerizas imperiales. Restaurantes en terraza, cafeterías y tiendas se suceden a lo largo de un gran patio interior rodeado de edificios que datan de los siglos XVIII y XIX, que cohabitan con construcciones modernas y originales.En verano, bañarse en el barco piscina en las orillas del Canal del Danubio que recorre el Viejo Viena, transformadas en playas urbanas con bares, cafeterías, restaurantes y tumbonas.

La catedral de Saint-Etienne, denominada Stephansdom por los vieneses, es el símbolo de Viena, en el corazón de la ciudad medieval. La flecha gótica, que se eleva a 137 m, es un punto de orientación muy práctico para situar el centro de la ciudad cuando te pierdes. Las 250.000 telas barnizadas que cubren el techo son una maravilla. El palacio de la Hofburg fue la residencia oficial de los Habsburgo de 1279 hasta la caída del Imperio Austrohúngaro en 1918, donde vivió la famosa Sissi Emperatriz. Este maravilloso conjunto arquitectónico situado en el corazón de la ciudad incluye sobre todo aposentos imperiales, varios museos, una capilla, una iglesia, la Biblioteca Nacional y las oficinas de la presidencia austriaca.El castillo de Schönbrunn, residencia de verano de la familia imperial, es un suntuoso palacio barroco retirado, al sudoeste del centro de Viena, escondido en un magnífico jardín.Sin olvidar Karlskirche, una excelente iglesia barroca construida en el siglo XVIII con sus dos columnas que evocan las comunas de Trajano y Marco Aurelio, el pabellón de la Secesión, obra maestra del Jugendstil (Art Nouveau) destinado a las exposiciones de la vanguardia vienesa, y el Mirador, palacio de verano de Eugenio de Saboya, cuya galería de arte austriaca recoge una magnífica colección de Klimt con su famoso «Beso».

  • La música, omnipresente

Viena : qué visitar ?

Recordatorio

¡Cómprate la Vienna Card! Con una validez de tres días, por 18,50 ? puedes utilizar sin límite la red de autobuses, metros y tranvías y puedes disfrutar de descuentos en los museos de la ciudad.

A evitar

Pagar una fortuna para dar una vuelta en coche de caballos: ¡es muy agradable descubrir la ciudad a pie!

Viena : qué comer ?

Advertencia: si estás a dieta, Viena no es el destino más indicado. Es difícil resistirse a la deliciosa pastelería vienesa que se saborea en los numerosos cafés vieneses, una verdadera institución en la capital austriaca. Las Mozartkugeln, bolas de chocolate rellenas de praliné con la efigie del famoso músico también son míticas. Por último, sería una lástima no degustar los quesos y embutidos regados con vinos frescos en los Heurigen del bosque vienés.

Viena= : ¿ Qué comprar ?

La famosa Sacher Tochte, cara pero realmente deliciosa. Inventada en 1832 por Franz Sacher, en aquel momento aprendiz de cocina en la corte del príncipe Metternich, este pastel de chocolate relleno de mermelada de albaricoque está recubierto de un glaseado también de chocolate. Desde esta época, el hotel Sacher guarda celosamente la receta de su pastel estrella.

Hoteles Viena Opiniones de hoteles
  • 9.7 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Imperial
    Vienne - Austria
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    El hotel Imperial, bien situado a orillas del Rin y al pie del ...

  • 9.45 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Bristol
    Vienne - Austria
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    Abierto en el año 1892, este lujoso hotel pertenece al grupo ...

  • 9.2 /10
    Evaluado por Easyviajar
    The Ring
    Vienne - Austria
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    Inaugurado en el 2007 el hotel The Ring, propiedad del Sheikh ...

  • 9.2 /10
    Evaluado por Easyviajar
    Sacher Wien
    Vienne - Austria
    Hotel Hotel 5 Etoile(s)

    Famoso por su mítica cafetería donde podremos probar la célebre ...

otros rincones del mundo
Austria : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches