Especialidades culinarias de Marrakech

Generosa, sabrosa y un poco picante, la cocina marroquí es sin duda una de las más famosas del mundo. Procede de la herencia multicultural del país, y ha resistido el paso del tiempo sin perder su reputación. Ya se trate de diversidad, tradición, celebraciones o comidas cotidianas, las recetas se adaptan a cualquier tendencia. Nos hace salivar, soñar y a veces sorprendernos. Descubrimos combinaciones dulces y saladas que nunca habríamos imaginado juntas. La gama de platos es tan amplia que es casi imposible probarlo todo en una sola estancia en Marrakech, así que querrás volver para probar algo nuevo. El cuscús y su sémola preparados a mano por la dada (figura materna), el tajine de keftas con huevos o el pastel dulce en forma de cuerno que lleva su nombre, todo es sabroso y lo más difícil es elegir entre todas estas tentaciones. Te invitamos a (re)descubrir los platos típicos marroquíes y algunas de las especialidades de Marrakech.

Tagine tradicional de pollo con aceitunas y limones confitados, Marrakech, Marruecos.

- © Tatiana Bralnina / Shutterstock

Recetas saladas tradicionales (de las que nunca nos cansamos)

Cuscús

El cuscús es sin duda uno de los platos más emblemáticos de Marruecos. Desde 2020, forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Tradicionalmente, este plato se sirve los viernes al mediodía después de la oración, pero en la práctica se come todos los días de la semana. Aunque el origen de este plato sigue siendo objeto de debate, tuvo su apogeo en la Edad Media. Se elabora con sémola de trigo cocida al vapor, que varía en finura según el gusto, buenas verduras secadas al sol y algunas legumbres, así como carne (de ternera o cordero). Lo encontrarás en los restaurantes de Marrakech, en todas sus formas: cuscús vegetariano, cuscús de pollo e incluso cuscús de pescado.

Los diferentes tipos de cuscús tradicional, Marruecos.

- © Carmen Romero19 / Shutterstock

Muchos restaurantes sirven este plato tradicional, muy popular entre los turistas. Nosotros pudimos probar uno preparado por el bonito restaurante La Terrasse des épices, enclavado en el corazón de la Medina y dotado de una magnífica terraza con vistas a la ciudad ocre. El equipo es muy acogedor y nos guía en la elección de los platos de la carta.

Horario: de 12:00 a 14:30 (almuerzo) / de 18:30 a 21:30 (cena)

📍Dirección: 15, souk cherifia, sidi abdelaziz, Marrakech

Tajine

Segundo plato muy popular, el tajine es un guiso de carne o verduras cocinado durante horas en una cazuela de barro tradicional. Cuando se levanta la tapa en forma de cono, se desprenden deliciosos olores dulces y salados que hacen la boca agua. Al igual que el cuscús, su origen sigue siendo objeto de debate, pero parece que fueron los bereberes sus creadores. Existen infinidad de recetas, para deleite tanto de vegetarianos como de amantes de la carne. En resumen, hay para todos los gustos.

Un tagine de albóndigas, huevos y aceitunas verdes, Marruecos.

- © marco mayer / Shutterstock

Encontrarás uno de los mejores tajines de la ciudad en una pequeña callejuela de Marrakchi, un pequeño café sin pretensiones convertido en restaurante y abierto a la calle. La expresión "¡Ábrete Sésamo!" adquiere aquí todo su significado. Una vez abiertas las grandes persianas marrones, se descubre una verdadera paleta de colores: rosa, verde y algunas lámparas de araña de ratán. Un espacio acogedor que despierta nuestra curiosidad. La Cantine des Gazelles es un restaurante sencillo, sin florituras, que sirve una excelente cocina casera.

Horario: de 12:00 a 15:30 (comida) / de 19:00 a 23:00 (cena)

📍Dirección: rue Biadine (a 200 m de la plaza Jemaa El-Fna), Marrakech

Tanjia marrakchia

Como su nombre indica, se trata de una especialidad típica de la ciudad imperial. Es un plato hecho con jarrete, limón y especias. Se dice que el plato fue inventado por trabajadores que, al no tener tiempo de volver a casa para comer, cogían algunos de los ingredientes disponibles en las cercanías y los dejaban cocer en una jarra en el hammam cercano hasta el día siguiente. Todos los ingredientes se cuecen en una olla de terracota.

El plato típico de Marrakech, Tanjia Marrakchia.

