Dónde ver almendros en flor, sin salir de Madrid

Los lugares ideales para ver la floración de los árboles y disfrutar de los paisajes más aesthetic, sin salir de la provincia madrileña.

© tatianalekseeva / Shutterstock

Cuando se acerca la primavera, pero antes de que todas las demás flores empiecen a salir, los árboles de almendras y cerezos se roban toda la atención con la salida de sus delicadas y flores de pétalos blancos y rosas. Las redes sociales se enloquecen con las fotos más aesthetic y nos acordamos que el invierno siempre pasa y va a regresar el sol.

Hay registros desde incluso la era antes de Cristo que marcan que los humanos siempre hemos celebrado el equinoccio de la primavera, cuando los días se empiezan a hacer más largos, los cauces de los ríos retoman y las flores empujan de entre las ramas para volver a darle vida al panorama. ¡Así que celebremos!

Estos son los mejores lugares, en la provincia de Madrid, para ir a ver los almendros en flor y festejar el fin del invierno.

Quinta de los Molinos

Este parque se conoce, sobre todo, por el efímero espectáculo que sus 1.600 almendros dan, durante tan solo unas tres semanas, entre febrero y marzo. Ahora es un espacio abierto al público, pero alguna vez fue una finca con tierras de explotación agrícola y otras para paseos burgueses. Lo que queda son jardines preciosos. Se pueden encontrar almendros esparcidos por todas partes, pero hay más junto a la entrada secundaria de la calle Alcalá y también la de la calle Miami.

Los almendros de la Quinta de los Molinos.

- © Vivvi Smak / Shutterstock
Madrid

✈️ ¡Vuela a Madrid!

Compara precios y reserva su billete de avión a Madrid.
Desde
29 € / AR
Encontrar mi vuelo

Senda Botánica, Casa de Campo

Este es uno de los parques más grandes de Europa y tiene tanta historia como almendros en flor. Primero fue de una familia noble, los Vargas, pero el rey Felipe II se las compró para extender las tierras y convertirlas en el sitio real de su Casa de Campo (de ahí su nombre), cercanas al Monte de El Prado.

En la Senda botánica de este parque podrás encontrar unos cuatro kilómetros de vegetación variada, incluídos los almendros que durante los meses de febrero y marzo comienzan a florecer. A diferencia del jardín de la Quinta de los Molinos, este espacio no está destinado únicamente a este tipo de árboles, sino que es un espacio mucho más diverso y de carácter aleatorio.

Los almendros dan flor entre febrero y marzo.

- © Natalia Hanin / Shutterstock

Huerta de la Partida, Madrid Río

Del otro lado del río Manzanares, al costado del parque Casa de Campo, está este otro espacio natural, que alguna vez fue la huerta que surtía a la Casa Vargas. Aquí también se puede disfrutar de almendros, dispersos entre otros árboles frutales como avellanos y olivos.

Además aquí se puede subir al mirador para disfrutar del parque Madrid Río, el Palacio Real, la Catedral de la Almudena y las torres de la Plaza de España.

Ruta de los almendros en flor de leganés

Más lejos de la ciudad, dentro del parque lineal del Butarque, hay un sendero para disfrutar de los almendros que comienzan a sacar sus flores poco antes de la llegada de la primavera. Estos codiciados árboles se encuentran en el extremo occidental del parque, fuera de los límites y un poco olvidados por las autoridades municipales. Eso no les resta ni un pétalo de belleza, y al contrario, ayuda a que sea un parque mucho menos transitado que los otros, que particularmente en esta época se llenan de gente con ganas de sacar fotos.

Aquí destaca, de entre todos, un árbol: el Almendro Real, que es un gigante ejemplar de esta especie, con 12 metros de altura y 14 de espesor. Para llegar a él se puede seguir esta ruta, y así hacer de esta visita todo un paseo por el parque.

© Elena Pochesneva / Shutterstock

Huerto del Francés en el Parque de El Retiro

Este será, probablemente, el espacio más codiciado para disfrutar de los almendros en flor en esta época pre-primaveral. En el corazón del parque más emblemático de Madrid, estos árboles se visten en tonalidades que transitan del blanco al rosa de finales de febrero a marzo.

Sin embargo, este espectáculo no se puede disfrutar en todo el parque, sino únicamente en donde se alojaron las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia, hecho que le dio el nombre a este huerto. Además de ver los almendros en flor, aquí también se puede ver una noria de gran tamaño que se usaba para la Real Fábrica de Porcelana y, por supuesto, para regar los jardines.

Real jardín botánico

Este precioso jardín y visita obligada de la capital española fue fundado en 1755 por el rey Fernando VI. Lo diseñaron inicialmente como un jardín medicinal y de estudio para la flora y la vegetación, pero a lo largo de los siglos, ha evolucionado para convertirse en un importante centro de investigación, conservación y educación sobre la botánica. Además de un lugar precioso para pasear.

Los almendros que ahora se pueden visitar también fueron introducidos como parte de la colección botánica original, así que pasear entre ellos es también dar un recorrido en la historia de esta ciudad.

por Sofía Viramontes | Editora y redactora
Periodista mexicana apasionada por las buenas historias y los lugares recónditos, llegó a EasyViajar en septiembre del 2023 para contar lo que ha descubierto y seguir develando los secretos que este mundo tiene para ofrecer.
Últimas noticias
Brujas
Arte primitivo flamenco en el Museo Groeninge de Brujas
Budapest
Los 10 mejores hoteles de Budapest
Ámsterdam
Visita la casa de Ana Franck en Ámsterdam
Todas las noticias
Mejores ciudades