Un paraíso de biodiversidad en el Jardín Botánico Viera y Clavijo

Mayor jardín botánico de España, y uno de los mejores del mundo entero, el Jardín Botánico Viera y Clavijo alberga una amplia variedad de plantas exóticas, así como más de 500 ejemplares endémicos, y algunas especies que están en peligro de extinción. Situado en el nordeste de Gran Canaria, en la ciudad de Las Palmas, es uno de los lugares más mágicos de la isla en qué puedes pasear por las 27 hectáreas que cubre y contemplar la riqueza de la flora no solo de las islas canarias, sino de casi todos los rincones del mundo. Fundado por Eric Sventenius con el fin de proteger la flora autóctona, cuenta con numerosos espacios, cada uno especial a su manera. El Jardín de las Islas, su espacio estrella, junto al Bosque de Laurisilva, la Fuente de Los Sabios, la Plaza de las Palmeras e incluso la tumba del fundador, son espacios extraordinarios, que mucho merecen ser visitados.

Abeja carpintera violeta tomando néctar de un Tajinaste azul de Gran Canaria en el Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo.

- © Carlos Pereira M / Shutterstock

El Jardín Canario

Historia

El proyecto de crear un Jardín Botánico nació del sueño del botánico sueco Eric Ragnor Svensson –quien decidió latinizar su nombre a Sventenius– de crear un solo lugar en que se reuniera toda la riqueza botánica de las muy diversas islas. Así, en 1952 con la ayuda de los técnicos del Cabildo de Gran Canaria, Sventenius seleccionó el lugar donde crecería el Jardín, y enseguida empezó su recorrido por las islas para llenarlo de sus ejemplares. Sin embargo, tuvo que hacer frente a numerosos problemas paisajísticos y estructurales, siempre teniendo en cuenta una perspectiva de unos 40 años cuando las especies estarían desarrolladas.

Un hombre camina entre los cactus en el Jardín Botánico Viera y Clavijo.

- © A great shot of / Shutterstock

Pues con la ayuda de colaboradores como D. Fernando Navarro, D. Juan Nogales y D. Jaime O’Shanahan, consiguió superar todas esas dificultades de tal manera que, en 1959, el Jardín Botánico abrió sus puertas al público bajo el nombre de Jardín Botánico Viera y Clavijo en honor al naturalista canario del siglo XVIII José de Viera y Clavijo, un discípulo del botánico Cavanilles y pionero de las ciencias de la Naturaleza en el archipiélago canario.

Desafortunadamente, Sventenius perdió la vida en un accidente de tráfico el día 23 de junio de 1973, delante del mismo Jardín por lo que hoy, y a propuesta de D. Navarro, yace una tumba en memoria del creador en la zona de laurisilva donde el personal del jardín le rinde homenaje cada año. Tras su muerte, otros naturalistas han continuado con la labor de estudio y consolidación del Jardín Canario, en el que hoy se desarrollan varias líneas de investigación cuyo objeto es desarrollar el conocimiento científico de la flora exclusiva del archipiélago.

¿Qué ver?

Dentro de este verdadero tesoro natural ubicado al borde del barranco del Guiniguada, aquellos que lo visitan pueden descubrir una amplia variedad de especies, tanto de las Islas Canarias como de la región de Macaronesia, algunas en peligro de extinción. El Jardín está organizado de tal manera que, al pasear por los caminos habilitados que atraviesen sus 27 hectáreas, delimitados por esa flora exclusiva, podrás contemplar los distintos ecosistemas que componen la isla.

Cactus de barril dorado (Echinocactus grusonii), Jardín Botánico Viera y Clavijo.

- © imageBROKER.com / Shutterstock

Lo primero que verás al pasar la entrada principal del Jardín Botánico Viera y Clavijo es el Bosque de Laurisilva. Esta parte del jardín recoge una amplia oferta de especies de laurisilva, el antiguo cubierto forestal de la isla que hoy se vuelve cada vez más escaso. Si has llegado por la parte baja del jardín, lo primero que encontrarás es la Plaza de las Palmeras, donde están dispuestas todas las especies de palmeras endémicas de las islas del archipiélago. Siguiendo nuestro paseo, llegamos al espacio estrella del jardín que es el Jardín de las Islas. En este se pueden observar diferentes especies florales endémicas, divididas y ordenadas según su isla de procedencia. Yendo hacia la parte izquierda del jardín encontramos el Jardín de Macaronesia en el que, como su nombre lo indica, se reúnen todas las especies en peligro de extinción de los archipiélagos macaronésicos.

Drago en el Jardín Canario - hermoso jardín botánico de Gran Canaria.

