Una semana para disfrutar de todos los encantos de la Costa Brava

Destino a veces criticado por su hormigonado y sus centros turísticos abarrotados en verano, la Costa Brava revela sus encantos a quienes saben acercarse a ella con autenticidad: por sus playas y su sol, por supuesto, pero también por su arte de vivir, su cultura, su naturaleza preservada, sus actividades al aire libre y sus secretos contados solo a quienes están dispuestos a descubrirlos.

En sólo una semana en la Costa Brava, tendrás suficiente para elaborar un programa de vacaciones muy agradable, variado y exótico. La densidad de la Costa Brava en cuanto a lugares de interés turístico nos permite elaborar un itinerario en el que las distancias a recorrer siguan siendo limitadas –preferimos pasar el tiempo en las playas, antes que en las carreteras.

De Cadaqués a Tossa de Mar, pasando por Figueres o Tamariu, un primer descubrimiento para desbaratar los prejuicios sobre la Costa Brava. Un destino de fácil acceso, después depende de ti volver, seguir explorando o incluso convertirte en un auténtico asiduo.

La Costa Brava está llena de pepitas a descubrir.

- © Igor Normann / Shutterstock

Figueres, Port Lligat: jornada dedicada a Salvador Dalí

Vayamos directamente al meollo de la cuestión, nada más llegar a la Costa Brava. Una parada en Figueres, de camino, es imprescindible para descubrir un lugar tan sorprendente como creativo, el Teatro-Museo creado por el niño del país, Salvador Dalí. Hay tanto que ver, que es fácil pasar allí una mañana entera.

Museo dedicado al surrealismo de Dalí.

- © Denis Babenko / Shutterstock

Luego, una carretera serpenteante te lleva al mar, a Cadaqués, que aún conserva los últimos relieves de los Pirineos. El encanto es instantáneo. Recorre la costa para darte el primer baño de las vacaciones en una pequeña playa, y después desvíate hasta la Casa-Museo Dalí en Port Lligat, donde vivieron el artista y su esposa y musa, Gala.

La ciudad costera de Cadaqués.

- © Magdalena Juillard / Shutterstock

Pasa el resto del día en Cadaqués y su encantador centro histórico, con una cena en el paseo marítimo.

Hostal el Ranxo Cadaqués
Booking.com

Hostal el Ranxo

Un hostal bien cuidado y con una excelente ubicación.
8.6 Fabuloso
Desde
68 € /noche
¡Reserva ya!

Paseo al Cap de Creus

Es demasiado pronto para dejar Cadaqués. Prolonga tu escala una segunda noche, pues es difícil cansarse de sus bonitas casas de paredes blancas y de sus agradables playas de aguas tranquilas.

Port Lligat

- © KarSol / Shutterstock

Antes de las horas de calor, nos reunimos en Port Lligat, para iniciar la excursión del día. Tu objetivo: ¡el faro del Cap de Creus! Tómate tu tiempo para apreciar plenamente esta magnífica ruta de senderismo de ida y vuelta, estimada en 5 horas.

Paisaje del Cap de Creus.

- © Patricia Roman / Shutterstock

Los paisajes del Cap de Creus, protegidos por un parque natural, son sencillamente magníficos. De camino no dudes en hacer un descanso en una cala, a menos que prefieras esperar al baño de vuelta, en la playa de Cadaqués.

Roses y el sur del Parque Natural del Cap de Creus

Roses, la primera gran estación balnearia de la Costa Brava, es tu primera escala del día. El punto culminante está a la vuelta de la esquina: de camino a Cala Montjoi y luego al Cap de Norfeu, ¡la costa sur del parque natural del Cap de Creus es realmente espectacular!

La cala Montjoi

- © nito / Shutterstock

Nunca será suficiente el tiempo para explorar la zona, nadar y disfrutar de las majestuosas vistas, pero hay que volver. El día termina en Roses, que siempre está animada por la noche, disfrutando de los colores de su enorme bahía y, por qué no, de un bañito a medianoche en su gran playa.

Hotel Marina Roses
Booking.com

Hotel Marina

Hotel con una excelente ubicación, frente al mar.
8.4 Muy bien
Desde
91 € /noche
Reserva aquí

Bucear en las Islas Medas

El día comienza temprano para llegar a otro conocido balneario de la Costa Brava: L'Estartit. El motivo de esta salida tan temprana no es baladí: hay que reunirnos en el puerto para embarcar de inmediato, rumbo a las Islas Medas.

