Vista panorámica desde la Bonne Mère

Apodada la Buena Madre por los marselleses, Notre-Dame de la Garde es uno de los emblemas de la ciudad. A 160 metros de altura, la estatua dorada de la Virgen con el Niño parece vigilar la ciudad con su ojo protector. Ya en el siglo XV, Notre-Dame de la Garde era considerada la guardiana de marineros y pescadores. Hoy en día, muchas personas siguen acudiendo a dar las gracias a la Virgen: marineros, bomberos, veteranos y, por supuesto, ¡jugadores y seguidores del OM! También es el monumento más visitado de Marsella, a pesar de los numerosos escalones que hay que subir para llegar hasta él... Hay un aparcamiento, ¡pero se llena enseguida! Se va allí para rendir homenaje o para pasear por la explanada y disfrutar de una vista de 360° sobre toda la ciudad, con el Mediterráneo como telón de fondo.

Notre-Dame de la Garde en Marsella.

- © saiko3p / Shutterstock
Marsella

✈️ ¡Vuela a Marsella!

En el aeropuerto de Marsella operan numerosas compañías aéreas, a menudo a precios muy competitivos.
Desde
23 €
Reserva ya tu plaza

La historia de Notre-Dame de la Garde

En 1214, un sacerdote marsellés se puso a construir un oratorio dedicado a María, una sencilla capillita en lo alto de una colina de la ciudad de Marsella. Con el paso del tiempo, el número de fieles y peregrinos fue aumentando y, en el siglo XV, hubo que ampliar el edificio para acogerlos. En el siglo XVI, el rey Francisco I ordenó la construcción de un fuerte en la colina de la Garde para reforzar las defensas de Marsella, del que aún se conservan los restos.

Notre-Dame de la Garde vigila Marsella.

- © Zyankarlo / Shutterstock

La capilla tal y como la conocemos hoy fue diseñada en el siglo XIX por el arquitecto Espérandieu, responsable también de la Catedral de la Major. La capilla original fue demolida y fue Eugène de Mazenod, obispo de Marsella, quien colocó la primera piedra de la basílica en 1853. Once años más tarde se consagró Notre-Dame de la Garde.

¿Por qué visitar Notre-Dame de la Garde?

Cualquiera que visite Marsella por primera vez quedará asombrado por laoriginal y distintiva arquitectura de Notre-Dame de la Garde. Su estilo románico-bizantino supone un gran choque visual para quien no esté familiarizado con él: en el siglo XIX, la basílica llegó a compararse con una locomotora.

Interior de Notre-Dame de la Garde.

- © Curioso.Photography / Shutterstock

La entrada a la basílica es tan llamativa como su fachada exterior. La transición de la luz brillante de la explanada a la penumbra del interior es deslumbrante. Una vez adaptada la vista a la penumbra, el visitante se ve sorprendido por una explosión de mosaicos y policromía. Bastan unos minutos de observación para darse cuenta de la cantidad de trabajo necesario para crear estos complejos y magníficos conjuntos. La estatuaria también es notable. Elarte naïf está muy presente, como lo demuestran los numerosos exvotos, el más antiguo de los cuales data de 1756.

Notre-Dame de la Garde ofrece una vista impresionante de toda Marsella.

- © Alexey Fedorenko / Shutterstock

Además de visitar la basílica y el carácter sagrado del lugar, un paseo hasta Notre-Dame de la Garde ofrece un soplo de aire fresco, lejos de las multitudes que llenan las calles de Marsella. En la explanada, el sonido del viento ahoga el bullicio de la ciudad y se puede disfrutar de las impresionantes vistas sobre Marsella y el mar Mediterráneo.

Hasta los años 90, los visitantes aún podían subir por la escalinata del interior de la estatua de la Virgen María hasta su cabeza y admirar el paisaje directamente a través de los ojos de la Buena Madre: ¡una experiencia memorable! Por desgracia, esto ya no es posible, pero el panorama desde la plaza de la Basílica sigue siendo impresionante.

Nuestro hotel favorito con vistas a Notre-Dame de la Garde

Hotel 3 estrellas Belle-Vue Vieux-Port Marsella
booking

Hotel 3 estrellas Belle-Vue Vieux-Port

Este hotel de 3 estrellas goza de una de las mejores vistas de Notre-Dame de la Garde y del Puerto Viejo.
8 Muy buena
Desde
168 € / noche
Reserva

Información práctica sobre Notre-Dame de la Garde

Encaramada en una colina desde la que se domina toda la ciudad, Notre-Dame de la Garde es una visita obligada en cualquier viaje a Marsella, ya que atrae a millones de visitantes cada año. Tómese alrededor de una hora para explorar la basílica y disfrutar de una vista única de la ciudad y el Mediterráneo desde su explanada.

Nuestro hotel favorito con vistas a Notre-Dame de la Garde :

📍 ¿Cómo llegar a Notre-Dame de la Garde?

Haycuatro aparcamientos gratuitos a disposición de los visitantes, con unas 150 plazas, pero se llenan muy rápidamente. Durante la temporada alta, lo mejor es tomar el transporte público, con el autobús nº 60.

El pequeño tren turístico de Marsella también llega a la basílica, por lo que podrá combinar los negocios con el placer. Por supuesto, también puede llegar a Notre-Dame de la Garde a pie, por las calles que suben la colina o por los diversos senderos del pinar, y seguir las huellas de los antiguos peregrinos.

El trenecito de Marsella a Notre-Dame de la Garde.

- © okimo / Shutterstock

⏰ Horario de apertura de Notre-Dame de la Garde

Notre-Dame de la Garde abre todos los días de 7:00 a 18:00. ¡Tenga en cuenta que todos los vehículos deben abandonar el aparcamiento antes de las 18:15!

👛 Precios de Notre-Dame de la Garde

El acceso al santuario, los edificios y las terrazas de Notre-Dame de la Garde es gratuito. Las ofrendas son, por supuesto, bienvenidas.

Algunos consejos para su visita

  • Se exige una vestimenta "decente y respetuosa" en los santuarios y en las explanadas.
  • Notre-Dame de la Garde también cuenta con un pequeño museo que recorre su historia desde su construcción hasta nuestros días.
  • También dispone de servicio de restauración.
  • Tanto el exterior como el interior de Notre-Dame de la Garde son accesibles para personas con movilidad reducida.
por Salomé Busson
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Marsella
Marsella
Leer también
Los 10 hoteles más legendarios de Marsella
Marsella
Los 10 hoteles más legendarios de Marsella
Monumentos históricos, iglesias o simplemente edificios residenciales son todos ellos edificios que conforman el paisaje de una ciudad. Pero lo mismo ocurre con los hoteles: desde...
Un paseo por el Puerto Viejo
Marsella
Un paseo por el Puerto Viejo
Al llegar desde la estación Saint-Charles, el visitante desciende por la Canebière hasta el Puerto Viejo y se sumerge de inmediato en el ambiente único de Marsella. Aquí comenzó la...
Últimas noticias
Budapest
Los 10 mejores hoteles de Budapest
Ámsterdam
Visita la casa de Ana Franck en Ámsterdam
Dublín
Temple bar: "the place to be", para salir de fiesta como un dublinés
Berlín
Llenáte de cultura en la Isla de los Museos
Brujas
Vista de 360° de Brujas desde lo alto del campanario
Budapest
La Basílica de San Esteban, el pico más alto del mundo
Todas las noticias
Mejores ciudades