Temple bar: "the place to be", para salir de fiesta como un dublinés

No puedes visitar Dublín sin pasar una noche en el barrio de Temple Bar. Esta cadena de restaurantes y pubs irlandeses es el escaparate de la vida nocturna de Dublín.

Ponte tus prendas ligeras y descubre las noches salvajes de Dublín en el barrio de Temple Bar.

© Madrugada Verde / Shutterstock

Temple Bar: uno de los barrios más atractivos de Dublín

Aunque algunos lugareños lo critican por ser demasiado turístico, los visitantes disfrutan tomando una copa mientras escuchan canciones y bailes irlandeses, que a veces pueden resultar tópicos, pero son representativos de la amabilidad y el amor de los irlandeses por su cultura.

© paula sierra / Shutterstock

La accidentada historia de Temple bar

Antes de convertirse en punto de encuentro de muchos turistas y lugareños, el barrio de Temple Bar tuvo varias vidas. Todo empezó en 1600, cuando Sir William Temple adquirió los terrenos situados entre Dame Street y el río Liffey y dio su nombre al distrito.

© chrisdorney / Shutterstock

Idealmente situado en el hipercentro de la ciudad, aquí se establecieron pequeños comercios y tiendas en el siglo XIX. Por desgracia, debido a la falta de seguridad, la zona atravesó un periodo de decadencia y acabó siendo abandonada por curiosos y dublineses. Tanto es así que en la década de 1960 se planteó un proyecto de construcción para transformar la zona en una estación de autobuses, pero afortunadamente se quedó en nada y la ciudad decidió reinventar el barrio y devolverle su antiguo esplendor. Una apuesta que mereció la pena al ver el aspecto que tiene Temple Bar hoy en día.

© Lucian Milasan / Shutterstock

Con sus estrechas calles y coloridas fachadas, Temple Bar se ha convertido en uno de los barrios más atractivos de Dublín, donde los turistas se mezclan con los lugareños para disfrutar de veladas festivas en un ambiente típicamente irlandés. Una velada en Temple Bar es un recuerdo que no se llevará a casa en la maleta, sino en la memoria.

© Lepneva Irina / Shutterstock

Información práctica:

🚌Para llegar a Temple bar: nada más fácil. Basta con caminar a lo largo del río local Liffey para ver el comienzo de Temple Bar. Basta con pasear por las estrechas calles para toparse con los primeros pubs irlandeses. Otra opción es coger el transporte público hasta Temple Bar, ya que varias líneas de autobús pasan cerca, entre ellas las líneas 15, 155, 16 , 27, 39 y 39A.

💰Precios: Como Temple Bar es el barrio turístico por excelencia de Dublín, el precio de las bebidas es un poco más elevado que en otras zonas periféricas de la ciudad. Por una velada que incluya cena y unas copas en un pub, debes esperar pagar entre 100 y 200 euros, dependiendo del standing de los establecimientos que elijas.

CONSEJO EDITORIAL:

⏱️Les irlandeses no son "noctámbulos", como suele decirse. Están acostumbrados a comer temprano y, por tanto, a darse un festín también temprano. Para disfrutar al máximo de la noche y de la animación de Temple Bar, te recomendamos que llegues sobre las 18.00 - 18.30 h para cenar, de modo que puedas ir a los bares justo antes de las 20.00 h.

También debes tener en cuenta que los establecimientos suelen distinguir entre "tomar una copa" y "comer en una mesa". Las dos zonas suelen estar separadas entre el bar y el comedor.

Un último pequeño consejo: para beneficiarte de tarifas especiales en restaurantes o bares, los establecimientos suelen cobrar precios de "madrugador". El equivalente a las Happy Hours. Así que empezar pronto la fiesta tiene sus ventajas.

Hotel Brooks Dublín
Booking.com

Hotel Brooks

Hotel situado en el centro de Dublín
8.3 Muy bien
Desde
230 € / noche
Reserva ahora
Dublín

✈️ ¡Vuela a Dublín!

Compara precios y reserva tu billete de avión a Dublín.
Desde
30 € / AR
Encontrar mi vuelo
por Hannah Slack
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Dublín
Dublín
Últimas noticias
Marrakech
Cuatro días infinitos en Marrakech
Estambul
La Cisterna Basílica, la mayor cisterna bizantina
Venecia
El puente de Rialto: entre San Marcos y San Polo
Todas las noticias
Mejores ciudades