• Conéctate
Hotel Ace Hotel 3 estrella
Easyexpertos
20 West 29th Street Nueva York, Estados Unidos -
Ver el mapa
Gonzalo González Beneytez Jefe de sección

El propietario Alex Calderwood afirma que no le interesa estar de moda, simplemente desea hacer del lugar un clásico instantáneo. Ha conseguido ambas cosas, le guste o no. El Ace es uno de los hoteles más originales, innovadores e inspirados de Nueva York, y de otros sitios. Es una obra de arte de arriba a abajo que atraerá tanto a los trotamundos y grupos de amigos como a las parejas. Cada detalle sin excepción ha sido pensado cuidadosamente, empezando por el nombre del hotel (véase el apartado "Recuerda que") hasta la funda de la tabla de planchar. Una actitud natural y despreocupada parece ser la característica dominante del hotel, como podrás constatar en los mozos de equipajes demasiado indolentes o al dirigirte al baño público con cisternas automáticas. De hecho, como indica la cita en las escaleras que conducen del vestíbulo a los servicios en cuestión, "Todo va a salir bien".

+
  • Familia
  • Norma internacional
  • Bien situado
  • Encanto
  • Vuelo
    Compara todos los precios

    Precio por noche - Encuentra en 0 colaboradores
    Ver más ofertas

    Ubicación 7.86 /10

    El Ace se sitúa en la calle 29, entre la Quinta y la Sexta Avenida, cruzando Broadway en diagonal. El barrio se llama NoMad (North of Madison Square Park) y está cerca de Madison Square Park y Madison Square Gardens, así como de Times Square, al final de Broadway y Penn Station, unas calles más lejos. Para simplificar, está en el corazón de Midtown Manhattan. Encontrarás tres paradas de metro a unos minutos a pie del hotel: calle 23, calle 28 y calle 33. El aeropuerto JFK está a 29 kilómetros, el de La Guardia a 14 k m y el de Newark a 27 km.

    Habitaciones 9.70 /10

    Una de las principales cualidades del Ace es su humildad. Podría ser sin problema snob y exclusivo dado el número de yuppies acaudalados que se alojan, pero no es el estilo del establecimiento. De hecho, es accesible a todo tipo de turistas, de los trotamundos a las personas que desean probar el modo de vida de Nueva York. Las habitaciones dormitorio tienen un tamaño correcto y están equipadas con las mismas excentricidades que las habitaciones más grandes, como la caja de vuelo a modo de soporte para el televisor de pantalla plana, el armario abierto fabricado a partir de canalizaciones torcidas y las obras de arte (por ejemplo hemos visto una pintura mural que representa un Mamiya C330). Incluso hay espacio para un escritorio (con agua y café), una plancha y tabla de planchar en todas las habitaciones, igual que un secador con su propia funda de tela. El cuarto de baño, bastante espacioso, es idéntico a todos los demás: tiene bañera, productos de aseo de la marca Rudy, jabón Malin and Goetz así como las mismas canalizaciones mencionadas anteriormente que están fijadas a la pared y sirven de colgadores. La primera habitación convencional es la Standard Full, que es algo más grande que la habitación dormitorio y dispone de una cama queen size, un frigorífico Smeg surtido, aperitivos locales, mantas Pendleton personalizadas, una radio despertador musical y albornoces Wings & Horns. El cuarto de baño tiene más originalidades (al igual que la habitación dormitorio); por ejemplo podemos leer en lo alto del espejo "El amor hace feliz", un eslogan que podría aplicarse sin problema al hotel. Las cuatro últimas categorías de habitaciones se denominan "small", "medium", "large" y "loft". Cada categoría es algo más grande que la anterior y posee una obra diferente realizada por uno de los numerosos artistas que han contribuido en el hotel. Las prestaciones son las mismas en todas las habitaciones, pero a partir de la categoría "medium" encontrarás pletinas y vinilos para escuchar música a tu gusto y podrás disfrutar de vistas a Broadway y a la calle 29. El espacio añadido de las habitaciones se llena con muebles varios, alguno de ellos ejemplares de época. Lo mejor del hotel es su magnífico lotf de estilo militar / industrial. El inmenso estudio abierto gira alrededor de una mesa que probablemente fue la herramienta de trabajo de un sastre; está rodeada de seis sillas de diseñado que datan de los años '60. Un sofá en forma de semicírculo, que se adapta perfectamente al tamaño de la alcoba desde donde se ve el Empire State Building, frente a una mesa de centro sobre una alfombra de piel de animal. Otras prestaciones únicas incluyen una caja de municiones del ejército, una caja de transporte de tejidos (donde se guarda la plancha), estanterías industriales acompañadas de bobinas de madera, lámparas Fostoria y para terminar una guitarra Gibson hecha a medida. Se facilitan imanes en los que se puede leer ahora sí / ahora no para indicar al personal de limpieza si pueden o no limpiar la habitación. El cuarto de baño, separado de la habitación por puertas dobles, tiene una bañera y una ducha separadas.

