Barcelona en 48 horas

Dinámica y festiva, la capital catalana es el lugar perfecto para pasar un fin de semana. La ciudad atrae a los jóvenes con sus playas y bares de moda. Entre las montañas y el mar Mediterráneo, Barcelona cuenta con una gran variedad de paisajes y sol casi a diario. Es difícil pasar por alto la riqueza arquitectónica acumulada a lo largo de los siglos en la segunda ciudad de España, lo que explica en gran medida su éxito turístico. De sus diferentes caras, gótica, moderna y contemporánea, los amantes del Art Nouveau quedarán maravillados por su interpretación española, el Modernismo, puesta en escena por el famoso arquitecto Gaudí y su obra maestra inacabada, la Sagrada Familia, que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Pero también el Parque Güell, el único parque del mundo clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sin olvidar Las Ramblas, y tantos otros lugares de visita obligada. Nos esperan dos días muy ajetreados en la ciudad catalana, chispeante y llena de curiosidades. Tenemos una agenda repleta por delante, así que ¡vamos!

Vista aérea de la playa central de Barcelona

- © Dmytro Shevchuk / Shutterstock

Día 1: Descubrir la arquitectura de Barcelona

Comenzamos el día con un pequeño tentempié en el restaurante Xurreria Sagrada Familia, situado a pocos minutos a pie de la gran catedral de la Sagrada Familia. En este paraíso puedes encontrar diferentes tipos de churros, ya sean de azúcar o cubiertos de chocolate, ¡tus papilas gustativas no quedarán decepcionadas!

Sagrada Familia

Después iremos a una de las atracciones turísticas más populares de Barcelona, la basílica de la Sagrada Familia. Tiene 172 metros de altura y lleva en construcción desde 1882. Fue nada menos que el famoso arquitecto Antoni Gaudí quien inició la construcción de este monumento. Ten en cuenta este nombre, ya que es el autor de varias obras en la ciudad. Lo que es único es el juego de luces que tiene lugar en su interior. Según la estación y la hora del día, las condiciones de iluminación y el juego de colores cambian, por lo que una sola visita suele no ser suficiente. Un consejo: si no quieres esperar mucho en la entrada, compra tu boleto en Internet.

La fantástica Sagrada Familia.

- © Luciano Mortula - LGM / Shutterstock

Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

Para llegar a tu próximo destino, sólo tienes que tomar la avenida Gaudí, que sale directamente de la plaza de la catedral, y seguirla hasta el final de la calle, donde encontrarás el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Este hospicio es el edificio modernista más grande de España. En la actualidad, el hospital ha dejado de funcionar y ha sido sustituido por un centro cultural y un museo.

Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

- © Lena Serditova / Shutterstock

Después de caminar unos kilómetros, tomamos el metro cercano hasta la parada de Verdaguer. No muy lejos de esta estación de metro se encuentra el Café Adonis 1940, donde tomaremos un tentempié vigorizante. La carta ofrece todo tipo de platos: hamburguesas, ensaladas, tapas, pero también especialidades catalanas. Todo ello a precios moderados y en pleno centro de la ciudad.

Parc Güell

Ahora llegamos al punto culminante de la ciudad, la Torre Eiffel de Barcelona: el Parque Güell. Este parque lo tiene todo para gustar, diseñado por Gaudí, recuerda a un paisaje de cuento de hadas con sus diferentes colores y dibujos. Debes disponer de varias horas para observar todo con detalle y darte cuenta de la belleza del lugar.

Vista desde el balcón del Parc Güell.

- © Feel good studio / Shutterstock

Las Ramblas

Volvemos a coger el metro y esta vez nos dirigimos a una zona muy animada de Barcelona, Las Ramblas. Para los que les gusta entretenerse, éste es el lugar ideal. En esta calle kilométrica hay tiendas, mercados, vendedores ambulantes, bares, restaurantes y, sobre todo, mucho entretenimiento. Ninguna otra calle peatonal describe la ciudad tan bien como ésta. Seguimos la calle hasta el final, donde cenamos.

Vista aérea de Las Ramblas, Barcelona.

- © peresanz / Shutterstock

El restaurante está situado en la avenida de Las Ramblas y sirve cocina italiana. El Pasta Market es un elegante restaurante con una gran variedad de pastas y ensaladas. Un ambiente gourmet que recuerda los sabores de Italia.

Playa

Después de cenar, nos dirigimos a la playa, que está a sólo unos metros. Por la noche, son muchos los estudiantes, enamorados o corredores que quieren pasar las últimas horas del día al aire libre. Incluso en las estaciones más frías, el clima mediterráneo hace agradable pasear por la playa.

La animada playa de Somorrostro, en Barcelona.

- © BearFotos / Shutterstock
Barcelona Princess Barcelona
Booking.com

Barcelona Princess

Increíbles vistas, a diez minutos de la playa y dos piscinas al aire libre.
8.1 Muy bien
Desde
111 € /noche
Haz tu reservación

Día 2: Paseo por la ciudad

Tras una buena noche de sueño, el segundo día comienza con un tentempié en el restaurante La Cala Barceloneta, situado en pleno puerto de Barcelona, que ofrece copiosos y deliciosos brunchs. En este relajante paraíso, ¡todo es imprescindible! ¡Disfruta de tu almuerzo!

Montjuïc

Luego tomamos el teleférico desde el puerto hasta la fortaleza de Montjuïc. A 173 metros de altura, podrás ver toda la ciudad desde lo alto y hacer fotos increíbles de las vistas. A continuación, volvemos a bajar y entramos en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Palacio Nacional de Montjuïc y Museo Nacional de Arte de Cataluña.

- © Aliaksandr Antanovich / Shutterstock

Parque de la Ciutadella

¿Qué mejor lugar para respirar aire puro que un jardín? El Parque de la Ciutadella es un paraíso verde en una metrópolis bulliciosa. Los aficionados al yoga, los amantes de la naturaleza, las familias y quienes buscan relajarse se sientan aquí para hacer picnic en el césped o simplemente pasear por el parque. Te recomendamos que te lleves un picnic y te sientes a descansar en el parque. También hay un zoológico y músicos callejeros tocando su mejor música. Si lo que buscas es relajarte, ¡este es tu sitio!

Fuente del Parque de la Ciudatella.

- © lornet / Shutterstock

Esta noche vamos a Bilbao Berria, un establecimiento que sirve principalmente cocina española. Lo mejor es pedir un vaso de vino tinto y varias tapas, como hacen los españoles. Estos pequeños bocados le llenarán el estómago y es la mejor manera de descubrir las diferentes influencias y sabores de la cocina española. No dudes en echar un vistazo delante del restaurante, está justo al lado de la catedral de Barcelona, que también tiene mucho encanto. Y así termina nuestra pequeña excursión por la dinámica ciudad de Barcelona.

por Naomi Tapiero
¿Necesitas ayuda? Consulta la Guía.
Barcelona
Barcelona
Últimas noticias
Nairobi
Nairobi a vista de pájaro desde el Centro Internacional de Convenciones Kenyatta
Nairobi
La inmensidad del Parque de Tsavo
Nairobi
Visita al orfanato de elefantes Sheldrick en Nairobi
Nairobi
Visita a la mezquita Jamia de Nairobi
Todas las noticias
Mejores ciudades