Una semana explorando la perla de Baleares

Ibiza, famosa por sus fiestas desenfrenadas que reúnen cada año a jóvenes de todo el mundo, no es sólo megaclubs. Si la fiesta y los excesos forman parte de la identidad de la isla, el lugar conocido como la "Perla de las Baleares" está lleno de tesoros escondidos, calas idílicas, islotes envueltos en misterio y rincones bellamente bohemios. El encanto de Ibiza es innegable, y la belleza de sus paisajes, bien conservada a pesar de la afluencia de turistas, nos llega directamente al corazón. Un viaje a Ibiza es un cambio de aires garantizado en el corazón de Europa. Aunque la isla está muy concurrida en verano, lo que la hace menos adecuada para un retiro solitario, la primavera y el otoño son buenas épocas para descubrir su belleza con más calma, sin las hordas de turistas y del calor abrasador del verano. Fuera de los caminos trillados —en cualquier estación del año— en ibiza hay muchos tesoros por descubirir, a la vuelta de un pueblo perdido en la campiña resplandeciente o de un acantilado escarpado que se sumerge en las aguas cobalto. Le dedicamos una semana a encontrar esas joyas y aquí están nuestros descubrimientos:

Vue aérienne de Cala Bassa, Ibiza

- © LadyPekimpac / Shutterstock
Ibiza

✈️ ¡Vuela a Ibiza!

¡Compara precios y reserva tu billete de avión a Ibiza!
Desde
15 € / AR
Encontrar mi vuelo

Día 1: Paseo y visita a la capital, Eivissa

La Catedral de Santa María La Mayor, Eivissa

- © martin SC photo / Shutterstock

La capital económica y cultural de Ibiza (Eivissa en catalán) está repleta de lugares por descubrir. Empieza con una visita histórica a la ciudad amurallada de Dalt Vila. Mientras paseas por las murallas, podrás disfrutar de impresionantes vistas sobre la ciudad y el Mediterráneo y admirar la impresionante Catedral de Santa María La Mayor, que se alza sobre la ciudad con su majestuosa silueta ocre.

Tras una visita al fantástico Museo de Arte Contemporáneo (MACE) o al Centro de Interpretación Madina Yabisa, tómate un descanso en el encantador bar S'Escalanita, un encantador estaminet bohemio cuya terraza serpentea por una antigua escalera de piedra.

A continuación, pasa la tarde en la magnífica extensión de arena blanca de la playa de Talamanca y regresa a la ciudad al final del día para tomar una copa en el animado barrio de la Marina.

Un callejón del casco antiguo de Eivissa

- © Igor Samoiliuk / Shutterstock
Villa Serretes Ibiza
Booking.com

Villa Serretes

Una villa para 10 personas, con increíbles vistas al mar.
Desde
765 € /noche
Reserva aquí

Día 2: excursión a la isla de Formentera

Isla de Formentera

- © Aisha Bonet Photography / Shutterstock

Desde la ciudad de Ibiza, toma un barco hasta la sublime isla de Formentera, famosa por sus increíbles aguas turquesas y por haber acogido a numerosos artistas de los años 70, como Bob Dylan y Pink Floyd, que hicieron de ella su hogar. En el puerto de La Savina recomendamos alquilar una bicicleta o, mejor aún, una scooter, el mejor medio de transporte para explorar la isla con total libertad. Después dedícate a descubrir las magníficas playas de Formentera, como Platja de Migjorn, Cala Saona y los largos arenales de la península de Trucador.

Isla de Formentera

- © Nacho Such / Shutterstock

¡Te sentirás como en el Caribe! Si disfrutas de los fondos marinos, ¿por qué no pruebas a bucear? Las aguas cristalinas de Formentera albergan una abundante vida submarina, que hace de esta actividad una gran experiencia. Termina el día con una sublime puesta de sol en el Bluebar ¡con un cóctel azul en la mano!