- © Tupungato / Shutterstock

La siguiente parada la hacemos en el Jardín Escondido, un invernadero cubierto en el que se reproducen diversas especies tropicales que necesitan un alto nivel de humedad para subsistir, además de otras curiosidades como bonsáis, naranjos y plataneras enanas. Hacia el centro del jardín encontramos la Fuente de los Sabios, un monumento construido en homenaje a aquellos naturalistas que dedicaron su tiempo y esfuerzo a promover la naturaleza de Canarias en el mundo.

Terminamos nuestro recorrido con la parte más reciente de este sitio, el Jardín del Mundo. Inaugurado en el año 2002, con ocasión del 50 aniversario del Jardín Botánico Viera y Clavijo, este espacio se divide en cinco áreas, cada una correspondiente a uno de los cinco continentes del mundo, donde se incluyen sus especies más representativas.

En fin, en caso de que te quedes con hambre después de haber recorrido este mágico y extensísimo lugar, está el Restaurante Jardín Canario, ubicado en el mismo centro del Jardín Botánico Viera y Clavijo, y es un muy buen sitio donde probar la cocina tradicional canaria.

Información práctica

¿Cómo llegar? 

En Gran Canaria, la compañía de transporte público es Guaguas Global.

Desde Las Palmas de Gran Canaria 

En transporte público 

  • Desde la Estación de San Telmo: líneas n°303, 311 y 302
  • Desde el intercambiador del Parque de Santa Catalina: líneas n°301 y 323

En coche

  • Desde Vegueta (14 minutos – 9,8 Km.): GC-110
  • Desde el Parque de Santa Catalina (18 minutos – 12 Km.): CG-2,  GC-23 y GC-110

Desde el Sur de la isla

En transporte público (con trasbordo en la Estación de San Telmo)

  • Desde Puerto de Mogán: línea n°01
  • Desde la Estación del Faro de Maspalomas: líneas n°05 y 30
  • Trasbordo en la Estación de San Telmo: líneas n°303, 311 y 302

 

En coche:

  • Desde el Faro de Maspalomas (56,7 km. – 44 minutos): 

Autopista (GC-1) en dirección a Las Palmas de Gran Canaria. A unos 50 kilómetros, en Jinámar, mantenerse en el carril de la izquierda, tomar la circunvalación (GC-4) con dirección a Tafira. Entrar por Tafira (Salida a la GC-110). A partir de aquí hay dos opciones:

  • Parte baja del Jardín. (Carretera del Dragonal – Entrada Palmeral Matías Vega) En la primera rotonda tomar la primera salida (GC-310)
  • Parte alta del Jardín. (Carretera del Centro – Entrada Calle Jardín Canario) Seguir por la GC-110. En la segunda rotonda tomar la salida en dirección Santa Brígida. A unos 700 metros está la entrada del Jardín.

Especies de plantas de pachypodium geayi de Madagascar, Jardín Botánico de Gran Canaria.

- © Tupungato / Shutterstock

Horarios 

  • Lunes a viernes, días no festivos:

    • de 7:30 a 19:00 (horario de verano, desde abril hasta septiembre).
    • de 7:30 a 18:00 (horario de invierno, desde octubre a marzo).
  • Sábados, domingos y días festivos: de 10:00 a 18:00

El último acceso permitido será siempre una hora antes del cierre de nuestras instalaciones.

  • Los días 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero: CERRADO

Precios

¡La entrada es gratuita!

El acceso al Jardín puede realizarse por la entrada de Tafira (parte alta) o por la carretera de El Dragonal (parte baja), con aparcamiento en ambas entradas.

Un hotel con encanto a unos pasos del Jardín Botánico Viera y Clavijo

Hotel Rural LIVVO Maipez Gran Canaria
Booking.com

Hotel Rural LIVVO Maipez

Un bonito y tranquilo hotel rural
8.1 Muy bien
Desde
77 € /noche
Haz tu reservación

Consejos para tu visita

  • Las visitas que se desplacen en silla de ruedas o tengan algún tipo de discapacidad deben entrar siempre por el fondo del Barranco Guiniguada. De momento son pocos los espacios de la parte baja del Jardín que están acondicionados para personas con movilidad reducida.
  • El Jardín se encuentra en el Barranco Guiniguada. Se ruega a los visitantes que tengan en cuenta las señales, muy especialmente en los caminos habilitados que discurren por las laderas del barranco.
  • Para más información, puedes visitar la página web del Jardín Botánico Viera y Clavijo.
por Hannah Slack
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Gran Canaria
Gran Canaria
Últimas noticias
Marrakech
Cuatro días infinitos en Marrakech
Estambul
La Cisterna Basílica, la mayor cisterna bizantina
Venecia
El puente de Rialto: entre San Marcos y San Polo
Todas las noticias
Mejores regiones y zonas turísticas