Maravíllate con las formas de la naturaleza desde el Roque Nublo

Ubicado en la zona de las Cumbres de Gran Canaria, el Roque Nublo está considerado como Monumento Natural de Gran Canaria y uno de los acantilados naturales más grandes del mundo. Alto de 80 metros y elevándose unos 1.813 metros sobre el mar, es el segundo punto más alto de la isla tras el pico de Las Nieves, y forma parte del parque rural El Nublo. En 1987, junto con sus alrededores, fue declarado Espacio Natural Protegido y hoy es uno de los símbolos más representativos de Canarias. El escritor y filósofo español Miguel de Unamuno le llamó "tempestad petrificada". Por la singularidad de sus paisajes, sus visitas imprescindibles, y la visión completa del entorno que ofrece, es un lugar de senderismo por excelencia.

Vista del Roque Nublo con el Teide en el fondo.

- © StockWithMe / Shutterstock

Historia y origen del Roque Nublo

La erosión y los cinco episodios volcánicos que ocurrieron en Gran Canaria hace más de 10 millones de años generaron una serie de formas terrestres descomunales y espectaculares. Esta enorme roca basáltica con forma de monolito que lleva el nombre de Roque Nublo data del Mioceno inferior, un ciclo devastador para la isla ya que fue arrasada en su casi totalidad, pero que dejó este territorio único en su tipo.

Paisaje montañoso al atardecer, parque natural de Roque Nublo.

- © aaltair / Shutterstock

Antes un lugar sagrado de los aborígenes canarios para rendir culto a los Dioses y celebrar rituales, el Roque Nublo es hoy un lugar icónico que visitar en Gran Canaria desde el cual se puede casi siempre ver la isla de Tenerife y su famoso volcán, el Teide. Destacamos dos roques distintos del Roque Nublo que son el Fraile, una roca monolítica cuyo nombre hace referencia a su forma que se asemeja a un monje que reza, y el Roque La Rana, cuya forma recuerda la del anfibio.

El Fraile, La Rana y el Roque Nublo (de izquierda a derecha).

- © Victor Suarez Naranjo / Shutterstock

A 1.813 metros sobre el nivel del mar, el Roque Nublo es uno de estos lugares únicos que solo verás al visitar Gran Canaria, y preside la Caldera de Tejeda, una de las calderas más grandes de la isla.

Subir el Roque Nublo

¿Cómo llegar?

Desde Las Palmas de Gran Canaria (noreste de la isla), toma más o menos una hora en llegar al aparcamiento de la Degollada de La Goleta, donde empieza el sendero. El trayecto más rápido es el que pasa por Santa Brígida y San Mateo, cogiendo la carretera GC-15 hasta la bifurcación de la GC-15 y la GC-600. Aquí tienes que girar a la izquierda y coger la GC-600, siguiendo ésta hasta llegar al aparcamiento.

Si vienes desde Maspalomas (sur de la isla), la duración del trayecto es casi igual que desde Las Palmas. Para llegar al Roque Nublo, tienes que subir por la GC-60 hasta Ayacata. Justo antes del Bar Casa Melo, verás a una desviación a la derecha que te llevará hasta el parking.

Paisaje aéreo de Roque Nublo en la isla de Gran Canaria.

- © Alberto J. Vera Montilla / Shutterstock

En caso de que no dispongas de un coche, también puedes llegar al Roque Nublo en autobús, mejor conocido como “la guagua”. Desde la estación de San Telmo en Las Palmas, hay que coger la número 30 hasta Faro de Maspalomas, y luego cambiar para la n°18 que te llevará entonces hasta Tejeda. Si vienes de Maspalomas, pues el trayecto es aún más sencillo, ya solo tienes que coger la guagua n°18 en la Estación del Faro de Maspalomas hasta llegar a Tejeda.

La ruta al Roque Nublo

La ruta al Roque Nublo desde el aparcamiento de la Degollada de La Goleta cuenta con unos tres kilómetros de sendero, ida y vuelta. Tardarás unos 40 minutos en llegar al punto más alto del Roque, ya qué el trayecto de ida es cuesta arriba. Eso sí, la ruta no es circular por lo que son tan solo 20 minutos para volver, dado que es cuesta abajo hasta el aparcamiento donde empezaste la ruta. Es un recorrido bastante fácil, por lo que suele ser muy popular entre los turistas, tanto con deportistas, familias con niños o personas mayores de edad.

A lo largo del camino encontrarás señales que te guiarán desde el inicio hasta el final, así que no temas por perderte. Además, eso te permitirá disfrutar al máximo de las fabulosas vistas de tu excursión, serpenteando entre pinos, antiguas coladas de lava y columnas de piedra. No dejes de ver la caldera de Tejeda, el Pico de las Nieves y, si te encuentres en la cumbre un día en que la visibilidad esté bien, el Teide a lo lejos en la isla de Tenerife.

Sendero Artenara - Cruz de Tejada, en Gran Canaria.