    Infraestructura 9.20 /10

    El exterior del edificio no traiciona las maravillas que oculta al otro lado de la entrada: se trata del vestíbulo de hotel más bonito de Nueva York. Entrando a la derecha se encuentra la recepción, con un mueble con recuerdos del hotel y otros regalos con encanto a un lado, y al otro una vitrina llena de pájaros disecados. El vestíbulo principal se divide en tres secciones, más o menos organizadas alrededor de magníficas columnas blancas que dominan este espacio. En primer plano se dispone una zona de relajación con sillones recubiertos de tejido escocés y mesas de estilo industrial. En el centro de la sala se ha colocado una mesa común, a disposición de los clientes únicamente. Justo al otro lado de tejones disecados se disponen dos sofás rojos en forma de U; cada uno de ellos coronado por pieles de animales, y al fondo del vestíbulo hay otros asientos, bajo una bandera americana deshilachada voluntariamente. La pared revestida de madera con estanterías, los sofás Chesterfield y la iluminación tenue hacen que el fondo del hotel parezca una cabaña. A cada lado de la sala, además de asientos adicionales, podrás encontrar obras sobre todos los temas, esquemas de esqueletos de diversas criaturas e incluso un fotomatón de antaño (que sigue funcionando). El vestíbulo, el auténtico punto neurálgico del hotel, reúne a todo tipo de personas, habitantes del barrio que desean tomar un café (véase Stumptown Coffee Roasters en el apartado "Comida y bebida") a los estudiantes que repasan para sus exámenes de ecuaciones diferenciales ordinarias, pasando por los jóvenes ejecutivos de publicidad y creadores de joyería que trabajan en su próxima colección. Existen numerosas razones para venir a este lugar (el café, la atmósfera, observar a la gente, las reuniones profesionales), pero una de ellas las supera: el MacBook. Podríamos pensar que la admisión en el vestíbulo depende de la capacidad de cada uno para despegarse del ordenador portátil de Apple. Las demás partes comunes del hotel no tienen nada de excepcional, así que si no te apetece quedarte en la habitación te irás directamente al vestíbulo. Dicho esto, los mensajes colgados en las paredes frente a los ascensores así como los propios ascensores nos hacen sonreír y hacen que el Ace sea lo que es... Igual que el personal, que es bastante desenfadado aunque atento (y bastante encantador).

