El jardín del Conservatorio Botánico Nacional de Brest

Brest no es sólo mar. A dos pasos de Océanopolis, en el centro de la ciudad, los jardines del Conservatorio Botánico Nacional de Brest le invitan a descubrir un mundo de plantas preservadas. Este establecimiento es el primero del mundo que se dedica por entero a la conservación de especies amenazadas. Creado en los años 70 en una antigua cantera, hoy en día ocupa 30 hectáreas y alberga más de 40.000 especies vegetales. Como un soplo de aire fresco en medio de la ciudad, este paraje excepcional ha recibido la etiqueta de "Jardín notable" por su diversidad de plantas de todo el mundo. Este exuberante edén es el lugar perfecto para recargar las pilas entre acantilados y arroyos. Solo o en grupo, podrá descubrirlo siguiendo una visita guiada, participando en uno de los talleres de dibujo botánico o utilizando las audioguías. Sumérjase en la naturaleza, donde las plantas más raras y amenazadas han encontrado su hogar en Brest.

© Sergey V Kalyakin / Shutterstock

Historia del jardín

La génesis del Jardín Botánico de Brest se remonta a los años setenta. Jean-Yves Lesouëf, botánico, soñaba con un lugar donde todas las plantas del mundo pudieran vivir a perpetuidad. Su sueño se hizo realidad durante unos viajes a España y las Seychelles, donde se percató de la desaparición de ciertas plantas. "Perder una planta silvestre es perder millones de años de evolución, y eso es irreversible", afirma.

Así que se le ocurrió la idea de crear una especie de Arca de Noé para las plantas, el primer jardín botánico del mundo para conservar plantas en peligro de extinción. Este Edén estaba enclavado cerca de escarpadas laderas, acantilados y un arroyo.

Con los años, el jardín ha crecido y ha reforzado su misión de conservación. Se convirtió en un lugar predilecto para científicos y botánicos. Alrededor de las plantas corre un único hilo conductor: el arroyo Vallon. Serpentea por el jardín y asciende por los altos acantilados. Siguiéndolo, descubrirá el bosquecillo de bambúes, las plantas mediterráneas y los eucaliptos.

Testimonio

"Muy bonito jardín que baja hasta la playa de moulin blanc. Paseo muy agradable, con estanques, multitud de especies vegetales raras, ¡ya no estás en Bretaña sino en el Amazonas o Costa Rica por momentos! "

¿Cómo funciona la visita?

Una vez que hayas empujado las puertas del jardín, llegarás al pabellón de recepción, donde encontrarás algunas explicaciones de bolsillo. También hay una exposición permanente que le ayudará a familiarizarse con los problemas y peligros. La visita comienza en el exterior, donde podrá contemplar varias especies rodeado de vistas panorámicas del puerto.

Tras el exterior, se pasa a los invernaderos tropicales, donde se garantiza un cambio de aires: al pasear por ellos, se topará con más de 4.000 especies diferentes, raras y frágiles. Los distintos invernaderos tropicales sumergen al visitante en un mundo exótico y exótico. En total, cuatro invernaderos albergan una enorme concentración de plantas.

La visita continúa en uno de los invernaderos más emblemáticos del jardín: el invernadero subtropical. Aquí, por ejemplo, se puede aprender todo sobre los hibiscos y los geranios tropicales, en peligro de extinción.

A continuación, los visitantes pueden entrar en el invernadero tropical, donde el clima es mucho más seco y cálido (alrededor de 25°C). Aquí, la banda sonora de los pájaros le adormecerá como en la selva, sin dejar de estar en Brest. Este invernadero tiene todas las características de una selva tropical. Aquí descubrirá la reflesia arnoldii (planta indonesia en peligro de extinción).

El viaje termina con las plantas carnívoras.

Consejo del editor: la flora es tan rica que le aconsejamos optar por una visita guiada con un experto. Le contará divertidas anécdotas sobre la historia de las plantas en peligro de extinción.

Información práctica

📍Localización: está aquí en GoogleMaps.

⏰Horario: abierto todos los días de 9 a 19 h en primavera y otoño; de 9 a 18 h en invierno y de 9 a 20 h en verano.

👛Precios: 6,50 euros (para visitas guiadas) y 5,50 euros (para visitas autoguiadas).

¿Dónde comer cerca del Conservatorio Botánico Nacional de Brest?

🍴La bouteille à la mer

Este bistró gastronómico destaca desde lejos por su fachada roja. Aquí podrás disfrutar de platos gourmet con un toque exótico. Nuestro postre favorito es la pavlova. Para cenar, el restaurante es aún más acogedor, con tablas para compartir.

¿Dónde alojarse cerca del jardín del Conservatorio Botánico Nacional de Brest?

⭐B&B HOTEL Brest Centre Port de Commerce

Cerca del jardín botánico y del puerto deportivo, el hotel B&B Brest Port ofrece un entorno agradable y habitaciones cómodas, para presupuestos ajustados. Las habitaciones son amplias y luminosas, con colchones mullidos. El desayuno es variado y sabroso, con zumo de naranja natural y productos salados y dulces (queso, huevos, bacon, tostadas, pasteles). El hotel acepta mascotas con un coste adicional (4 € por noche) y dispone de aparcamiento abierto.

B&B HOTEL Brest Centre Port de Commerce Brest
Booking

B&B HOTEL Brest Centre Port de Commerce

Hotel moderno y económico cerca del puerto deportivo
7.9 Fino
Desde
68 € / noche
Reserve
por Inés Mbarki
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Brest
Brest
Últimas noticias
Agadir
Museo del Patrimonio Amazigh
Agadir
El Jardín de Olhao, símbolo de fraternidad entre Marruecos y Portugal
Agadir
Parque Nacional de Souss-Massa
Agadir
Puerto de Agadir
Todas las noticias
Mejores ciudades