Buceo superficial en las Islas Medas

- © Damsea / Shutterstock

Las islas están a sólo un kilómetro de la costa y son una reserva natural preservada poco común en el Mediterráneo. Hay varias opciones para acercarse: con un club de buceo para descubrir la riqueza del fondo marino, en kayak o en barco de excursión.

Después de tomar algo en L'Estartit para reponerte tras tantas emociones, abandona el bullicio del paseo marítimo de la estación y dirígete a las estribaciones del macizo del Montgrí, para disfrutar de una tranquila velada rural.

Mas Ramades L'Estratit
Booking.com

Mas Ramades

Un hotel rural para una escapada fantástica.
9.4 Fantástico
Desde
902 € /noche
Dale click y reserva

Tamariu y sus calas secretas

La ruta continúa más al sur. Nuestra siguiente parada es en una pequeña localidad costera con aspecto de pueblo pesquero, aún alejada de los grandes flujos turísticos: Tamariu.

La playa de Tamariu.

- © Pawel Kazmierczak / Shutterstock

Hay dos formas de explorar la costa alrededor de Tamariu: siguiendo el Camí de Ronda, un hermoso sendero costero hacia Calella de Palafrugell o Begur, o en kayak, para explorar los acantilados y las calas inaccesibles. Sea como sea, ¡seguro que será un día ajetreado!

La costa alrededor de Tamariu.

- © Alberto Zamorano / Shutterstock

Tarde en Tamariu, para disfrutar de la agradable animación del pequeño complejo, en la terraza.

Hostal Es Niu de Tamariu Tamariu
Booking.com

Hostal Es Niu de Tamariu

Un encantador hostal, cerquísima de la playa.
8.9 Fabuloso
Desde
114 € /noche
Haz tu reservación

Los pueblos medievales del Bajo Ampurdán

Tamariu es tanto un encantador pied-à-terre como un excelente punto de partida para explorar la región. Hoy dejamos atrás las playas y nos adentramos en el interior de la Costa Brava, a través de los pueblos medievales del Bajo Ampurdán.

Peratallada y el Baix Empordà.

- © csp / Shutterstock

Depende de ti elaborar un programa de visitas según tus deseos, ¡porque hay mucho que hacer! Por ejemplo, no te puedes perder los populares pueblos de Pals y Peratallada, pero Palau-Sator, Ullastret y Monells son más discretos, aunque sus viejas piedras son igual de fascinantes.

A la vuelta, te espera la pequeña y deliciosa playa de Tamariu.

Como la semana ya está llegando a su fin, continuamos nuestro viaje hacia Tossa de Mar, uno de los centros turísticos más famosos de la Costa Brava.

El Castillo de Tossa, visto desde el mar.

- © Sultan Amir / Shutterstock

Habiendo escapado al excesivo hormigonado de sus vecinas Lloret de Mar o Blanes, Tossa es una excelente forma de completar tus vacaciones. Durante el día, sigue el sendero costero que te llevará a las playas más bonitas de la zona, de aguas cristalinas: hacia Cala Pola o Cala Llevado, ¡tendrás que elegir!

La fortaleza de Tossa de Mar al comenzar la noche.

- © kavalenkau / Shutterstock

Al final del día, nada mejor que un paseo por la Vila Vella, el casco antiguo de Tossa de Mar, un auténtico decorado de película con vistas al Mediterráneo desde lo alto de sus antiguas murallas: la postal ideal para terminar el viaje.

Boutique Hotel Casa Granados Tossa de Mar
Booking.com

Boutique Hotel Casa Granados

Acojedor y elegante hotel boutique con piscina y jacuzzi.
9.4 Fantástico
Desde
205 € /noche
Dale click y reserva
por Naomi Tapiero
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Costa Brava
Costa Brava
Leer también
Lugares extraordinarios en la frontera entre España y Francia
Lugares extraordinarios en la frontera entre España y Francia
La frontera entre España y Francia se extiende por un pelín más de 656 kilómetros, repletos de pueblos de ensueño, bosques fascinantes, cascadas y montañas que parecen inventadas....
Últimas noticias
Palermo
Catedral de Palermo, patrimonio histórico y artístico de la ciudad
Berlín
Kreuzberg, el barrio más de moda de Berlín
Brujas
Un romántico crucero por los canales de Brujas
Budapest
Balnearios, rejuvenecer con ingredientes locales
Todas las noticias
Mejores regiones y zonas turísticas