- © Tamara Kulikova / Shutterstock

Al llegar al punto más alto del recorrido, ahí se erige el Roque Nublo. También podrás contemplar los dos otros monumentos que se encuentran justo al lado: el Roque del Fraile y el Roque de La Rana.

Información práctica

  • Existen varias otras rutas de senderismo además de estas dos por lo que te aconsejamos mirar esta lista por si eres aficionado al senderismo
  • Es mejor que no te salgas de los senderos a lo largo de la ruta ya que arriesgas perder el camino.
  • El Parque del Roque Nublo es un sitio protegido, por lo que se pide no dejar desechos, ni recoger flores o dañar a la naturaleza del entorno. Para que se quede así de bonito los turistas tienen que seguirlo cuidando.
  • El comienzo de la ruta se hace desde el aparcamiento de la Degollada de La Goleta, así que lo más recomendable es aparcar ahí.

Tejeda, un pueblo con encanto

Tejeda es una de las localidades más hermosas de Gran Canaria, y uno de los pueblos más bonitos de toda España. Ubicado a 1.050 metros sobre el nivel del mar, es el pueblo que registra la altitud máxima de la isla, con el Pico de las Nieves alcanzando 1.949 metros de altura. Este pueblo precioso pertenece a la Asociación Los Pueblos Más Bonitos de España por lo que un paseo por sus calles es algo que no te puedes perder al visitar Gran Canaria. Rodeado por pinos canarios y almendros florecidos, no cabe limitarse solo al pueblo sino disfrutar también de lo bonito que es todo su entorno.

Aldea de Tejeda en Gran Canaria, España.

- © Aleksandar Todorovic / Shutterstock

Empezamos entonces en su casco histórico. Pese a que es pequeño, esta parte del pueblo no es menos preciosa ni menos encantadora que el resto de Tejeda, con todas sus casas blancas de arquitectura tradicional y las vistas imprescindibles que ofrece hacia el Roque de Bentayga, pero también hacia el Roque Nublo, sin olvidar sus calles y fachadas perfectamente conservadas. Todo este paisaje en su conjunto forma parte de las Montañas Sagradas de Gran Canaria y, junto al Paisaje Cultural de Risco Caído fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2019 por el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en su 43° reunión. Al recorrer el casco histórico, podrás visitar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro, el Museo Típico Canario Tres Cruces y el Centro de Plantas Medicinales.

Vista de la Caldera de Tejeda en febrero con los almendros en flor.

- © Tamara Kulikova / Shutterstock

Ya en Tejeda, toma el tiempo para probar algo dulce en Dulcería Nublo, una muy buena confitería con especialidad en dulces de almendra.

También recomendamos darse una vuelta por la La Cesta, una obra de la artista portuguesa Rita Loureiro da Silva y uno de los spots más “instagrameables” del pueblo por la vista que tiene hacia el Roque de Bentayga. Este monumento artístico está totalmente hecho en metal y es un símbolo de la dura labor agrícola y ganadera en Tejeda, junto al cual se puede contemplar una placa conmemorativa del Ayuntamiento de Tejeda en homenaje a una familia tejedense que falleció durante una fuerte tempestad en el año 1946.

Roque de Bentayga, antes otro lugar de reunión sagrado para los aborígenes, también merece visitar. Situado dentro de la caldera volcánica de Tejeda, cuenta con un Centro de Interpretación y está cerca de los antiguos asentamientos aborígenes canarios de Cuevas del Rey y Roque Camello.

Pasar la noche en las alturas de Gran Canaria

Parador de Cruz de Tejada Gran Canaria
Booking.com

Parador de Cruz de Tejada

Las mejores vistas y un delicioso spa, en uno de los puntos más altos de Gran Canaria.
8.5 Muy bien
Desde
155 € /noche
Reserva aquí

Sugerencias para tu visita

  • Si quieres visitar el Roque Nublo un fin de semana o día festivo, es aconsejado llegar antes de las 11:00 o al final del día ya que aparcar ahí resulta complicado dado la escasez de plazas.
  • Al estar tan elevado, las temperaturas en la cima del Roque pueden alcanzar cero en el invierno por lo que es importante que lleves ropa de abrigo, sobre todo dado el clima en el resto de la isla. Es también esencial que lleves ropa de senderismo porque, pese a que las rutas sean cortas, quedan bastante escarpadas.
  • Se puede visitar el Roque Nublo a lo largo del año ya que el clima en Canarias no cambia según la temporada, pero sí que tendrás menos visibilidad los días nublados, por lo que te recomendamos evitar hacerlo esos días.
  • Los horarios de las guaguas están disponibles en Global.
por Hannah Slack
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Gran Canaria
Gran Canaria
Últimas noticias
Brujas
Arte primitivo flamenco en el Museo Groeninge de Brujas
Budapest
Los 10 mejores hoteles de Budapest
Ámsterdam
Visita la casa de Ana Franck en Ámsterdam
Todas las noticias
Mejores regiones y zonas turísticas