Isla de Formentera

- © sbellott / Shutterstock
Villa de lujo Casa Muro Ibiza
Booking.com

Villa de lujo Casa Muro

Venga a disfrutar de esta encantadora villa con amigos o en familia.
9.8 Excepcional
Desde
519 € / noche
Picha para reservar

Día 3: Descubrir la península de Atlantis

Península Atlántida

- © Krzysztof Wieprow / Shutterstock

El sur de Ibiza alberga algunos tesoros incomparables, entre los que se encuentra sin duda la misteriosa península de Atlantis. Partiendo del aparcamiento cercano al mirador de Es Vedrà, ármate de valor para descender por el difícil y empinado sendero que serpentea entre acantilados y dunas. El esfuerzo bien merece la pena, porque llegarás a uno de los lugares más encantadores de toda Ibiza. La extraña formación rocosa blanca de Atlantis, que se sumerge en el agua cobalto, ha dado lugar a todo tipo de mitos relacionados en particular con la Ciudad perdida de Atlantis. En realidad, se trata de una antigua cantera, lo que explica las líneas oblicuas trazadas por la roca, pero sus formas son tan extravagantes que se entiende que provoque distintas teorías.

Los hippies la convirtieron en un lugar de retiro y esculpieron en las rocas notables diseños hindúes, lo que aumenta la magia del lugar. Llévate tu equipo de buceo para observar los sublimes peces iridiscentes en las aguas cristalinas del paraíso. Cuidado, hay pocas zonas de sombra por aquí, así que evita ir en un día caluroso, y trae sombreros, agua y crema solar.

Tras escalar los acantilados, termina el día con una espléndida puesta de sol frente a la imponente isla de Es Vedrà.

Península Atlántida

- © Elias PRV / Shutterstock
Agroturismo Atzaró Ibiza
Booking.com

Agroturismo Atzaró

Disfrutarás del sol tropical, con la ventaja añadida de una lujosa piscina.
9 Fabuloso
Desde
444 € / noche
Picha para reservar

Día 4: Parque Natural de Ses Salines

Puesta de sol sobre las salinas, Ibiza

- © Krzysztof Wieprow / Shutterstock

¡Este es uno de los lugares más excepcionales de Ibiza! Situado al sur de la isla y declarado Patrimonio de la Humanidad, el Parque Natural de Ses Salines engloba las venerables salinas construidas por los fenicios en la antigüedad y las magníficas playas de Es Cavallet y Ses Salines, que figuran entre las más bellas de la isla. Desde Sant-Jordi de Ses Salines, merece la pena dedicar un día a explorar los alrededores a pie o en bicicleta (al tratarse de una zona protegida, el acceso en coche está limitado). Disfrutarás de una gran variedad de paisajes, desde colinas boscosas y extensiones de arena blanca junto a aguas turquesas, hasta marismas centelleantes de colores cambiantes.

Playa de Ses Salines, Ibiza

- © Lukasz Janyst / Shutterstock

El Parque Natural de Ses Salines es también un santuario para más de 200 especies de aves, ¡así que hay de todo para satisfacer a los observadores de aves! A finales de verano, podrás avistar aves migratorias como cigüeñas, garzas e incluso flamencos rosas.

Termina tu paseo con una merecida copa en el bohemio chiringuito Sa Trinxa, en la playa de Ses Salines, donde podrás disfrutar de una copa con los pies en la cálida arena frente al Mediterráneo, al son de excelentes DJs. ¡Esta es la esencia de Ibiza!

Marais salants, Ibiza

- © Helena GARCIA HUERTAS / Shutterstock
Villa en Ibiza ciudad, 6 plazas - Can Damia Ibiza
Booking.com

Villa en Ibiza ciudad, 6 plazas - Can Damia

Bonito establecimiento con aire acondicionado, piscina, barbacoa y jardín.
Desde
1,200 €
Haz tu reservación

Día 5: Viaje por carretera desde Ibiza hacia el interior

Almendros en flor delante de la iglesia de Sant-Miquel de Balansat, Ibiza

- © Arts Illustrated Studios / Shutterstock

Puede que Ibiza sea famosa por sus playas de ensueño, pero sería una pena perderse los tesoros del interior de la isla. Con campos de almendros hasta donde alcanza la vista, encantadores pueblos bañados por el sol y una cultura tradicional aún muy viva, la autenticidad de la tierra ibicenca contrasta con la locura nocturna de las ciudades costeras: ¡es un auténtico soplo de aire fresco! En el noroeste de la isla, alrededor del pequeño y remoto pueblo de Sant-Mateu d'Aubarca, los amantes del vino pueden descubrir los viñedos de Ibiza, que a pesar de su clima árido producen un vino excelente. La bodega Ibizkus ofrece visitas matinales con degustación gratuita de lunes a viernes.