    Restauración 8.20 /10

    April Bloomfield, de Birmingham, a quien debemos la introducción del pub gastronómico en Nueva York con el restaurante distinguido con estrellas el Spotted Pig en el West Village, abrió el Breslin Bar and Dining Room justo fuera del vestíbulo del hotel unas semanas antes de nuestra estancia en el Ace. Y según se dice, ya goza de la misma fama. En un decorado que rinde un pequeño homenaje a los pubs británicos, los habitantes del barrio y los turistas pueden comer durante todo el día, empezando por el desayuno (bollería, cacahuetes asados y bocadillo de plátano, huevos cocinados como quieras), seguido de un brunch (tortitas de calabaza, desayuno inglés, hamburguesa de cordero asada en brasas de carbón), de la comida (sopa de cebolla y médula, terrina de picantones asados con raya y patatas) y por último la cena (terrina, brandada de bacalao salado y manitas de cerdo rellenas). La comida no es especialmente ligera, por lo que si cuidas tu línea, no lo pienses y ten en cuenta que se trata de un pequeño capricho. Stumptown Coffee Roasters también se encuentra fuera del vestíbulo y dispone de una entrada en la calle 29. Esta pequeña tienda modesta, que forma parte de la sociedad residente en Portland, vende cafés especiales procedentes de numerosos países, y es una de las razones por las que el vestíbulo del Ace está tan lleno. El café puede consumirse in situ o para llevar: en este caso te darán una bolsa de papel marrón en la que figura información sobre el origen de tu café, su altitud y su aroma. Aunque sólo lleva tres meses abierta (en la fecha de nuestra visita), parece que esta franquicia es la que más cafés especiales vende en Norteamérica, un éxito increíble. El hotel también dispone de un bar al fondo a la izquierda del vestíbulo, que sirve su propia cerveza de reserva de Aberdeen.

    A saber

    ¿Por dónde empezar? Allí donde mires encontrarás algo que contar. De hecho, se inventan sin cesar historias en el hormiguero del vestíbulo del hotel (véase el apartado "Vista general del hotel"). El hotel ocupa un inmueble de 1904 que fue en su época el hotel Breslin así como un inmueble residencial de alquiler controlado (algunos de los ocupantes de la época se negaron a mudarse y siguen viviendo en el hotel). El interior de este último ha sido diseñado (en colaboración con los propietarios) por Roman & Williams, los mismos que crearon el modernísimo hotel Standard en el barrio Meatpacking con una imaginación y un gusto excepcionales. Lo mismo sucede con el personal del hotel que lleva marcas como Converse y Dr. Marten's en los zapatos, Coto en las corbatas, L. Gambert en las camisas, Levi's en los vaqueros y Spiewak en los chaquetones. Los porteros y mozos de equipaje van tan bien vestidos que podrían pasar por clientes (uno de ellos en cambio creyó que el autor de este artículo era un miembro del personal). ¿Te estás preguntando por qué el nombre del hotel es Ace (el as)? En las cartas, el as puede ser fuerte o débil, al igual que las habitaciones del hotel que pueden ser sofisticadas o sencillas (véase el apartado "Alojamiento"). Astuto, ¿no?

    Equipamientos

    • Aparcamiento
    • Acceso a minusválidos
    • Restaurante
    • Internet
    • Climatización
    • Gimnasio

      gimnasia

    • Se aceptan animales
    • Habitación no fumador

    Ventajas

    • Ubicación
    • La decoración interior
    • Categoría de las habitaciones
    • Vestíbulo

    Inconvenientes

    Opiniones de los viajeros sobre el hotel

    • Puntuación Total nc/10
    Hoteles cerca de Nueva York
    • Arlington Arlington Arlington
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.68
      • Ubicación 6.87

      No esperes gozar del lujo como en un palacio ya que el Arlington es un hotel sencillo y sin demasiados servicios, aunque limpio y bien ubicado, en el extremo este del barrio de Chelsea. Posee un ambiente de "backpackers" (mochileros).

      A partir de
      Ver la oferta
    • Holiday Inn Martinique on Broadway Holiday Inn Martinique on Broadway Holiday Inn Martinique on Broadway
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 8.08
      • Ubicación 8.51

      Un hotel bien situado en un barrio comercial, a dos pasos de Macy's y del Empire State Building. Ofrece un entorno agradable y un alojamiento confortable.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Métro Métro Métro
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.06
      • Ubicación 9.11

      Un hotel de comodidades sencillas, pero muy decente. Situado a dos pasos del Empire State Building, cuenta con una atmósfera inspirada en el más puro estilo Art Déco, y con un hermoso restaurante. Un magnífico lugar donde alojarse mientras permanezcamos en la "Gran Manzana".