- © Maleo Photography / Shutterstock

Situado no lejos del Palacio de la Bahía, Tanjia Oriental es un restaurante que sirve platos tradicionales en un ambiente típicamente marroquí. Repartido en tres plantas, su refinada decoración refleja el ambiente cálido y misterioso de Oriente. El local está decorado en madera oscura con algunos toques de vegetación y una iluminación tenue. Un marco oriental típicamente chic.

Horario de apertura: 12h-1h (servicio continuo)

📍Dirección: Place des Ferblantiers, Marrakech

Pasteles orientales, ¡el cielo en la boca!

El cuerno de gacela

Uno de los pasteles más populares de la ciudad. Su nombre, "gacela", recuerda el nombre que dan los marrakchis a las viajeras que vienen a visitar la ciudad. Para ellas, la gacela representa la elegancia, por lo que esta alusión es más bien un cumplido. Esta delicia se elabora con una fina masa quebrada y se rellena con mazapán aromatizado con azahar. Totalmente irresistible.

Cuernos de gacela marroquí.

- © Moha El-Jaw / Shutterstock

La pastelería Gato, situada en el dinámico y progresista barrio de Guéliz, elabora pastelería y repostería clásica marroquí por encargo. Una escapada gastronómica para descubrir especialidades dulces tradicionales, un zumo fresco e incluso un brunch.

⏰ Horario: de lunes a sábado, de 9.30 a 19.30 h.

📍Dirección: rue Hassania, Gueliz, Marrakech (a dos pasos de la clínica Chifa)

Chebakia

Se trata de una especialidad dulce muy popular en Marruecos, sobre todo durante el Ramadán. Esta pasta se elabora con miel, semillas de sésamo y otras especias. La masa se elabora con harina de trigo, huevos y azahar, y luego se fríe en aceite vegetal.

Chebakias en un plato marroquí.

- © Moha El-Jaw / Shutterstock

Tesoros de jardín bañados por el sol

Naranjas

Ingrediente esencial de la cocina marroquí, esta fruta se consume de diversas maneras. Sobre todo, en ensaladas dulces que se sirven al final de las comidas. Las naranjas cortadas en rodajas finas se aromatizan con miel, canela, azahar y... ¡menta! Un postre refrescante y delicioso. Esta fruta también se toma en zumo fresco, servido en la plaza Jemaa-el-Fna.

Puesto de zumo de naranja en la plaza Jemaa-el-Fna, Marrakech, Marruecos.

- © cornfield / Shutterstock

Dátiles

Marruecos es la cuna de esta deliciosa fruta, especialmente popular durante el ayuno. Los dátiles son un saludable cóctel de vitaminas y minerales. Se pueden comer solos o incorporados a platos calientes e incluso a postres como los makrouts rellenos de pasta de dátiles.

Dátiles y té a la menta, Marruecos.

- © Vladlena Azima / Shutterstock

Té a la menta

Es difícil hablar de las especialidades marroquíes sin mencionar el famoso té a la menta. Esta bebida tradicional se toma tanto al final de una comida, para ayudar a bajar los deliciosos y abundantes platos, como de bienvenida. Suele ser el cabeza de familia quien prepara la bebida a base de té, azúcar y menta, que se mezcla enérgicamente entre dos recipientes antes de servirse en vasitos.

Té a la menta servido en vasos marroquíes.

- © thanosquest / Shutterstock

El Café Arabe es una inteligente mezcla de tradición marroquí e influencias contemporáneas de todo el mundo. El local es acogedor, refinado y ofrece a los visitantes todos los placeres de Marruecos. El restaurante sirve un delicioso té a la menta en el interior, en el patio o en la terraza.

Horario de apertura: 12h-00h (servicio continuo)

📍Dirección: 184 rue Mouassine, Marrakech

¿Dónde alojarse en Marrakech?

Riads Colección Angsana Marrakech
Booking.com

Riads Colección Angsana

A un paso de los Jardines Majorelle, este riad es perfecto para unas vacaciones.
9.2 Fabuloso
Desde
142 € / noche
Reserva
por Hannah Slack
Últimas noticias
Brest
Top 10 Hoteles en Brest
Brest
Tres días para descubrir Brest y sus alrededores
Brest
Sumérjase en Océanopolis
Brest
Visite la mansión de Kéroual
Brest
Visite los talleres Capucins
Todas las noticias
Mejores ciudades