Podrás visitar el pintoresco pueblo de Sant Miquel de Balansat, encaramado en una imponente colina, y no te pierdas su magnífica capilla, donde se celebran bailes tradicionales todos los jueves a las 18:15. También puedes visitar Santa Agnès de Corona, rodeada de miles de almendros y justo al lado del mar para darse un refrescante chapuzón, sin olvidar la bonita aldea de Sant Llorenç de Balàfia con sus excelentes restaurantes. Recorrer el campo ibicenco es vivir la isla de una forma diferente y disfrutar de una tranquilidad insospechada.

Villa en Sant Miquel de Balansat Ibiza
Booking.com

Villa en Sant Miquel de Balansat

Villa de 4 dormitorios con piscina privada jardín cerrado y wifi en Sant Miquel de Balansat a 5 km de la playa
10 Excepcional
Desde
2,000 € / noche
Dale click y reserva

Día 6: Mercadillo hippie de Las Dalias y playa de Aigue Blanques

© lornet / Shutterstock

Comienza el día en el fantástico Mercado Hippie de Sant-Carles de Peralta, con sus coloridos tejidos y puestos de artesanía en el recinto del legendario club Las Dalias, donde podrás abastecerte de accesorios bohemios y productos locales. El ambiente es alegre y animado, con conciertos de música en directo y espectáculos ambulantes. Tampoco faltan los puestos de comida.

Después de este ambiente animado, diríjete a horizontes más tranquilos en las sublimes playas de los alrededores de Sant-Carles, como la encantadora cala de Pou de LLéo y sus bonitas casetas de pescadores, o la ineludible playa de Aigue Blanques y sus soberbios acantilados sobre aguas cristalinas. Parcialmente nudista, de arena blanca y finísima, Aigue Blanques es un remanso de paz. No te pierdas el simpático Chiringuito, con sus coloridas mesas donde podrás tomarte un mojito bajo las casetas de paja y escuchar el sonido de las olas.

Casa Cristina Ibiza Ibiza
Booking.com

Casa Cristina Ibiza

Encantadora casa de vacaciones con jacuzzi.
8.7 Magnífico
Desde
956 € / noche
Reserva aquí

Día 7: Explorar las calas salvajes del norte de Ibiza

Cala d’Aubarca, Ibiza

- © MarcoPachiega / Shutterstock

Incluso cuando la temporada estival de Ibiza está en pleno apogeo, algunas de las calas del norte de la isla están prácticamente desiertas. Entre sublimes acantilados de belleza salvaje y playas de guijarros en las que sólo se oye el sonido del agua y las cigarras, éste es un paraíso sureño en estado puro. La mayoría de estas zonas remotas no están comunicadas por transporte público, así que hay que llegar en coche y conducir por carreteras sinuosas que no siempre están muy bien mantenidas... ¡es toda una aventura! Una de estas pequeñas joyas de la belleza es Cala d'Auberca, una majestuosa bahía al norte de Sant Mateu donde los acantilados cubiertos de pinos se sumergen de lleno en el Mediterráneo. En cuanto a calas rocosas solitarias, Port de Ses Caletes, frecuentada principalmente por pescadores, y Es Portitxol es otro lugar maravilloso para la soledad y la contemplación. No puede faltar la encantadora playa de arena de Calo Moltons y la paradisíaca Cala Xuclar, cuyas aguas cristalinas son perfectas para practicar snorkel. Para terminar este día de exploración con una nota festiva, ve a la playa de Benirras para disfrutar de una suntuosa puesta de sol al son de los tambores. Muchos percusionistas se reúnen aquí para celebrar el final del día. Un momento mágico para rematar su estancia en Ibiza por todo lo alto.

Es Potitxol, Ibiza

- © martin SC photo / Shutterstock
Villa Bora Ibiza Ibiza
Booking.com

Villa Bora Ibiza

Impresionante villa con piscina y vista al mar, para seis personas.
10 Excepcional
Desde
7,265 € / noche
Reserva aquí
por Salomé Busson
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Ibiza
Ibiza
Últimas noticias
Palermo
Catedral de Palermo, patrimonio histórico y artístico de la ciudad
Berlín
Kreuzberg, el barrio más de moda de Berlín
Brujas
Un romántico crucero por los canales de Brujas
Budapest
Balnearios, rejuvenecer con ingredientes locales
Todas las noticias
Mejores regiones y zonas turísticas