      A partir de
      Ver la oferta
    • Americana Inn Americana Inn Americana Inn
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 6.82
      • Ubicación 9.27

      El hotel Americana Inn ofrece un confort limitado y unas instalaciones de escaso nivel. Parece más un albergue juvenil que un hotel. No obstante, es muy limpio, y se adecua perfectamente a los presupuestos modestos.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Pennsylvania Pennsylvania Pennsylvania
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 6.97
      • Ubicación 7.79

      Un establecimiento imponente, en un marco más bien impersonal y sin encanto. No obstante, disfruta de una interesante situación y de unas habitaciones cómodas.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Thirty Thirty Thirty Thirty Thirty Thirty
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.07
      • Ubicación 7.96

      Un hotel renovado recientemente, situado a sólo unas manzanas del Empire State Building. Ofrece un alojamiento de buena calidad y un entorno con decoración moderna.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Affinia Manhattan Affinia Manhattan Affinia Manhattan
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.16
      • Ubicación 7.49

      Este edificio de finales de los años 20 tenía que convertirse en hotel, el Governor Clinton, y por suerte, ha conseguido conservar gran parte de su carácter de la época. Tiene muchos puntos en común con sus homólogos, aunque es más espectacular y glamuroso y probablemente está ubicado en el mejor lugar de todos, en pleno centro de todas las actividades. Se trata de un hotel muy grande (526 habitaciones) que puede verse sobrecargado enseguida, pero que constituye una buena opción para las familias, en particular si desean alojarse en un lugar animado. Como la mayoría de los hoteles Affinia, dispone de mucho espacio.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Strand The Strand The Strand
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.27
      • Ubicación 9.26

      El The Strand, uno de los hoteles más recientes de Nueva York, es un establecimiento bien diseñado con un aspecto joven y moderno. Sus habitaciones están bien distribuidas y el uso de los colores es sutil. Algunos elementos son únicos del hotel (aire acondicionado con sensores de movimiento, por ejemplo) e incluye un bar en la azotea que no tiene competencia alguna en los bares de hoteles. Quizás no esté en la parte de la ciudad más interesante, pero sigue estando cerca de las principales atracciones turísticas de la ciudad y está bien conectado en transporte público. Además, a diferencia de lo que pasa en muchos hoteles neoyorkinos, el desayuno está incluido. Recomendamos este hotel a turistas, especialmente a parejas y grupos de amigos (a las familias también les gustará, pero las más grandes podrán sentirse un poco apretujadas).

      A partir de
      Ver la oferta
    Los mejores hoteles Nueva York
    • The Mark New York The Mark New York The Mark New York
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.47
      • Ubicación 4.26

      Un hotel discreto y elegante a un tiempo, con decoración clásica, prestaciones de alta categoría, y atendido por un personal competente y altamente cualificado.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Pierre The Pierre The Pierre
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.45
      • Ubicación 6.24

      Desde hace casi 72 años, el Pierre se impone como uno de los mejores hoteles neoyorquinos, premiado en innumerables ocasiones por los especialistas internacionales. No te dejes engañar, este establecimiento con aires de antiguo palacio ofrece prestaciones plenamente arraigadas en el siglo XXI.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The London NYC The London NYC The London NYC
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.44
      • Ubicación 8.63

      Si el London NYC fuera una persona, muy probablemente sería elegante, humilde y feliz, ya que sabría que nunca pertenecería a la élite de pleno derecho, pero, puestos a pensarlo bien, ¿quién querría? Cuenta con todos los atractivos de cualquier prestigioso hotel de lujo de cinco estrellas, como el Pierre o el Four Seasons, con un toque de lujo moderno (¡Y sin las tarifas que suelen aplicarse en dichos establecimientos!). Aunque tenga poco más de tres años, se ha posicionado como una auténtica alternativa a los principales establecimientos y como un acogedor hotel de mejor calidad que los de las grandes cadenas. Goza, además, de una ubicación fantástica, con una de las decoraciones más elegantes que hemos visto en Nueva York y con un restaurante capitaneado por el célebre chef escocés Gordon Ramsay. Sin lugar a dudas: uno de nuestros hoteles favoritos.

