Plaza Mayor, el corazón de Valladolid

Cada ciudad tiene su corazón, el espacio donde se marca el pulso y ritmo que se extiende a través de sus calles y avenidas, como arterias por donde se irriga la cultura, los modismos y la idiosincrasia que distinguen a cada una de las ciudades. En el caso de Valladolid, es la Plaza Mayor, con su rojo ladrillo que contrasta con la blancura del granito en los edificios, dentro de los cuales destaca el del Ayuntamiento, que saluda de frente a la estatua del fundador Conde Don Pedro Ansúrez. Aquí pasan las fiestas más importantes, los mercados y la vida cotidiana de los vallisoletanos, entre soportales y balcones de herrería.

Plaza Mayor, Valladolid.

- © jjmillan / Shutterstock

La historia de la plaza

Alguna vez, esta plaza que ahora se encuentra y es el centro preciso de la ciudad, vivía afuera de las murallas de protección. Era mediados del siglo IX y Valladolid era una pequeña aldea agrícola. La ahora Plaza Mayor, que era un descampado, estaba cerca de una de las puertas de entrada –la que se llamaba postigo del Trigo– por donde pasaban los mercaderes con alimento.

El Conde Don Pedro Ansúrez obtuvo el señorío de la villa en 1072 y construyó palacios y catedrales a unas cuantas calles, mientras que en la que ahora conocemos como Plaza Mayor, se comenzaban a levantar casas y otras construcciones de menor importancia política. Fue hasta que decidieron hacerla la Plaza del Mercado –su primer nombre oficial– que empezó a tomar mayor importancia. Distintos gremios fueron adoptando los edificios que la rodeaban y pronto se convirtió en el centro neurálgico de la ciudad, declarada en 1499 como el lugar donde debía estar la Casa del Municipio por los Reyes Católicos. Ahí cambió de nombre al que le conocemos en la actualidad.

Don Pedro Ansúrez, el repobrador de Valladolid.

- © joan_bautista / Shutterstock

El incendio

En septiembre de 1561, durante tres días y dos noches, en un total de 50 horas, Valladolid era devorada por flamas. 440 casas, edificios y negocios fueron reducidas a cenizas y vigas tatemadas; un décimo de la ciudad dejó de existir. La Plaza Mayor de aquel entonces desapareció y el rey Felipe II designó al gran trazador Francisco de Salamanca para que rediseñara el aspecto de la plaza, con edificios homogéneos en los que se ubicarían los distintos gremios, oficios y servicios. Se modificó también el trazado de las calles y avenidas que llegaban hasta la Plaza Mayor, dándole una mayor afluencia y por lo tanto importancia. La volvieron el corazón de Valladolid.

Mosaico representando el gran incendio de 1561.

- © Creative Commons

La plaza hoy en día

La Plaza Mayor de Valladolid es una de las más grandes de España, de unos 6 500 metros cuadrados. Es porticada desde todos los costados, con columnas de granito; las calles que le rodean –nombradas en honor a los gremios que antes le daban su importancia mercantil– desembocan directo, sin rejas ni puertas.

Los edificios tienen tres pisos, que se pensaron inicialmente con distribución jerarquizada: en el primero, con los balcones, los más ricos, mientras que hasta arriba, donde solo hay una pequeña ventanita, los más pobres. Los tiempos han cambiado, y ahora ya hay balcones en los tres niveles.

La Plaza Mayor de noche.

- © jjmillan / Shutterstock
Plaza Mayor Apartamentos Valladolid
Booking.com

Plaza Mayor Apartamentos

Un espléndido apartamento frente al ayuntamiento de Valladolid.
9 Fantástico
Desde
69 €
Haz tu reservación

Qué ver en la plaza

El atractivo principal de la Plaza Mayor es lo bonita y viva que es. Por aquí pasa gente de todas partes, con destinos y orígenes distintos. Sigue siendo un punto comercial muy importante, por supuesto, aunque no como en antaño. Ahora hay tiendas y restaurantes que mantienen la economía local fluyendo y el ritmo ajetreado.

Si de sitios se trata, entonces es el Ayuntamiento lo que llama más la atención. Está en el centro de la plaza –realmente, imposible de no verlo–, con fachada barroca y con una torre de reloj en el eje central del edificio.

Las fiestas

Las fiestas de Valladolid (las de la Virgen de San Lorenzo) empiezan el primer viernes de septiembre y terminan 10 días después. Se inaugura con un discurso pregonero que se da desde el balcón del Ayuntamiento, seguido de fuegos artificiales y más fiestas.

Se organizan conciertos que suceden en medio de la Plaza Mayor, se hacen vendimias de distintos productos, teatro, verbenas, concursos y muchos bailes. Es una decena de días de fiesta –de esas por las que los españoles son famosos– en el corazón de la ciudad.

Ni Don Pedro se salva en estos días, a quien visten con su paliacate morado, típico en estas celebraciones.

Además, merece la pena observar los demás edificios que resguardan la plaza y la estatua que levantaron en honor del Conde Pedro Ansúrez, que fue el repoblador de Valladolid, aunque por mucho tiempo se le llamó el fundador. 

Es un excelente lugar para sentarte en una de las terrazas a tomar algo. Te recomendamos El Majao de Sebi, donde se especializan en gastronomía local y un excelente servicio.

En ocasiones, la plaza alberga conciertos al aire libre y presentaciones culturales. Puedes consultar los programas locales en la Oficina de Turismo o en la recepción del Ayuntamiento. Aquí se monta el Mercado de Navidad, por ejemplo.

Algunos consejos

  • La plaza está abierta las 24 horas, y de hecho, se recomienda mucho también darse una vuelta por la noche, pues el Ayuntamiento está iluminado y se ve muy bien. 
  • Hay muchos restaurantes en la zona, algunos de ellos no tan buenos y caros. No dudes en echar un vistazo a las calificaciones que les han puesto en google.
  • Hay muchas otras plazas y zonas de interés muy cerca. Es un excelente punto de partida para conocer Valladolid.
por Sofía Viramontes | Editora y redactora
Periodista mexicana apasionada por las buenas historias y los lugares recónditos, llegó a EasyViajar en septiembre del 2023 para contar lo que ha descubierto y seguir develando los secretos que este mundo tiene para ofrecer.
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Valladolid
Valladolid
Últimas noticias
Budapest
Los 10 mejores hoteles de Budapest
Ámsterdam
Visita la casa de Ana Franck en Ámsterdam
Dublín
Temple bar: "the place to be", para salir de fiesta como un dublinés
Berlín
Llenáte de cultura en la Isla de los Museos
Brujas
Vista de 360° de Brujas desde lo alto del campanario
Budapest
La Basílica de San Esteban, el pico más alto del mundo
Todas las noticias
Mejores ciudades