      A partir de
      Ver la oferta
    • Waldorf Astoria Waldorf Astoria Waldorf Astoria
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.44
      • Ubicación 8.5

      El Waldorf=Astoria, una auténtica leyenda, ha atravesado el siglo XX sin que le salga ni una sola arruga. Inscrito en el registro de monumentos históricos de la ciudad de Nueva York desde 1993, el hotel más emblemático de la metrópolis norteamericana sigue ofreciendo un entorno lujosos y unas prestaciones dignas de su categoría de 5*.

      A partir de
      Ver la oferta
    • New York Plaza New York Plaza New York Plaza
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.84
      • Ubicación 7.14

      Clasicismo, lujo y refinamiento, los tres sustantivos que caracterizan al Plaza, uno de los hoteles imprescindibles de la megalópolis estadounidense. No hay ninguna duda de que incluso los clientes más exigentes encontrarán un cuadro, unas prestaciones y unos equipamientos a la altura de sus esperanzas, todo ello con una suntuosa decoración estilo "Renacimiento francés".

      A partir de
      Ver la oferta
    • The New York Palace The New York Palace The New York Palace
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.42
      • Ubicación 8.54

      El nombre lo dice todo. Si un hotel neoyorkino puede denominarse "palace", éste es el lugar, sin dudarlo. En cuanto entras ves que su interior tiene duende. Las estancias son de las más suntuosas que hemos visto, la panorámica increíble, tiene un restaurante estrellado, un gimnasio y un spa de gama alta... y una historia de lo más fascinante. Te recomendamos encarecidamente este magnífico hotel, con una ubicación ideal para todo tipo de viajero, estés por negocios o de turismo. Y si no te lo acabas de creer, pregúntale a alguien que se haya alojado allí. Nunca hemos escuchado ninguna crítica...

      A partir de
      Ver la oferta
    • JW Marriott Essex House JW Marriott Essex House JW Marriott Essex House
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.39
      • Ubicación 6.99

      Viaja en el tiempo y vuelve a los años 1930 gracias al Jumeirah Essex House. Este símbolo Art Déco, antaño la torre más alta de Nueva York, abrió sus puertas el mismo año que el Empire State Building y fue renovado en 2007 después de haber sido comprado por el grupo hotelero con sede en Dubái que ha conseguido dejarlo todavía más bonito. Lo mires por donde lo mires, el establecimiento tiene un aire elegante y no le falta de nada para estar entre los más grandes: habitaciones encantadoras, una ubicación privilegiada, un restaurante refinado y un personal inteligente. Lo recomendamos sin lugar a dudas a cualquier tipo de viajero sin importancia de por qué razón se aloje en Nueva York.

      A partir de
      Ver la oferta
    • The Lowell The Lowell The Lowell
      • Easyopiniones nc
      • Relación calidad-precio 7.36
      • Ubicación 5.62

      Este distinguido hotel está en un barrio no menos distinguido. Es un establecimiento más bien pequeño en relación a lo que se suele ver en Nueva York. Es tan chic como un hotel europeo: desde la puerta de entrada hasta el gimnasio, estés en el rincón que estés. El Lowell, dotado de una rica historia (al igual que el mobiliario, las antigüedades y los objetos artísticos que alberga), dispone de todos los equipamientos modernos que se esperan de un hotel de esa categoría. Cada detalle ha sido estudiado minuciosamente y si eres capaz de encontrar un solo defecto, nos quitamos el sombrero. Las parejas o familias de pocos miembros considerarán el Lowell muy confortable y bien ubicado: propone los mejores servicios y un personal de lo más competente. ¡Este hotel se merece un SÍ como una casa de easyvoyage.fr!

      A partir de
      Ver la oferta